antioquia | Publicado el 2 de diciembre de 2017

Edificios viejos también pueden ser sostenibles

El edificio Inteligente de EPM hace parte del piloto de 4 edificaciones que serán diagnosticadas en eficiencia. FOTO jaime pérez

Gustavo Ospina Zapata

En su política de construcción sostenible, el Área Metropolitana se había ocupado de las edificaciones nuevas, que deben ser diseñadas para utilizar modelos de consumo de agua y energía altamente eficientes, pero ayer dio el salto a los edificios existentes o viejos, que ya no se ajustan a los estándares modernos de ecoeficiencia.

El director de la entidad, Eugenio Prieto, reveló que “en Medellín se consumen al día 70 millones de litros de agua y 50 millones van a aguas residuales”, lo que siembra preocupación de cara a la sostenibilidad de la ciudad.

Según cifras de World Resources Institute (WRI) reveladas en Medellín por el gerente de Eficiencia Energética, Marco Villalobos, los edificios demandan 30% de la energía de las ciudades, lo que obliga a pensar en que deben ser más eficientes y sostenibles.

“Los edificios energéticamente eficientes generan menos contaminación del aire, mantienen mejor calidad al interior, mejoran la salud del personal y aumentan la productividad”, afirma Villalobos.

Proyecto piloto

Mientras el Área ha logrado acuerdos con Camacol sobre la materia, el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible ha certificado 16 edificios en Antioquia, frente a 71 de Bogotá, y tiene en proceso de certificación otros 38, mientras en la capital están en lista 106 edificios, reveló la directora ejecutiva de la entidad, Cristina Gamboa.

Para subir los resultados, la entidad inició ayer un piloto con diagnósticos a su propia sede; a los edificios Inteligente y Distrito Térmico de EPM; y al edificio Municipal de Envigado. Se les evaluará la eficiencia energética e hídrica y la habitabilidad con miras a aplicarse en otras construcciones, dependiendo de los resultados, señaló Guillermo Penagos, coordinador de Construcción Sostenible del Área.

“No necesariamente habrá que intervenirlos, puede ser que con los mismos sistemas energéticos que usan se logre mejor eficiencia”, dice Penagos.

Contexto de la Noticia

La eficiencia energética se calcula al medir la energía que se consume y el CO2 que se produce, por metro cuadrado, en un edificio durante un año en condiciones normales de uso.

Con este diagnóstico, se decide si se cambian redes de energía, iluminación, aire acondicionado, equipos y electrodomésticos, o si se hace una intervención parcial de alguno o de varios de estos sistemas.

Otras Noticias