deportes | Publicado el

Repechaje europeo dejó los dos primeros clasificados a Rusia 2018


Modric, Rakitic y compañía celebran el cupo a Rusia 2018. FOTO EFE

Croacia y Suiza lograron este domingo los dos primeros billetes europeos de la repesca al Mundial de Rusia 2018, tras empatar sus partidos de vuelta frente a Grecia e Irlanda del Norte con el mismo resultado de 0-0.

Croacia hizo valer en Atenas frente a Grecia la victoria por 4-1 lograda el jueves en la ida en Zagreb, mientras que Suiza no pudo ganar como local en Basilea a Irlanda del Norte, pero le sirvió la victoria como visitante por 1-0 tres días antes en Belfast.

De este modo, solo quedan por dirimir dos plazas europeas para el Mundial, que saldrán de los partidos Italia-Suecia, el lunes en Milán, e Irlanda-Dinamarca, el martes en Dublín.

Suecia, que se impuso en Solna, cerca de Estocolmo, en la ida por 1-0 a Italia, e Irlanda, que logró un valioso empate en Copenhague contra Dinamarca (0-0), parecen partir con ventaja.

Con excepción de los cinco goles del Croacia-Grecia, las cuatro eliminatorias del repechaje europeo no parecen pródigas en goles.

Italia, para la que peligra el Mundial, y que no se ha perdido una cita desde Chile-1962, espera subir la media de goles, ya que necesita un partido perfecto para eliminar a Suecia en San Siro.

Para Croacia, será la quinta ocasión en que dispute una fase final de un Mundial desde que es país independiente (1991) y cuenta con el tercer puesto en Francia-1998 como resultado más destacado.

Los griegos, tras el resultado encajado en Zagreb el pasado jueves, buscaron un gol rápido que les permitiese meterse en la eliminatoria y lo intentaron con disparos lejanos de Anastasios Bakasetas (13) y Sokratis Papastathopoulos (18), pero en ambos casos el balón se marchó desviado de la portería que defendía Danijel Subasic.

Los minutos pasaron, sin que los helenos pudieran marcar, despidiéndose sin poder siquiera llevarse un triunfo honorífico.

Ricardo Rodríguez, figuran con Suiza

FOTO EFE
FOTO EFE

La clasificación de Suiza tuvo un protagonista, el lateral de origen chileno y español Ricardo Rodríguez.

Si ya fue decisivo en la ida, anotando el único gol de la eliminatoria, fue de nuevo fundamental al evitar la prórroga ante Irlanda del Norte (0-0), para clasificar a Suiza para su cuarto Mundial consecutivo.

El actual defensa del Milan salvó bajo palos un cabezazo norirlandés en el descuento del partido (90+1) que hubiese llevado al combinado británico a forzar la prórroga.

“Todo el mundo decía que ya estaba casi hecho, pero contra equipos como éste, es un combate”, admitió el portero suizo Yann Sommer, cuyo país participará por undécima ocasión en un Mundial.

“Fue un partido difícil, el terreno y el rival eran difíciles de jugar”, aseguró por su parte la estrella Xerdan Shaqiri, que se mostró “muy orgulloso” de la clasificación “de todo un país”.

Tras la clasificación de Croacia y Suiza, las miradas están ahora puestas en el Italia-Suecia del lunes en Milán (19h45 GMT).

“No es posible. No puedo creerlo. Sinceramente, la idea no se nos había pasado por la cabeza. Un Mundial sin Italia en nuestro imaginario colectivo es más improbable que el aterrizaje en la Plaza de San Pedro de una nave espacial llegada de Saturno”, se podía leer la semana pasada en el periódico la Gazzetta dello Sport.

Sólo los mayores de 60 años recordarán un Mundial sin Italia. La Azzurra sólo se perdió dos Mundiales, el primero, en 1930, porque rechazó la invitación, y el de 1958... en Suecia, cuando Irlanda del Norte le superó en la clasificación.


Powered by