cultura | Publicado el

Los secretos de la escritora Margarita García Robayo


Por RONAL CASTAÑEDA

Margarita García Robayo cuenta que en su más reciente novela, Tiempo muerto, la idea germinal no fue una historia sino una imagen. Una imagen puede contenerlo todo, y se puede oír y sentir. Ahí empieza la historia del final de un amor, y de otras cosas, como la identidad, la sobrevivencia, la familia.

Escribir no se sucede en reglas. Se dice que la mejor manera es no seguirlas, y el secreto para escribir es que no hay secretos, aunque mientras más se sepan, mejor.

Margarita no pretende revelarlos, pero suelta pistas. Entonces conversa de sus historias, referentes y formas. Y esto dijo..

¿De dónde surgen sus temas?

“De un entorno muy cercano. Mi materia prima son mis experiencias y preocupaciones acerca de mi tiempo. En general todos mis libros tienen un acercamiento a la contemporaneidad, porque es lo que más me interesa analizar”.

Se dice que todo está dicho y todas las historias contadas. Jugamos con la forma más que con los temas.

“Sí, creo que son un puñado de temas en toda la literatura. Todos tendemos a hablar un poco de lo mismo porque la literatura es el mundo y el mundo se puede resumir en un puñado de temas. Lo que importa para mí es el tratamiento y hay tantos tratamientos como autores. Hay cientos de novelas sobre padres, por ejemplo, pero ninguno fue mi padre”.

¿A cuáles autores se refiere?

“A autores que explotan el formato más que el contenido, formatos breves pero profundos, que con muy pocas palabras te dicen algo muy profundo. Raymond Carver, por ejemplo, es alguien a quien recurro siempre cuando estoy trabada con algún cuento; tiene mucha economía y una manera especial de solucionar conflictos”.

¿Qué es eso de los climas?

“Menos en la trama y más en la estética, la forma, la musicalidad o el tipo de elementos para resaltar un punto. A veces cuando recuerdo un libro que me gustó mucho ni siquiera recuerdo de qué se trata; a eso me refiero cuando digo que no me importan las tramas, porque me gustó lo que me produjo”.

Que es la base de la literatura policial...

“Claro. Los géneros dependen enteramente de su trama: la novela negra, la literatura policial, incluso el melodrama, dependen de su trama. A mí todo me interesa menos los géneros”.

Pensando en su última novela, digamos que el amor y el fracaso son temas universales, pero la inmigración es un tema de nuestro tiempo.

“Bueno, ese tema orbita en todas mis obras. Me interesa la inmigración pero como excusa para hablar cada vez más de la identidad y la pertenencia. Cómo esa construcción de la identidad ha ido cambiando a través de los tiempos y cómo en estos momentos lo peor que podemos hacer es singularizar una identidad, pretender que uno es una cosa o que pertenece a un solo lugar”.

Para Lucia Berlin y Marguerite Yourcenar también fue importante la experiencia del desarraigo de los lugares.

Lucia Berlin, la amo. La conocí hace 2 o 3 años, cuando hicieron su primera traducción, y se convirtió rápidamente en uno de mis grandes referentes. Esto que dices está muy bien porque realmente toda su literatura está permeada por esa sensación de desarraigo; incluso su lenguaje, el modo en que escribe en castellano o inglés. Es alguien cuya identidad está conformada por muchos lugares. Esa sensación de no pertenecer y el desarraigo, sin duda una circunstancia enriquecedora”.

¿Cree en una literatura feminista o comprometida?

“No, no me interesa rotular la literatura de ninguna manera y mucho menos algo que la ponga en un lugar que no quiere ser. No me gustaría además que mi literatura la llamaran feminista o siquiera femenina. No, es literatura”.

¿Qué lee por estos días?

“Estoy leyendo un libro de Fabio Morábito que se llama El idioma materno, una serie de columnas sobre la escritura que es precioso”.

¿Qué escritor colombiano recomienda leer?

“Son muchos, pero podría recomendar a Gloria Susana Esquivel. También hay un escritor cartagenero, Orlando Echeverri Benedetti, que me parece muy bueno lo que está haciendo”.

A la escritora cartagenera Margarita garcía Robayo le interesa las tramas más que los temas. Aborda también el desarraigo como mecanismo de construcción de identidad y la pertenencia.
Margarita García Robayo, escritora colombiana, habla de su más reciente obra, Tiempo Muerto

Contexto de la Noticia

La palabra más bonita en español.

Desazón

Su primer libro leído

Alan & Noemí.

Un poema.

Todos los de Sharon Ols.

Una escritora que admira.

Josefina Vicens.

¿Por qué la “h” es muda?

Porque le comió la lengua el ratoncito.

Irse o permanecer.

Irse. Siempre irse.

Image
Margarita garcía robayo
Escritora colombiana

Los patrones de identidad, la pertenencia y el desarraigo son temas que aborda la escritora cartagenera.

Ha publicado 3 novelas, 3 libros de relatos y una antología. Entre 2010 y 2014 fue directora de la Fundación Tomás Eloy Martínez.

Desde hace 11 años reside en Buenos Aires. Por estos días la escritora se encuentra en Bogotá invitada por Idartes para escribir sobre la ciudad.


Powered by