Cultura | Publicado el

Más que aplausos para el buen periodismo


Desde el 13 hasta el 15 de abril, la Sociedad Interamericana de Prensa se reúne en Medellín para hablar de los retos de los medios en Latinoamérica. Se reflexionará, entre otras cosas, sobre la importancia de los reconocimientos en el oficio. FOTO Edwin bustamante

Lo dijo alguna vez Gabriel García Márquez, a quien el oficio y las preocupaciones desde el periodismo lo acompañaron siempre: “No basta con ser el mejor, sino que se sepa”.

Por encima de un interés personal, la principal razón para apostarle a un galardón de periodismo es la excelencia. Para el veterano y consultor de ética periodística Javier Darío Restrepo, “un premio es una demostración de que se puede producir información de calidad”. Sobre el tema hablará Restrepo este viernes en la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa, que se realiza por primera vez en Medellín.

Otro de los panelistas será Jaime Abello Banfi, director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), organizadores del Premio Gabo. La ética, la excelencia y la innovación son sus pilares .“Creemos que ese enfoque corresponde a esta época. El periodismo no solo debe apuntarle a la excelencia para distinguirse de la cantidad de contenidos que circula en internet”, explica.

De ahí que los medios de comunicación también se preocupen por promover este tipo de estímulos en sus equipos. El País de Cali, por ejemplo, lleva diez años realizando el Premio Rodrigo Lloreda Caicedo, para reconocer los mejores trabajos de su sala de redacción.

“Esto crea una motivación grande en los periodistas ya que los estimula a hacer muy bien su trabajo”, comenta Maria Elvira Domínguez, directora del diario y otra de las participantes del evento.

Prender las alarmas

Pueden existir riesgos individuales al presentarse a un premio: “A veces es muy notorio que los periodistas trabajan para ganarse uno y no para prestarle un servicio a la sociedad”, dice Restrepo. Se refiere a los reporteros que viven en función del galardón, lo que desvaloriza la labor y le resta calidad.

El otro riesgo es externo al oficio. Según Restrepo, las instituciones que promulgan este tipo de certámenes pueden aprovecharse de las “buenas intensiones” y ocultar intereses políticos o empresariales. “Hay algunos de inspiración oficial propuestos por alcaldías o concejos. Eso es sospechoso y se debe mirar con desconfianza, porque puede haber intención política”, apunta.

La profesora y periodista Patricia Nieto, quien ha sido jurado de varios Simón Bolívar, añade que aunque existen organizaciones con intereses publicitarios, es importante que se esfuercen por premiar a la prensa.

La profesora identifica algunos con mayor alcance, como el Simón Bolívar, el Premio Gabo o el del Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB). Añade que este último, por ejemplo, no premia con grandes cantidades de dinero, pero ayuda a que circulen los buenos trabajos periodísticos.

Los desafíos

Uno de los retos de estas organizaciones es encarar las noticias diarias aprovechando las posibilidades que tienen los medios hoy. “La convergencia y la forma como se utilizan las plataformas digitales en términos de calidad periodística es uno de los temas más importantes para este tipo de premios”, indica Maria Elvira Domínguez.

De hecho, la tendencia de los medios de comunicación desde hace años es la integración al mundo digital. Por eso, los expertos coinciden en que si los premios buscan el mejoramiento de la calidad informativa, deben incentivar la innovación.

Apunta Nieto, además, que esto no debe hacer olvidar el trabajo informativo del minuto a minuto, que es el que debe dejar huella.

“Así sea una nota de un párrafo, debe hacerse con todos los principios básicos (precisición, verificación de fuentes, objetividad). Ese periodismo es fundamental porque es como la primera capa de lo que nosotros hacemos”.

Contexto de la Noticia

Existen tres grandes certámenes que galardonan el periodismo de calidad en Colombia. El de más tradición es el premio Simón Bolívar, que se entrega ininterrumpidamente desde 1975. El Premio Gabo se da desde 2013 pero se ha posicionado como el más importante por tener alcance alcance internacional y mejores incentivos para los premiados (reemplazó al Premio CEMEX+FNPI que se entregó entre 2000 y 2010). En 2017 se postularon al Premio Gabo 1.383 trabajos de Iberoamérica.

A la par, también el Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB) desde hace 36 años otorga el Premio Nacional de Periodismo. Este año se postularon 643 trabajos en once categorías.

También hay certámenes similares de caracter regional, públicos y privados, y especializados en áreas como la salud.


Powered by