negocios | Publicado el

Dos caras de la moneda virtual bitcoin en Colombia: usada e ilegal


FOTO BLOOMBERG

Un número indeterminado de colombianos están comprando, vendiendo e invirtiendo desde el país una suma desconocida como tenedores de bitcoins, la moneda virtual más conocida de las 860 denominaciones conocidas de dinero electrónico (alt coins) con que se transa en internet.

Este instrumento financiero digital, descentralizado, encriptado (usa contraseñas) y sin dueños que se inventó en 2008 volvió a ser noticia por una coincidencia: alcanzó su mayor valor promedio de mercado en “bolsas de bitcoin”, 1.874 dólares (unos 5,42 millones de pesos de hoy), y es el medio de pago para rescate de información en ciberataques de la última semana.

Autoridades dicen no

Sin embargo, el Banco de la República, autoridad monetaria, desconoce al bitcoin como moneda legal, medio de pago o divisa, pues “no cuenta con el respaldo de los bancos centrales de otros países”. Esa es la posición oficial que se mantiene desde el primero de abril de 2014, como confirmó ayer este diario.

Asimismo, la Superintendencia Financiera tampoco autoriza a las entidades que vigila a “custodiar, invertir o intermediar con estos instrumentos”, indica la Circular 29 de 2014.

Por su parte, la Superintendencia de Sociedades, a raíz de quejas sobre empresas que ofrecían altos rendimientos ficticios, se volvió a pronunciar en diciembre pasado: “Los inversionistas deben saber que se exponen a enormes riesgos al invertir en supuestas monedas que no han sido aceptadas como legales en el país”.

Reclaman regulación

Pese a esas posturas, en el país aumentan los interesados en bitcoin como inversión o medio de pago, así revista riesgos, señaló Carlos Mesa, director de BitColombia.org, en un reciente foro académico organizado por el Ceipa, en Medellín.

“Estamos en una zona gris en el país hasta que se prohiba o se legalice definitivamente el uso de bitcoin o cualquier otra moneda virtual, igual muchas personas lo están usando, como ya lo permiten en países como Japón, China, Estados Unidos, Argentina y hasta Rusia evalúa reconocer este activo financiero”, comentó.

Mesa reconoció que por falta de una regulación clara hay riesgo de que incautos puedan ser defraudados. Pero alegó que no se permitan en Colombia crear plataformas de intercambio de bitcoin que sean vigiladas y con normas precisas, como pasó en 2016 con la operación local de Colvitex. Por eso, dice, los colombianos usan otras foráneas.

En cambio, el investigador del Banco de la República Julián Parra, a título personal, agregó que al destinar dinero a bitcoins, se debe tener en cuenta: que es muy volátil, pues puede subir y bajar mucho en cuestión de días; al ser un activo no regulado, protegido ni supervisado, es más difícil recuperar lo invertido, en caso de fraude; y que se trata más una apuesta que una inversión inteligente, cuyo precio depende enteramente de los “sentimientos de la demanda“ y no de argumento fundamentados de inversión.

Por su parte, el argentino Franco Amati, defensor del bitcoin, señaló que Colombia podría seguir el camino de su país, donde se expidió una normativa que reconoce el bitcoin como activo intangible y se le aplican las mismas condiciones que comerciar con la moneda tradicional.

“Me resulta raro que en Colombia si un invento abarata transacciones, facilita envío de remesas, tiene trazabilidad en una plataforma abierta (Blockchain), ayuda a la inclusión financiera, pues no pueda ser usado hasta ser regulado, igual la gente podrá usarlo a su propio riesgo”, concluyó, .

Así como ha ocurrido con otras innovaciones tecnológicas basadas en internet, Colombia tiene el reto de cómo abordar la legalidad o ilegalidad de monedas virtuales como el bitcoin.
Debate por el bitcoin en Colombia

Powered by