Cultura | Publicado el

Seis consejos para no enfermarse cuando viaje


Las personas pueden contraer la diarrea del viajero cuando visitan lugares en donde el agua no es limpiao no hay una manipulación segura de los alimentos. FOTO SSTOCk

En un viaje el tiempo cambia. Se genera una temporalidad propia y las acciones más cotidianas, como comer, pierden sentido durante una correría. Sea por placer o por negocios, alejar los malestares de viajar es posible. Cinco sugerencias para que llegue completo de vuelta.

Lávese las manos. Un consejo básico

Reduzca la exposición a los gérmenes con este acto simple. Hágalo con frecuencia, principalmente luego de ir al baño y antes de comer. Esta es una recomendación de higiene que vale la pena recordar, pues el lavado de manos con agua y jabón interrumpe la cadena de transmisión de enfermedad diarreica aguda, neumonía, enfermedades de la piel, de los ojos y parasitismo intestinal.

Cuidado con el agua, también al cepillarse

Cualquier líquido que beba o use para cepillarse los dientes debe provenir de una botella sellada. También hay que cuidarse del hielo, que debe prepararse con agua embotellada. Cuando tome una ducha o nade en una piscina, mantenga la boca cerrada. “Hasta la más mínima cantidad de agua contiene millones de microorganismos que puedan ser patógenos”, dice Julián Ramírez, médico internista de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia.

No cambie drásticamente hábitos de vida

Mantenga sus horarios de alimentación y sueño, aunque se adelante siete horas en el tiempo. Muchas afecciones gastrointestinales se derivan de tal desorden alimenticio y mala higiene del sueño. Una de las acciones que lo ayudarán a volver sano a casa es tratar de mantener sus ritmos de vida intactos.

Las vacunas son fundamentales

Previenen entre dos y tres millones de muertes cada año. Asegúrese de estar al día con las de rutina: sarampión, rubéola, varicela, difteria, tétanos, tos ferina, polio, influenza. En zonas tropicales y del Caribe es muy común la fiebre amarilla, esa también se le recomienda ponerse.

Y si viaja a países remotos como Tanzania, vacúnese contra la Hepatitis A y la fiebre tifoidea. Ese es el consejo para viajeros a este destino. Cada lugar tiene unas condiciones propias que es bueno evaluar. Revíselas antes de.

evite la trombosis moviéndose

Al volar largas distancias o al manejar por mucho tiempo hay riesgo de generar coágulos en la sangre. Si tiene la posibilidad reserve un puesto en el pasillo del avión con el fin de levantarse cada hora y caminar un minuto. Ayúdese y recuérdese mover las piernas y flexionar los tobillos con frecuencia. Igual puede usar medias de compresión para viajes muy largos. En los que haga en carro, Ramírez recomienda hacer paradas cada 3 o 4 horas. Esto es de especial importancia para personas mayores y con antecedentes de enfermedades cardiovasculares, pulmonares y para quienes usan medicación anticoagulante.

y para que no se le olvide, añada esto

Lleve consigo una tarjeta que indique su tipo de sangre, cualquier enfermedad crónica o alergia grave, y los nombres genéricos de los medicamentos recetados que toma; evite los alimentos de los vendedores ambulantes así como los poco cocinados como huevos y carnes rojas (Ver Informe). No toque ni alimente a ningún animal que no conozca. Algunos llevan rabia. Si un animal le muerde o araña, lave la herida con jabón y agua limpia y acuda al médico. Por último, si va a viajar a una gran altitud, consulte a su médico sobre los medicamentos que pueden ayudarle a prevenir el mal de altura.

Contexto de la Noticia

Además de poner freno a las vacaciones, no sentirse bien de salud puede ser especialmente inquietante y aterrador si ocurre en otro país. Lo que el médico internista Julián Ramírez sugiere es conocer el destino antes de viajar y al llegar al lugar identificar el centro de salud más cercano. Debido a que la atención médica en otros países es más costosa, también sugiere tener el contacto de su médico de familia. Este podría hacerle algunas recomendaciones personalizadas antes del viaje y ayudarle en el caso de necesitar ayudar a distancia. En posibilidades no tan graves como la torcedura de un tobillo o un sarpullido, consulte la atención local; para otros más graves como un accidente automovilístico o un ataque al corazón, comuníquese con la embajada, un recurso valioso. No significa que esta pague por estos servicios. Compre un seguro. Su valor depende del tiempo y el lugar.

· No se recomienda automedicarse, pero consulte con su médico antes de viajar sobre las sugerencias de un estudio dirigido por el doctor Herbert L. DuPont, y publicado en The Journal of the American Medical Associationhace varios años. Este especialista en enfermedades infecciosas y medicina de viajes de la Universidad de Texas describe cómo el uso de pastillas de pepto bismol reduce el riesgo de la diarrea del viajero entre una muestra que viajó a México. Dos tabletas masticadas cuatro veces al día redujeron el riesgo de desarrollar diarrea en un 65 por ciento. (Cada tableta contenía la dosis estándar, 262 miligramos de subsalicilato de bismuto.).


Powered by