Otros Deportes | Publicado el

Trotamundo de la raqueta corta


FOTOs Robinson Sáenz

A sus 16 años, Manuela Echeverry Ocampo se da el lujo que muchos quisieran: vivir de viaje en viaje. Ya ha competido en naciones como Alemania, Luxemburgo, Guatemala, Eslovenia, Perú, Chile, República Dominicana y México.

La tenismesista antioqueña vive, prácticamente, con la maleta lista y siempre dispuesta a realizar vuelos, cortos o largos, según el itinerario de los torneos a los que asiste.

Solo este año, por ejemplo, estuvo en el Mundial de Suecia, luego en Cuba preparándose para los Juegos Suramericanos a los que acudió en Cochabamba (Bolivia) y, recientemente, fue a Barranquilla para intervenir en los Juegos Centroamericanos y del Caribe. También representó al país en Intercolegiados de Brasil y el Suramericano en Paraguay.

Desde hace cuatro años, esta paisa no para de darle a la bolita blanca, porque su meta es estar en cuanto torneo mundial aparezca y “por qué no en unos Olímpicos”, dice.

Echeverry Ocampo hace parte del elenco paisa que interviene desde ayer en el Nacional de mayores de tenis de mesa en Medellín. “Desde que entendí que era buena para jugar este deporte, me dediqué de lleno y estoy feliz porque me ha permitido conocer muchos países y culturas. La he metido toda, para salir adelante”, señala quien es número uno en el ranquin de las categorías sub-18 y sub-21 y le da pelea a las mayores. En este caso a Paula Medina y Luisa Zuluaga, las vallecaucanas que dominan el tablero femenino.

Ayer, en el Nacional que se juega en Medellín, las locales no tuvieron mucha suerte en la final por equipos con Valle, pues perdieron 3-0, pero está segura de que las antioqueñas darán la pelea en individual, dobles (femenino y mixto).

“El torneo apenas comienza, Valle tiene un equipo fuerte, pero nosotras nos hemos preparado para dejar bien alto a Antioquia”, manifiesta. Ella es considerada sucesora de las grandes raquetas cafeteras.

“Manuela es muy dedicada, ha mejorado mucho técnicamente y se encuentra en un gran nivel. Va camino a ser la mejor en el país en todas las categorías, le falta mayores”, dice su técnico León Martínez, quien la tiene desde que empezó a jugar, cuando tenía 12 años.

Lo que sí espera esta joven, nacida en Rionegro, es que “los que están empezando entrenen fuerte y peleen por sus sueños que es lo máximo”, puntualiza.

Por julio césar acosta v.

A sus 16 años, Manuela Echeverry Ocampo se da el lujo que muchos quisieran: vivir de viaje en viaje. Ya ha competido en naciones como Alemania, Luxemburgo, Guatemala, Eslovenia, Perú, Chile, República Dominicana y México.

La tenismesista antioqueña vive, prácticamente, con la maleta lista y siempre dispuesta a realizar vuelos, cortos o largos, según el itinerario de los torneos a los que asiste.

Solo este año, por ejemplo, estuvo en el Mundial de Suecia, luego en Cuba preparándose para los Juegos Suramericanos a los que acudió en Cochabamba (Bolivia) y, recientemente, fue a Barranquilla para intervenir en los Juegos Centroamericanos y del Caribe. También representó al país en Intercolegiados de Brasil y el Suramericano en Paraguay.

Desde hace cuatro años, esta paisa no para de darle a la bolita blanca, porque su meta es estar en cuanto torneo mundial aparezca y “por qué no en unos Olímpicos”, dice.

Echeverry Ocampo hace parte del elenco paisa que interviene desde ayer en el Nacional de mayores de tenis de mesa en Medellín. “Desde que entendí que era buena para jugar este deporte, me dediqué de lleno y estoy feliz porque me ha permitido conocer muchos países y culturas. La he metido toda, para salir adelante”, señala quien es número uno en el ranquin de las categorías sub-18 y sub-21 y le da pelea a las mayores. En este caso a Paula Medina y Luisa Zuluaga, las vallecaucanas que dominan el tablero femenino.

Ayer, en el Nacional que se juega en Medellín, las locales no tuvieron mucha suerte en la final por equipos con Valle, pues perdieron 3-0, pero está segura de que las antioqueñas darán la pelea en individual, dobles (femenino y mixto).

“El torneo apenas comienza, Valle tiene un equipo fuerte, pero nosotras nos hemos preparado para dejar bien alto a Antioquia”, manifiesta. Ella es considerada sucesora de las grandes raquetas cafeteras.

“Manuela es muy dedicada, ha mejorado mucho técnicamente y se encuentra en un gran nivel. Va camino a ser la mejor en el país en todas las categorías, le falta mayores”, dice su técnico León Martínez, quien la tiene desde que empezó a jugar, cuando tenía 12 años.

Lo que sí espera esta joven, nacida en Rionegro, es que “los que están empezando entrenen fuerte y peleen por sus sueños que es lo máximo”, puntualiza.

3-0

terminaron las finales por equipos. Antioquia perdió con Valle en femenino y en masculino le ganó a Boyacá.


Powered by