cultura | Publicado el

En las bibliotecas, ¡a leer se dijo!

ElColombiano
El Sistema de Bibliotecas cuenta con programas como La Hora del Cuento, que se lleva a los niños internos en hospitales. Foto Juan Antonio Sánchez.

Hay quienes prefieren la lectura en la intimidad. En soledad, abren el libro o lo encienden si es digital y se sumergen en ese mundo que aparece ante sus ojos. Y les gusta así, sin nadie más, porque tienen sus ritmos de lectura. O se devuelven si quieren hacerlo, o se detienen a imaginar, porque no hay prisa.

Sin embargo, hay otros que hacen de la lectura un acto social. Son los que acuden a los planes y programas de las bibliotecas de la red municipal, o que adelantan las cajas de compensación como Comfama y Comfenalco, o fundaciones de iniciativa comunitaria como Ratón de Biblioteca. La hora del cuento es un buen ejemplo de estos programas.

Para que la ciudad esté clasificada como la más lectora del país, es necesario la “combinación de todas las formas de lucha”, como decían los comunistas de décadas pasadas. En este caso, el de esas actividades en las que motivan a los lectores, niños y grandes, con la presencia de los escritores; esas otras en las que un promotor lee en voz alta algún cuento, poemas o fragmentos de novelas de un autor, o esas en que conocedores de las obras y escritores se reúnen para hablar de literatura.

Programas de fomento a la lectura son corrientes en bibliotecas públicas, de cajas de compensación y otras. Entre todas ayudan a hacer de Medellín la ciudad más lectora.

Contexto de la Noticia

Juan Diego Mejía, Jefe de Cultura de Comfama, dice que idean nuevas estrategias para fomentar la lectura. Que los bibliotecarios tengan un papel en el territorio en el que están, tanto de muros para adentro como estos hacía afuera. Hacia adentro, “que las bibliotecas se modernicen en herramientas tecnológicas, pero que no se deshumanice el servicio”.

Los programas que realizan en las bibliotecas de Comfama son La Hora del Cuento, Jornadas de literatura, Jóvenes escritores, Leer jugando, Leer el mundo, Oye leer, Tres momentos y un autor son fundamentales. En estos, hay programas dirigidos a la escritura, porque parten de la base de que no todo el que lee escribe pero todo el que escribe, lee.

De muros hacia afuera, “que los bibliotecarios y promotores se vinculen con el entorno y su memoria. Que conozcan los gustos culinarios, los rituales religiosos, las creencias, los gustos musicales, los mitos, los miedos y los conceptos que los habitantes del lugar tienen sobre el mundo”.

Esta biblioteca está situada junto a la Plaza de La Luz y está especializada en ciencias, industria y tecnología, pero, como los visitantes han preguntado por otros temas y, especialmente, por la literatura, tiene material sobre los diversos campos del conocimiento. Paralela a esta, la fundación EPM integra una red de bibliotecas de municipios antioqueños.

Diego Ruiz, promotor de lectura, explica que ha contado con un plan de escritura y lectura y, ahora, con un servicio de promoción.

Para fomentarla, tienen los programas Costurero Literario (personas cosen y tejen mientras oyen leer), Trueque literario (intercambio de libros), Velada literaria (lecturas y videos sobre un tema específico), Hora del cuento, Tertulia literaria (conversaciones sobre autores y obras), Cruce de ideas (argumentaciones, hipótesis de distintas investigaciones), Velada literaria (lecturas infantiles y juveniles), entre otras.

Diego destaca el costurero, en el que participan poco más de 15 señoras. “El maridaje entre costura y lectura es perfecto”. También el Concurso Nacional de Cuento. Este año llegarán a la edición sexta y publicarán un libro antológico con las anteriores.

Felipe Ávila, promotor de lectura de Comfenalco destaca que esta caja de compensación fue la primera de la ciudad en crear el cargo que él ocupa en la actualidad, en 1993.

La biblioteca Héctor González Mejía, la de la sede de La Playa funciona desde 1979.

Explica que la promoción de la lectura en Comfenalco tiene tres líneas: animación, acceso y formación.

En la animación, las actividades tienen como propósito propiciar el goce de la lectura. En ellas se leen historias y se generan conversaciones sobre ellas. Incluye los programas Al calor de las palabras (lectura familiar desde la primera infancia), Talleres de animación a la lectura (a solicitud de instituciones educativas o empresas, Clubes de lectura (grupos de interés conformado por niños, jóvenes o adultos alrededor del conocimiento de la literatura, una obra o autor en particular.

En las actividades, no olvidan incluir algunas para las personas en situación de discapacidad.

En cuanto al acceso a la lectura, las actividades se centran en la circulación y el préstamo de libros. Felipe enfatiza en que no tienen que ser personas afiliadas a esta caja de compensación para tener la posibilidad de recibir materiales en préstamo. Cualquiera puede tener carné y llevarse hasta 25 elementos, entre libros (físicos y digitales), revistas y material audiovisual.

En la formación incluye talleres, seminarios que ofrecen a los promotores de lectura, no solo a los propios sino a quienes deseen participar. Profesores, bibliotecarios, padres, lectores y periodistas. Cada año realzan el Encuentro Nacional de Promotores de Lectura.

La decana Medellín es la Biblioteca Pública Piloto. Fue fundada por la Unesco en 1952.

En esta institución y en el sistema de bibliotecas municipales que ella lidera buscan el fomento de la lectura y la escritura, para lo cual articula sus esfuerzos con el Plan de lectura, escritura y oralidad de la Secretaría de Cultura Ciudadana, así como al Plan Nacional de Lectura y Escritura de la Nación

Desde el principio, realiza actividades de promoción lectora y acercamiento de los ciudadanos. Los actuales son:

Concurso de cuento infantil Pedrito Botero, en el que participan estudiantes de la región.

Iniciación en la lectura: promueve el amor a la lectura desde la primera infancia.

Clubes de lectura: son tres clubes para niños, jóvenes y adultos, a los que adicionó recientemente otro llamado Club de Lectura Virtual que se realiza en Facebook sobre un tema específico.

Tertulias literarias para compartir impresiones sobre obras literarias local o universal.

Hora del cuento: lectura para todas las edades.

Lecturas con el adulto mayor.

Lecturas con personas en situación de discapacidad: estas personas intercambian experiencias, a partir de actividades expresivas y narrativas.

Felipe Ávila, promotor de lectura, destaca que esta caja de compensación fue la primera de la ciudad en crear el cargo que él ocupa, en 1993. La biblioteca de la sede de La Playa funciona desde 1979. Explica que la promoción de la lectura en Comfenalco tiene tres líneas: animación, acceso y formación.

En animación, las actividades propician el goce de leer. Se leen historias y generan conversaciones. Incluye los programas Al calor de las palabras, talleres de animación a la lectura, clubes de lectura.

En acceso a la lectura, las actividades son de circulación y préstamo. Cualquiera puede tener carné y llevarse hasta 25 elementos, entre libros y otros materiales.

En la formación incluye talleres, seminarios que ofrecen a los promotores de lectura, no solo a los propios sino a quienes deseen participar. Profesores, bibliotecarios, padres, lectores y periodistas.

En la Biblioteca Piloto y en el sistema de bibliotecas municipales que ella lidera buscan el fomento de la lectura y la escritura. Para eso articulan esfuerzos con el Plan de lectura, escritura y oralidad de la Secretaría de Cultura Ciudadana, así como al Plan Nacional de Lectura y Escritura de la Nación.

Desde el principio, realiza actividades de promoción lectora. Los actuales son: Concurso de cuento infantil Pedrito Botero, en el que participan estudiantes de la región. Iniciación en la lectura: promueve el amor a la lectura desde la primera infancia. Clubes de lectura: son tres clubes para niños, jóvenes y adultos, a los que adicionó recientemente otro llamado Club de Lectura Virtual que se realiza en Facebook sobre un tema específico. Tertulias literarias para compartir impresiones sobre obras literarias local o universal. Hora del cuento: para todas las edades. Lecturas con el adulto mayor y también para personas en situación de discapacidad.


Powered by