deportes | Publicado el

Henao y Chaves ascienden en la general de la París-Niza


Sergio Luis Henao es el vigente campeón de la París-Niza. FOTO TOMADA DE TWITTER @TeamSky

El francés Rudy Molard (Groupama) se impuso este viernes en la sexta etapa de la París-Niza, disputada entre Sisteron y Vence, de 198 kilómetros, en la que el español Luis León Sánchez (Astana) entró con los favoritos a 2 segundos del ganador y retuvo el maillot amarillo de líder.

Molard, de 28 años, saltó en el tramo final de la etapa, abrió un pequeño hueco y le resultó suficiente para entrar en meta con un tiempo de 4h.40:04.

El ciclista galo alzó los brazos en su primera victoria en el World Tour con 2 segundos de ventaja sobre los favoritos, encabezados por el belga Tim Wellems (Lotto Soudal) y el francés Julian Alaphilippe (Quick Step), mientras que León Sánchez cruzó en la cuarta plaza.

De esta manera el ciclista murciano mantuvo un día más el jersey amarillo, con 22 segundos sobre Alaphilippe, que rebañó 4 segundos de bonificación y 26 respecto a otro español, Marc Soler (Movistar). Gorka Izagirre (Bahrain) pasó a la cuarta plaza a 34 segundos y su hermano Jon sexto a 42.

Los colombianos Sergio Luis Henao (Team Sky) y Esteban Chaves (Mitchelton-Scott), que iniciaron la fracción en la novena y décima posición, subieron un puesto en la general y ahora son octavo y noveno, respectivamente.

Henao está a 46 segundos del líder, mientras que Chaves, quien sufrió una caída en la quinta etapa, está a 48 de León.

Lea aquí: En top-10, Henao “alza vuelo” para defender título en París-Niza

La etapa salió con dos esprinters menos: Degenkolb y Bouhanni, y con ganas de aventura, pues se animaron a probar desde lejos 13 corredores, siendo el mejor clasificado el belga Dylan Teuns (BMC), a un minuto de Luis León en la general. Allí se adosaron Carlos Barbero (Movistar), Kristoff (Emirates), Thomas De Gendt y Arnaud Démare (Groupama)

Inicio rápido con 45,7 cubiertos en la primera hora de carrera. El Astana del líder tomó la responsabilidad de la caza, que estuvo sentenciada de antemano. A 25 de meta el pelotón dio caza al numeroso grupo en fuga, desgastado por una jornada rompepiernas que incluía 5 cotas, la última a 6 de meta.

Este sábado se disputa la séptima etapa entre Niza y La Colmaine, de 175 kilómetros, la jornada reina de la Carrera del Sol con cinco puertos y final en alto tras un ascenso de 16,3 kilómetros al 6,2 por ciento de desnivel. Decisiva para la general.


Powered by