Fútbol Colombiano | Publicado el

Los cinco pecados que sacaron a Perdomo de la Dimayor


Jorge Fernando Perdomo, saliente presidente de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor).FOTO COLPRENSA

Que Jorge Perdomo iba a ser destituido de la presidencia de la Dimayor era un rumor que estaba prácticamente confirmado. Eso se ratificó el viernes pasado en la asamblea extraordinaria, en la que 20 de los 36 presidentes de los clubes en Colombia votaron para que el directivo huilense dejara de comandar los hilos de la organización.

Malos manejos administrativos (según los presidentes que votaron por su salida), más la pelea que tenía cazada con Álvaro González, el presidente de la Difútbol (División Aficionada del Fútbol Colombiano), fueron algunas de las principales razones de la caída de Perdomo, que había llegado a la presidencia de la Dimayor en noviembre del 2015 en reemplazo de Ramón Jesurún, quien asumió las riendas de la Federación Colombiana de Fútbol tras el escándalo de corrupción en el que terminó implicado Luis Bedoya, quien se venía desempeñando como presidente de la FCF.

Para el periodista de Caracol Radio y Win Sports César Augusto Londoño, la de Jorge Perdomo en la Dimayor ha sido “la peor presidencia que se ha tenido el organismo en muchos años”.

Según Londoño: “Perdomo no consiguió recursos para la Dimayor y manejó intereses particulares, no tuvo una línea de equidad, por eso salió de su cargo”.

No obstante, Jorge Perdomo también tuvo sus defensores. De hecho, uno de los 16 presidentes que lo respaldó (quien pidió que se omitiera su nombre), dijo que lamentaba que el huilense hubiera tenido que salir de esa manera.

“Creo que él hizo una gestión muy importante. Su manejo político y los ahorros que le ha dado al fútbol colombiano fueron cosas muy buenas”, aseguró. Pero claro está que esto no fue suficiente. Por eso, a continuación enunciamos los pecados sacaron a Perdomo de la Dimayor.

1. Permitió divisiones

La presidencia de Jorge Perdomo, desde siempre, estuvo marcada por las divisiones. En septiembre del 2016 se dio a conocer la existencia del ‘G8’, grupo que crearon los equipos más importantes del fútbol colombiano (Deportivo Cali, América, Nacional, Independiente Medellín, Millonarios, Junior, Once Caldas y Deportes Tolima), que le reclamaban a la Dimayor un cambio en la distribución de los dineros por concepto de televisión. Aunque el inconveniente finalmente fue resuelto, esto solo fue un precedente de lo que pasaría después. Tan dividida quedó la Dimayor, que de los 36 clubes, 16 querían que Perdomo continuara y 20 deseaban que se fuera.

2. Intereses de otros

A Perdomo también lo acusaron de defender intereses de determinados clubes. Un crítico vehemente en ese sentido es Eduardo Pimentel, máximo accionista del Boyacá Chicó.

“La Dimayor y su presidencia no son entes políticos, no se hipotecan ni se arrodillan a la presión que ejercen presidentes para poder sacar ventaja, ese es el mensaje de la asamblea de clubes que hoy (el pasado viernes) determinó expulsar a su presidente Jorge Perdomo”, expresó Pimentel.

Debido a esto, también se llegó a decir que con Perdomo a la cabeza, en la Dimayor estaba reinando un total “desgobierno” en el fútbol colombiano.

3. Muchos viajes

En sus dos años y medio de gestión como presidente, Perdomo realizó muchos viajes al exterior (los principales fueron a China y Alemania), en donde el directivo buscaba alianzas con otras ligas y consultar acerca del tema de los derechos de la televisión en estos países. Para el periodista Carlos Antonio Vélez, esas “relaciones públicas” son buenas, pero no en exceso, como lo hizo Perdomo.

“Él se ha dedicado a viajar y no a atender las necesidades del fútbol colombiano. Obvio, en su manual de funciones tiene las relaciones públicas, pero estas no pueden estar por encima de la institución misma y de la organización de un torneo que es caótico”, expresó el comentarista radial.

4. Salidas en falso

A Perdomo también se le criticaron muchas salidas en falso. Una de ellas fue el año pasado, cuando aseguró que las finales del fútbol colombiano iban a contar con la ayuda del videoarbitraje (VAR) para garantizar que no se fueran a presentar situaciones injustas con los equipos que disputaran el título. Sin embargo, semanas después tuvo que salir a decir que la decisión tomaba reversa porque en Colombia aún no había la práctica necesaria para utilizar esta ayuda.

También le criticaron mucho la confusa explicación que dio en principio acerca del Canal Premium para ver los partidos del fútbol colombiano, un proyecto que de igual manera es considerado valioso por los clubes, ya que aumentaría sus ganancias.

5. Lío con Álvaro González

Esto fue lo que terminó por detonar la salida de Jorge Perdomo de la Dimayor. Entre él y González, quien lleva más de 30 años manejando el fútbol aficionado en Colombia, ya se habían generado roces debido a que la Dimayor le quitó la organización del Pony Fútbol (torneo donde se dan a conocer las figuras del futuro), a la ‘Corporación Los Paisitas’, algo que fue muy mal visto por la Difútbol. Pero todo empeoró cuando Perdomo denunció a González por supuestamente recibir sobornos de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol). El entonces presidente de la Dimayor quedó mal parado en esa situación, ya que la Conmebol lo desmintió.

Esto hizo que la mayoría de los presidentes de los clubes clamaran por su renuncia. El mismo Perdomo aseguró que eso fue lo que lo terminó sacando de la institución. “Eso molestó a los presidentes, pero lo malo no es denunciar, lo malo es callarse”, expresó.

En julio se realizará la asamblea donde se presentarán oficialmente los nombres de los candidatos para asumir la presidencia de la Dimayor. De momento quedó encargada Claudia Guerrero, secretaria general de la organización.


Powered by