cultura | Publicado el

Oftalmólogo, deme una cita para mi gato


ilustración Elena ospina

El corazón de Fiona, una fox terrier juguetona y con mucha energía, le sonó raro a Paola Acevedo, su médica veterinaria. Con el estetoscopio detectó un soplo, pero había más y necesitaba exámenes más profundos. Era hora de ir al cardiólogo, un médico veterinario especialista en este órgano.

Un ecocardiograma dio el diagnóstico definitivo: Degeneración valvular mixomatosa. En otras palabras, la hembra de 13 años tiene un engrosamiento de la válvula mitral, la misma que tienen los humanos, porque el corazón es muy parecido, y que regula el flujo de sangre entre la cavidad superior e inferior izquierda.

Porque para las mascotas también hay especialistas, a su tamaño.

Es de ahora

Hacerle el examen no fue fácil. Tenía que estar quieta por 15 minutos, una eternidad para una hembra hiperactiva. Solo que el diagnóstico de Fiona no hubiera sido posible con tal precisión sin ese examen. Su tratamiento le ha dado varios años más de vida en buenas condiciones de salud.

Santiago Henao Villegas, jefe de posgrados de la facultad de medicina veterinaria y zootecnia del CES, cuenta que hace 10 años, aproximadamente, los doctores de los animales empezaron a buscar ramas como dermatología, cardiología, neurología y etología para darle otro énfasis a su profesión.

¿Qué pasó?

La sociedad y el mercado lo pedían, como cuenta Édgar Gutiérrez, vicepresidente de la Asociación de Médicos Veterinarios de Colombia. Precisa que los animales se convirtieron en integrantes de la familia y sus dueños se sienten más confiados cuando un especialista los trata.

“La gente pregunta si hay especialistas en medicina felina, si un dermatólogo puede ver la piel de su perro. Son los dueños quienes buscan esos servicios específicos”.

Esa razón la avala Luis Fernando Galeano, zootenista y docente de nutrición de mascotas en la Universidad de Antioquia, quien añade que económicamente para un veterinario, estar especializado en un tema le permite cobrar más por su trabajo. Igual que pasa con los humanos.

Estudios en Colombia

En el país hay poca oferta en cuanto a estudios de este tipo y en eso hay unanimidad en los profesionales consultados. La mayoría de especialistas han estudiado en Buenos Aires, México, Estados Unidos y Barcelona.

Lo ideal, como cuenta Galeano, es que haya especialidades clínicas, tal cuál como la estudian los médicos y odontólogos. Sin embargo, a diferencia de ellos, precisa Gutiérrez, los veterinarios locales no hacen residencia e internado, sino una maestría en ciencias animales de pequeñas especies o ciencias veterinarias, ambas con algún énfasis. Puede ser cardiología o dermatología, por ejemplo. “Estamos atrasados”.

Laura Vásquez, veterinaria con especialización en medicina interna y énfasis en radiología, cuenta que incluso tecnológicamente hay lugares más adelantados. “En mi rama, con Chile, Brasil y Argentina tenemos un atraso de unos ocho años; con Estados Unidos por ahí de 15”.

El riesgo que esto conlleva, y en el que trabajan desde el Tribunal de Ética Nacional Veterinaria, es que quienes estudien afuera convaliden sus títulos. “Hacer un curso de un fin de semana no te hace especialista. Hay que tener cuidado con la publicidad engañosa”, concluye Henao.

Estudiar la anatomía de los animales es lo que mueve a la mayoría de especialistas a enfocarse. Hay quienes se van hacia los animales silvestres, otros hacia los marinos y unos más a los domésticos.

Estos tiempos traen avances que agradece Catalina, la dueña de Fiona. Si no fuera por el diagnóstico hecho a tiempo, su corazón ya hubiese colapsado. Su mal no tiene cura, sí tratamiento. Ahí está el cardiólogo.

Entrevistamos a cinco especialistas que nos respondieron estas preguntas:1. ¿Por qué escogió esta especialidad?2. ¿Dónde la estudió?3. ¿Cuál es el caso más complejo que ha tratado?4. ¿Qué signo de alerta debe tener un dueño de mascota para que vaya a consulta con usted?5. ¿Qué similitudes hay con su especialidad y la de los humanos?

Contexto de la Noticia

1. Desde que salí de la carrera me gustó la ortopedia y esta va de la mano de radiografías. Al principio trabajé con caballos, me gustó mucho y se me hizo fácil tener ojo para ver las lesiones en las imágenes diagnósticas.

2. Hice una especialización en medicina interna, bastantes cursos de radiología en Argentina y luego un externado en la Universidad de Carolina del Norte, con énfasis en ecografía, radiografía y tomografía. También un posgrado en anestesia y analgesia, porque muchos pacientes hay que sedarlos para poderles sacarles una radiografía.

3. A veces vemos casos extraños en algunos pacientes, y nos quedamos con la duda. Los dueños no van a hacerles más exámenes.

4. Nosotros no atendemos sin remisión médica, excepto a hembras en gestación. Ahí hacemos ecografías para verificar el embarazo.

5. Los equipos son los mismos que se usan en humanos, pasa igual con las técnicas. Inclusive la forma como leemos o describimos las lesiones es muy parecidas aunque la anatomía sea diferente. Hay unas enfermedades propias de los animales, pero en general es muy similar.

1. Me gusta como funciona el corazón, hago ecocardiografías y me encanta ver sus imágenes, cómo se contrae y entender sus alteraciones.

2. Soy médica veterinaria zootecnista. Hice una maestría en medicina veterinaria de pequeñas especies y mi línea de profundización es la cardiología.

3. Un caso de un pastor alemán muy joven, de un año, que tiene una enfermedad congénita reportada en humanos, pero poco en animales. Tiene Estenosis de la válvula tricúspide. Me tocó consultar con médicos de humanos.

4. Signos de alerta: los perros viejos y que empiecen a toser mucho, si se desmayan también. Si la lengua se les pone morada o son intolerantes al ejercicio.

5. El corazón de los humanos y animales es muy parecido. Sufrimos de enfermedades similares. La diferencia es que a los humanos les dan infartos, en los animales es muy extraño que ocurra.

1. Desde el pregrado me gustó muchísimo todo lo relacionado con la piel, desde que descubrí que es un órgano que cumple varias funciones y puede ser indicador de algunas enfermedades.

2. Soy veterinaria con posgrado en dermatología clínica.

3. Todos son complicados, pero los pacientes que tienen enfermedades endocrinas que se manifiestan en la piel, o los que tienen edades extremas son los más difíciles.

4. Mascotas que tengan otitis recurrentes, que se rasquen, o estén lamiéndose o frotándose contra superficies u objetos. Animales con algún tipo de brote en la piel, pacientes que tengan alguna área alopécica, es decir sin pelo. En general, se puede pedir cita por dermatología cuando el propietario note algo raro en la piel o pelaje de su mascota, porque son ellos finalmente quienes los conocen y conviven a diario.

5. Similares en el hecho de que la piel es un órgano que demuestra que puede haber enfermedades en otros sistemas.

Es una especialidad que debe tener mucho compromiso de quien administra los medicamentos, ya que casi siempre son situaciones de larga duración, y en su mayoría son enfermedades que se controlan, pero no se curan.

1. Me ha apasionado siempre mi carrera. Me da satisfacción ver que un paciente mejora su calidad de vida después de una operación, por ejemplo, de cataratas.

2. Soy médica veterinaria, especialista en medicina interna, con diplomado en oftalmología veterinaria y magíster en ciencias animales.

3. Muchos. Llegan bastantes pacientes con los ojos perforados, se les hacen úlceras corneales y a algunos de ellos terminamos sacándoles el globo ocular. Es muy difícil, estamos para salvar ojos, no para quitarlos.

4. Además de un accidente se debe consultar cuando se vea el ojo rojo, que tenga una secreción verde o amarillenta, por ejemplo. Son signos anormales que hay que tener en cuenta para tratarlos de manera oportuna.

5. Muchas similitudes. La técnica que usamos para cirugía de cataratas es la misma que en humanos. Compartimos patologías como glaucoma o conjuntivitis alérgicas. Sin embargo, la anatomía varía porque el globo ocular de los animales es distinto. Los perros y gatos tienen una capa llamada tapetum lucidum para tener una mejor visión en la noche, y es la que hace que de noche los ojos sean verdes en la oscuridad. Eso hay que tenerlo en cuenta en el diagnóstico y la cirugía.

1. Los animalitos no tenían oportunidades. Cuando llegaban enfermos de los riñones la única opción era la eutanasia. Eso me movió para investigar y mirar quienes trabajaban diálisis y temas similares en el exterior.

2. Yo soy médica veterinaria y tengo especialización en clínica de pequeñas especies y máster en medicina interna de pequeñas especies y mi línea de profundización fue la nefrología. Ya luego empecé a viajar y a aprender por fuera.

3. La enfermedad renal crónica es la que más he tratado, más en gatos que en perros.

4. Que estén tomando mucha agua, orinando más de lo normal, que dejen de comer esporádicamente. Es mejor chequear y que no se lleven una sorpresa.

5. Hay cosas similares, pero más diferencias. La anatomía es distinta. La enfermedad renal crónica en humanos retiene líquidos, en animales eliminan mucho más.


Powered by