Música | Publicado el

Calamaro presenta sus verdades afiladas


FOTO Cortesía Universal Music

El argentino Andrés Calamaro regresa a la música con la canción Verdades Afiladas, en la que relata un episodio personal del que dice espera “haberlo transitado de forma honorable”. El sencillo hará parte de su nuevo álbum Cargar la Suerte. El artista conversó con EL COLOMBIANO:

¿Cuáles han sido esas verdades afiladas en su vida?

“Últimamente todas son afiladas, pero el día tiene 24 horas y hay mucho que hacer”.

¿Cree que en las relaciones a veces sea mejor camuflar ciertas verdades dolorosas?

“Quizás funciona por un tiempo, según lo que cada uno entienda por situación dolorosa en estos tiempos cínicos. Prefiero creer que soy un privilegiado en un mundo donde tanta gente pasa hambre”.

Han pasado 40 años de grabar álbumes, ¿cómo ha cambiado esa dinámica?

“Hace cuarenta años era un aspirante en un estudio de grabaciones, ahora acabo de grabar un disco como aquellos que escuchaba hace cuarenta años, con la crema californiana. Al principio intentaba ser músico secundario. Y me gustaba hacerlo” .

¿Cuál es su relación con los discos del pasado? ¿Hay algunos que no quisiera volver a escuchar, otros a los que le gustaría regresar?

“Tengo mis canciones perferidas... No tengo la costumbre de escuchar mis discos. Creo que grabé cosas interesantes. Me gustan mis grabaciones más atrevidas y experimentales”.

¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje al grabar este nuevo álbum?

“Fue un doctorado en grabación de un disco de esta naturaleza. Resultó un aprendizaje inspirador y aleccionador. Gustavo es un genio y armamos una grabación de gran categoría. También aprendo porque entiendo todo lo que pasa en el estudio”.

¿Cuál es la línea sonora que seguirá esta producción?

“Gran sonido. Natural. Dos guitarras, batería, bajo, teclados tradicionales y arreglos de lujo. Un sonido unitario y espléndido”.

¿Cuál es su relación con los discos del pasado? ¿Hay algunos que no quisiera volver a escuchar, otros a los que le gustaría regresar?

“Tengo mis canciones perferidas... No tengo la costumbre de escuchar mis discos. Creo que grabé cosas interesantes. Me gustan mis grabaciones más atrevidas y experimentales”.

¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje al grabar este nuevo álbum?

“Fue un doctorado en grabación de un disco de esta naturaleza. Resultó un aprendizaje inspirador y aleccionador. Gustavo es un genio y armamos una grabación de gran categoría. También aprendo porque entiendo todo lo que pasa en el estudio”.

¿Cuál es la línea sonora que seguirá esta producción?

“Gran sonido. Natural. Dos guitarras, batería, bajo, teclados tradicionales y arreglos de lujo. Un sonido unitario y espléndido”.


Powered by