cultura | Publicado el

Cuatro artistas jóvenes y sus historias con sus instrumentos

ElColombiano

Jéssica Rueda toca el corno francés, ese instrumento dado al acompañamiento orquestal que puede ser muy flexible y dinámico. El sonido bouché, cuando el músico inserta su mano entre el corno, le da un color diferente. Bien puede ser lo suficientemente discreto como para no ser visto en la pieza musical, como imperioso y majestuoso para no dejarse callar. La expresividad y los colores cambian según la forma como se toque. Ella, 27 años, lo usa como instrumento protagónico.

El Cartagena Festival Internacional de Música no solo es un evento de sonidos clásicos. Por estos días, la Heroica se convierte en un lugar para el talento emergente y de exportación. Desde hace 10 años hace el programa Jóvenes Talentos, un semillero para músicos que están comenzando una carrera.

Una cantante y tres instrumentistas participan de este concurso nacional en la duodécima edición de este certamen, una de las ventanas más importantes para la música culta en Colombia y Latinoamérica. Ellos son Daniel Santiago Guerrero (24 años), en la flauta traversa; Daniel Cifuentes (24 años), intérprete de violín; Sara Bermúdez (23 años), soprano, y Jéssica, con su corno francés.

Tienen repertorios para solistas, cada uno con un recital de 20 minutos. Los cuatro corretean entre edificios de la Ciudad Amurallada. Atienden una rueda de prensa y en la otra esquina los espera el equipo de operaciones para que den inicio a su turno de ensayo. Luego de una apretada jornada de preparación, mantienen expectación por el concierto que viene.

Un corno francés, un violín, una flauta traversa y la voz. Para cada uno el instrumento es la palabra del músico, expresa sus emociones y sopesa cada pensamiento. Estos cuatro artistas cuentan esa relación con su instrumento a través de una historia que los vincula. Un enamoramiento de feliz casorio.

Image

Jessica Rueda
Corno francés


“Yo quería tocar en la banda del colegio un instrumento de viento. Sin embargo, solo habían cupos para el fliscorno alto y me metí durante un año con él. Rápidamente me di cuenta de que el corno francés era lo más parecido en una banda profesional. Me gustó mucho su sonoridad, el color y visualmente”.

Barrancabermeja, 1990. Posgrado en el Conservatorio del Liceo de Barcelona. Desde 2015 estudia en la Escuela de Música Reina Sofía, en la Cátedra de Trompa Fundación “La Caixa” con Radovan Vlatkovic.

Image

Daniel Cifuentes Jiménez
Violín


“Me ha brindado muchas oportunidades. Es un Emmanuel Berberian 2012, construido mitad a mano y mitad industrial. No es ni costoso ni antiguo, pero me ha llevado a todas partes”

Bogotá, 1993. Estudia en la Escuela Superior de Música y Arte Dramático de Frankfurt. Miembro de la Filarmónica Joven de Colombia.

Image

Daniel Santiago Guerrero
Flauta traversa


“A mis 19 años fui seleccionado en un concurso en Israel. Nunca había salido del país y en el aeropuerto me retuvieron por eso de ser colombiano y el asunto del narcotráfico. Me tocó sacarles la flauta y tocarles para que me creyeran que no iba ni siquiera como turista”. Bogotá, 1993. Inició sus estudios musicales a los 13 años en Duitama, Boyacá. Estudia en la Pontificia Universidad Javeriana y es flautista principal de la Orquesta Filarmónica Juvenil de Bogotá.

Image

Sara Marcela Bermúdez
Barreto Soprano


“Mi mamá es directora de coros. Desde que estaba en su panza, literalmente, me llevaba a sus ensayos. A los 11 años comencé en los coros, con ella. Casi que canto desde que tengo memoria. La voz es el cuerpo, no una extensión. Eres tú mismo y eso lo hace personal y emotivo. Lo hace el instrumento más íntimo”. Bogotá, 1994. Participó como becaria de las clases magistrales del Festival Internacional de Música de Cartagena en 2016. En 2011 inició estudios de canto en la Universidad Central de Bogotá.

Contexto de la Noticia

· A través de una convocatoria pública, anualmente el Festival otorga cuatro o cinco estímulos a estudiantes entre los 18 y 25 años, como un premio a su esfuerzo y talento. El objetivo es proyectarlos a nivel nacional e internacional. Desde 2009 han participado de este programa 38 músicos.

· Antonio Miscenà, director general del Festival, destaca este concurso nacional como una posibilidad para abrir camino a artistas emergentes que tienen alto nivel y destreza técnica: “Es una propuesta para promocionar el trabajo de los jóvenes en el exterior. Muchos de ellos tienen becas y continúan sus estudios por fuera; otros tienen grandes alcances en su proyección profesional”.


Powered by