cultura | Publicado el

Los Cantos de trabajo del llano colombo-venezolano reconocidos por la Unesco


Para salvaguardar esta actividad se recomienda celebrar encuentros entre llaneros y jóvenes, formar a los maestros en la escuela y organizar diferentes certámenes de canto. FOTO COLPRENSA

Cuando un llanero va a ordeñar no lo hace en silencio: le canta a la vaca. A veces la nombra luna o la pone de reina del paisaje. Eso depende del día y del que canta. Es como si se conectara con el animal.

Los cantos de trabajo de los llanos de Colombia y Venezuela han sido reconocidos como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Propios de la actividad ganadera e interpretados a capella mientras se trabaja con los animales, se declara que los cantos están en riesgo.

“Sobre la viabilidad de esta práctica cultural se ciernen numerosas amenazas, debido a la honda transformación socioeconómica y demográfica de la sociedad llanera”, según un comunicado de la Unesco.

Entre los esfuerzos que el organismo propone para salvaguardarlos está el celebrar encuentros entre llaneros y jóvenes, formar a los maestros en la escuela y organizar certámenes de canto.

El Comité intergubernamental, formado por representantes de 24 países firmantes de la Convención de la Unesco para la salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial, decidieron incluir en la lista estos bienes para responder a la “necesidad social” de preservar las artes y oficios tradicionales.

Hasta ahora han sido declaradas por la Unesco ocho manifestaciones culturales colombianas en esta categoría. Hacemos un recuento.

Contexto de la Noticia

Se destacan los cantos rituales interpretados por mujeres (“cantaoras”) y hombres (“chureadores”). Inscrito en 2015 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Esta comunidad practica un conjunto de ritos y procedimientos que, inspirados en la reparación y la compensación, sirve para dirimir conflictos entre miembros de los clanes. Inscrito en 2010.

Las Fiestas de San Pacho se celebran anualmente en Quibdó, Chocó. Se alternan expresiones religiosas y paganas, que simbolizan la identidad cultural afro. Patrimonio desde 2012.

El conocimiento de los chamanes jaguares del Yuruparí de Colombia, transmitido durante miles de años para el manejo del ecosistema, la salud de sus habitantes y la vida. Protegidos desde 2011.

Ejemplo de un paisaje cultural, sostenible y productivo que se adapta a características geográficas únicas en el mundo. 47 municipios y 411 veredas comprenden esta región. Declaratoria en 2011.

Compleja red de caminos de más de 30.000 km que sirvió para conectar el estado inca, trasladar ejércitos o productos. Comienza en Argentina y termina en Nariño, Colombia. Patrimonio en 2014.

Este sonido tradicional de la Región del Magdalena Grande como reconocimiento a las matrices melodías que se construye a partir de la realidad y la cotidianidad. Inscritas en 2015.

Último manifestación incluida en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. Son expresiones culturales de la Orinoquía colombo venezolana asociadas a la ganadería.


Powered by