cultura | Publicado el

Las mejores 5 novelas hechas en Colombia según este premio


El premio se otorgará el próximo 26 de julio. FOTO: cortesía Ministerio de Cultura

Un escritor paisa, dos cartageneros y dos vallecaucanos forman el grupo de cinco finalistas del Premio Nacional de Novela que entrega el Ministerio de Cultura para reconocer la excelencia en la producción literaria del país.

Gilmer Mesa Sepúlveda, Roberto Burgos Cantor, Orlando Echeverri Benedetti, Pilar Quintana y Antonio García Ángel son los nombres de los escritores seleccionados. Uno de ellos recibirá el 26 de julio un premio de 60 millones de pesos gracias a su más reciente producción literaria.

La decisión estuvo a cargo del mexicano Álvaro Enrigue y los colombianos Luis Fayad y Liliana Ramírez, quienes escogieron a los finalistas gracias a sus obras: La cuadra, Ver lo que veo, Criacuervo, La Perra y Declive; esas, para el jurado, fueron las mejores publicadas entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2017, las más destacadas entre 78 propuestas que se presentaron.

Estos premios se ha consolidado como una de las distinciones más importantes de Colombia para obras publicadas. Su más recientes ganadores han sido Evelio Rosero con La Carroza de Bolívar (2014) y Octavio Escobar Giraldo con Después y antes de Dios (2016).

Estas son las reseñas compartidas por el Ministerio:

Orlando Echeverri benedetti, Criacuervo

“Esta es una historia sobre el desierto y sobre la intimidad con el agua, sobre los paisajes inhóspitos de la Guajira y sobre las antiguas calles de Berlín, sobre dos hombres que son hermanos y que, sin embargo, más que por la sangre, parecen unidos por la abrumadora fuerza de la derrota”.

Pilar Quintana, La perra

“Damaris, una mujer del Pacífico entrada en la madurez y con muchas decepciones a cuestas, adopta a una perra y la llama Chirli, como hubiera querido llamar a la hija que nunca tuvo. Nace, así, una relación intensa y entrañable, en la que Damaris pone todo de sí para enderezar un destino que ya creía del todo torcido”.

Roberto Burgos Cantor, Ver lo que veo

“Es el siglo XX y sobrevivir es la única aspiración de un barrio desplazado en la costa Caribe. Sus habitantes, visibles desde el estorbo que le generan a esta nueva sociedad, no logran pertenecer más que a sus miedos y recuerdos. Un hombre abrazado por la ruina se refugia en el azar del juego esperando que la vida le devuelva un pedacito de luz, el pasado que ya no pasa”.

Gilmer Mesa Sepúlveda, La cuadra
“Con una energía y un dolor latentes, como si no hubieran transcurrido veinticinco años desde la muerte de su hermano, el narrador recuerda cómo fue crecer en Aranjuez, su barrio, en la turbulenta Medellín de finales de los años ochenta. Acorralados por la pobreza, el tedio y la desesperanza, los adolescentes de la cuadra no tenían otra alternativa que la violencia: para ser alguien debían empuñar un arma, sin importarles que a la vuelta los esperara, inevitablemente, la muerte. Desoladora, emotiva, apasionante, esta novela testimonial es más que la historia de unos jóvenes; es, de algún modo, el espejo de una época y de un país”.

Antonio García Ángel, Declive

“Jorge despierta para ir a trabajar y se da cuenta de que sus pies han crecido. Se pone los zapatos con dificultad y antes de subirse al bus pierde uno de ellos y tiene que ir medio descalzo al call-center en el que trabaja. A este inconveniente mínimo se sumarán otros semejantes, incrementando así la sensación de desasosiego y empujando a Jorge al anunciado declive”.


Powered by