Fútbol Colombiano | Publicado el

Bolillo: “el fútbol lo llevo en la sangre, no en un computador”


Ondeó orgulloso la bandera de Panamá, pero se declaró hincha y seguidor de Colombia, siempre. También lamentó que Ecuador se hubiera quedado por fuera del Mundial. FOTO efe

“Todavía estoy reventado”, responde Hernán Darío Gómez cuando se le consulta cómo vivió los momentos después de darle, por primera vez a Panamá, la clasificación a un Mundial de fútbol.

Cuenta que se escondió para no subirse al carro de bomberos. “No daba más, fue muy bravo” y por eso decidió salir con sus hijos y su esposa, por un costado del estadio.

Ayer, aún con el cansancio en su cuerpo pero feliz, habló con EL COLOMBIANO sobre la nueva hazaña, pues ya había logrado con Ecuador en 2002 algo semejante.

¿Qué fue ese día después?

“La verdad, de una inmensa alegría, algo muy especial. Ser otra vez el técnico que lleva a un país como Panamá por primera vez a un Mundial, es un orgullo; siento que le doy alegría a la gente, ejemplo y ayudo a generar optimismo para la consecución de metas”.

¿Qué hizo para lograrlo?

“Tuve un grupo especial de jugadores que les ha tocado educarse fuera del país y los hemos combinado con unos muchachos de acá. No hay para escoger mucho y por eso se hace más agradable la obtención del cupo”.

Duro golpe ese 4-0 con EE. UU. la semana pasada...

“Sí, pero la tenía clara, el equipo en toda la Eliminatoria se comportó bien. Sentía que se podía perder y, ganando en Panamá, podíamos entrar al repechaje o clasificarnos de una, y así fue”.

¿Qué hizo tras el desastre?

“Era levantar el grupo, que no se llenara de inseguridad. Les dije que me equivoqué y que iba a replantear contra Costa Rica, pero que nos iba a ir bien. Lo importante fue que me dediqué a levantar el grupo y a darle seguridad por todo lo previo que habíamos hecho”.

¿Durante el juego definitivo (contra Costa Rica, 2-1) estuvo pendiente de los otros partidos de la zona?

“Sabíamos qué estaba pasando en cada partido y tenía mucha fe en este equipo, lo veía muy aguerrido y, justo, sacaron la garra en el momento que era. Mentalmente lo dieron todo en el segundo tiempo. La fe que le pusimos nos dio un resultado favorable y merecido por lo que hicimos en toda la Eliminatoria. Nunca estuvimos por fuera”.

¿El momento más difícil?

“Partido a partido había cosas muy difíciles, porque éramos el equipo de menos historia y de menos opciones para escoger jugadores. Fue una Eliminatoria muy dura para todos, para el país, jugadores, directivos y técnicos, pero muy disfrutada, luchada y trabajada”.

¿Con qué pensamiento irá ahora a Rusia?

“Voy a decir una palabra con la que casi me matan en Ecuador y aquí seguramente que me van a dar más duro: ‘vamos a aprender y a tratar de hacer lo que más podamos dentro de nuestras capacidades’. Intentaremos hacer un buen Mundial”.

¿En qué momento se sintió ya en el Mundial?

“Cuando marcamos el gol del empate ante Costa Rica (Panamá iba perdiendo 0-1 en casa). En el banco todos manifestábamos que ya venía el segundo y así fue, llegó”.

Por imágenes de tv se le vio tan emocionado que llegó a besar el balón y ponérselo en la frente por un buen rato, ¿qué quería expresar?

“Siempre, en las concentraciones, en mi habitación, en el comedor, mantengo un balón cerca, desde que dirigía a Nacional lo hago. Terminado el partido lo cogí y le dije: ‘por fin; sos la persona que nunca me fallás, ni me faltás, ni me hablás, pero sos la que más alegrías me das’. Eso le dije”.

Rodeado de un equipo de trabajo antioqueño, entre otras cosas, ¿qué piensa ahora de sus integrantes?

“El Pánzer Carvajal es un hombre que conocí en el Medellín, fuerte, joven, que entiende lo que quiero interpretar, es un hombre muy valioso; también Nelson (Gallego), con sus ideas y Elkin (Sánchez) con su experiencia. Un buen cuerpo técnico, más Pacho (Maturana) y Barrabás que también me han hablado. La gente sabe lo que significa Pacho para mí y sus enseñanzas. Mientras que Barrabás es el hombre de la capacidad y sabiduría”.

Con tanta presión allá, sí tuvo tiempo de estar pendiente de la Selección Colombia?

“Siempre estuvimos pendientes. Soy hincha de Colombia, de su fútbol, sus jugadores. Tengo una muy buena relación con Pekerman, entonces celebramos por lado y lado. Siempre queremos que vaya al Mundial por la capacidad de los técnicos de allá. Estamos celebrando con las dos camisetas”.

Oiga y eso de los zapatos al revés... ¿fue un cuento para bajarle la caña a alguien o la presión a su grupo?

“Es que acá es duro con la prensa. Si en Colombia soy carne de cañón, imagínese acá. Ha sido difícil. Yo siempre peleo con la prensa, pero acá es bravo. Tienen la Selección vuelta nada. Cómo será que un periodista dijo ayer (martes) que para qué íbamos al Mundial si no teníamos nada que hacer. Cogen todo lo malo. Hay gente que no quería que su Selección clasificara, eso es increíble. Entonces, como ven todo al revés, pues me puse los zapatos así”.

¿Cuál es su clave para ser un técnico ganador?

“No creo en el cuento del fútbol moderno ni los técnicos modernos. Eso solo se lo vi en Holanda del 74 y del 78. Van desplazando los entrenadores dizque porque están muy pasados, porque no volvieron a dirigir. El que jugó fútbol y dirigió, nunca en la vida se retira ni deja de estar pendiente de las cosas del fútbol. Siempre nos estamos preparando, entonces es hora de ir cambiando ese cuentecito, somos técnicos porque sabemos y conocemos el oficio. El fútbol lo llevo en la sangre y la mente, no en un computador”.

¿Qué piensa de Juan Carlos Osorio y Jorge Luis Pinto?

“Osorio, bastante bien, con muchas dificultades con la prensa mexicana que es muy dura con él; pero es un hombre con piel de cuero, fuerte y de recorrido. Pinto es un luchador, un verraco para trabajar. No estoy de acuerdo en muchas cosas con él, pero sí sé que es un técnico verraco, luchador y muy trabajador”.

61

años es la edad de Hernán Darío Gómez, quien ha dirigido selecciones de Colombia, Ecuador y Panamá.

Contexto de la Noticia

Técnicos criollos que llevaron selecciones a mundiales:

- Francisco Maturana (Colombia, a Italia-90 y EE.UU.-1994)

- Hernán D. Gómez (Colombia, a Francia-98; Ecuador, a Corea y Japón-2002; Panamá, a Rusia-2018).

- Luis F. Suárez (Ecuador, a Alemania-2006 y Honduras a Brasil-2014).

- Reinaldo Rueda (Honduras, a Sudáfrica-2010; Ecuador, a Brasil-2014).

- Jorge L. Pinto (Costa Rica, a Brasil-2014).

- Juan C. Osorio (México, a Rusia-2018).


Powered by