Otros Deportes | Publicado el

La fuerza positiva de José David


El deseo de José David Toro es consolidarse en la máxima categoría, luego de un buen recorrido como juvenil. FOTO Jaime Pérez

Luego de recuperarse de una lesión en el hombro derecho que lo alejó de la competencia durante casi un año, el antioqueño José David Toro confiesa que fue como comenzar de nuevo en la gimnasia artística.

“Es duro y un poco frustrante porque antes de ese episodio estaba atravesando un momento muy bueno. Pero las ganas de salir adelante y la fortaleza mental me ayudaron a superarlo”, relata el muchacho de 18 años que aprovechó el tiempo de convalecencia para terminar el bachillerato y ahora se alista para iniciar sus estudios de Sicología, enfocada a lo social.

Sin embargo, su prioridad sigue siendo el deporte y mucho más después de su estelar reaparición internacional con la Selección Colombia en el Prepanamericano de Lima, en el que aportó para la medalla de plata por equipos y de manera individual se colgó la presea de bronce en salto.

Una actuación que lo sorprendió gratamente en su primer año en la categoría mayores y que atribuye, “a Dios, al apoyo de los entrenadores Leonardo González y Junsuke Iwai que siempre están ahí motivándolo. A su esfuerzo personal y la actitud positiva”.

En el chequeo para ir al Mundial de Catar, en el que el conjunto nacional cumplió una discreta actuación, perdió el cupo por muy poco, pero José David asumió el hecho con tranquilidad y se enfocó en trabajar para mejorar en todos los aparatos, como lo exige la gimnasia moderna.

En los próximos días viajará a la Copa Mundo de Alemania, donde estará con otro paisa, José Manuel Martínez, y los nortesantandereanos Jossimar Calvo y Javier Sandoval.

A propósito de su experiencia con el combinado patrio, dice que hay mucha integración y visión colectiva. La cita en suelo germano será la última del año, para en 2019 pensar en los Panamericanos de Lima, Perú, e ir abonando terreno para Tokio-2020..

Contexto de la Noticia

Jade Piñeros Arias es una gimnasta de 11 años, habitante del barrio Robledo Pajarito, que le acaba de dar a Colombia una medalla de plata en viga de equilibrio y dos de bronce en suelo y por equipos en el Suramericano de Perú. Sus padres, Viviana y Alexánder, la llevaron desde bebé a los semilleros de la Universidad de Antioquia y de allí pasó a la Liga, donde encontró el camino del alto rendimiento que apenas comienza.

“Este deporte me encanta, porque es muy divertido hacer los elementos en todos los aparatos”, dice la niña de ojos claros que estudia quinto de primaria de manera virtual para poder cumplir con los entrenamientos a mañana y tarde con Diego Medina y Leisy Fonseca. Ya fue campeona suramericana en asimétricas y dice que su referente es Ginna Escobar.

Otro de los talentos en formación en la gimnasia artística antioqueña es Jimena Alzate Berrío, quien a sus 10 años acaba de sumar otra experiencia internacional en Lima, luego de estar en Ecuador, México y Panamá. En tierras peruanas aportó para el tercer lugar del equipo colombiano en su categoría, en el Suramericano. Cuenta que fue la primera vez que viajó sin sus papás, Natalia y Jonny, los que a los tres años le mostraron el camino de esta especialidad.

Al igual que su amiga Jade Piñeros, habla con certeza de lo que quiere en el deporte: “asistir a una olimpiada y representar a mi país con buena figuración”. Viga y asimétricas son sus aparatos fuertes, pero sabe que para ser una gimnasta completa debe mejorar en suelo y salto.


Powered by