Literatura | Publicado el

La poesía completa de T.S Eliot estará en español


T.S. Eliot consiguió una mezcla cultural entre las dos naciones a las que perteneció, Estados Unidos y Reino Unido, la cual se aprecia en su obra literaria. Foto Cortesía Lady Ottoline Morrel.

Aunque del poeta anglosajón T.S. Eliot se conocen en español varios libros de poesía y una buena parte del resto de su obra en ensayos y dramaturgia, la editorial Visor anuncia que publicará por primera vez en nuestro idioma las Poesía completas de este autor que ha influido en los poetas del mundo.

El trabajo de Visor cuenta con edición de Christopher Ricks y Jim McCue, y la traducción por el poeta cordobés José Luis Rey. Estos académicos adelantan que será una edición en dos volúmenes que incluyen, además de los poemas publicados por el autor, algunas novedades, porque adiciona casi cien poemas hasta ahora inéditos.

El nombre de este poeta es Thomas Stearns Eliot. Nació en Saint Louis, Missouri, Estados Unidos, en 1888. Estudió en Harvard. Se trasladó al Reino Unido en 1914, cuando tenía 25 años. Se radicó y recibió la nacionalidad inglesa once años después. En 1948 le fue concedido el Premio Nobel de Literatura “por su contribución sobresaliente y pionera a la poesía moderna”, según los argumentos de los académicos del Premio.

Entre sus obras dramáticas están Asesinato en la catedral, Reunión familiar, El cóctel, El secretario particular y El viejo estadista. Entre sus ensayos: Dante, La idea de una sociedad cristiana, y Shakespeare y el estoicismo de Seneca.

Su poesía comprende los siguientes títulos: Inventos de la liebre de marzo, La tierra baldía, Los hombres huecos, Poemas de Ariel, Miércoles de ceniza, Coriolano, El Primer Coro de la Roca, El libro de los gatos habilidosos, Cuatro cuartetos, entre otros. T.S Eliot murió en Londres, en 1965.

El primer poema de Los hombres huecos dice:

Somos los hombres huecos

Los hombres rellenos de aserrín

Que se apoyan unos contra otros

Con cabezas embutidas de paja. ¡Sea!

Ásperas nuestras voces, cuando

Susurramos juntos

Quedas, sin sentido

Como viento sobre hierba seca

O el trotar de ratas sobre vidrios rotos

En los sótanos secos

Contornos sin forma, sombras sin color,

Paralizada fuerza, ademán inmóvil;

Aquellos que han cruzado

Con los ojos fijos, al otro Reino de la muerte

Nos recuerdan -si acaso-

No como almas perdidas y violentas

Sino, tan sólo, como hombres huecos,

Hombres rellenos de aserrín.


Powered by