Cultura | Publicado el

Aprenda mientras ve el Mundial


ilustración Elena ospina

¿Por qué Inglaterra va al Mundial como estado independiente, si hace parte del Reino Unido con Escocia, Gales y un pedazo de Irlanda? Un lujo que puede darse el país cuna del fútbol, ¿o no?

Esas son preguntas que puede resolver mientras los equipos se enfrentan por llevarse a casa la copa que mide 36.9 centímetros, está hecha de 18 kilates y pesa 6.175 gramos.

“Todo depende de la curiosidad de los espectadores”, sostiene Jorge Giraldo, quien hace unos días, en su columna Didáctica Panini, publicada en de este diario el 14 de mayo, habló de cuánto aprende observando los álbumes de caramelos de la mayor fiesta del fútbol.

Está convencido de que el Mundial, por medio del placer, puede enseñar tanto como pocas cosas en la vida logran hacerlo. Comenzando por las banderitas de los países, los colores que los identifican, un aficionado puede irse metiendo sin esfuerzo ni sacrificio a un mundo de conocimiento.

“Por qué hay negros jugando en Alemania”, dice él que puede ser otra duda. Una más podría ser: ¿Cómo le dicen a los guayos en México? ¡Pues tachones! Chuteadoras en Chile y botines en Argentina.

Con los apellidos de origen galo de ciertos jugadores de varias selecciones africanas, que, por cierto, también hablan francés, fácilmente se puede indagar por las migraciones y colonizaciones del país europeo.

“Yo me precio de ser atento en los temas de geografía política. Sin embargo, cuando miré las páginas del álbum dedicadas a las ciudades que serán sedes de partidos, descubrí que no sé dónde queda más de la mitad de ellas”, escribió Giraldo.

En religiosidad, hay que notar cómo la estrella de la Selección de Egipto, Mahamed Salah, se arrodilla y toca el césped con la frente cuando convierte un gol, distinto a las expresiones católicas o, más bien, cristianas de colombianos o brasileños.

Por su parte, Sergio Restrepo, gestor cultural y director del Claustro San Ignacio, de Comfama, afirma que uno puede aprender en cualquier parte y situación; no solo en la escuela. “El Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos nos ponen a hablar del mundo, de países que de otra forma tal vez poco mencionaríamos. De los gustos, realidades y costumbres de sus habitantes.

“¿Pensaríamos en Senegal sin que Colombia tuviera que enfrentarse a él?”. Nadie se ocuparía en saber que su capital es Dakar o que está situado en el Occidente de África.

“¿Y qué decir sobre cuánto aprendemos del país anfitrión? La ceremonia inaugural es bellísima: en ella mostrarán parte de su cultura: su vestuario, su música, sus elementos simbólicos”, indica Sergio.

En fin, solo con nombrar a Rusia, ya tiene un primer dato: es el país más extenso del mundo, tiene una superficie de 17.1 millones de kilómetros cuadrados. Caben 56 Italias, 47 Alemanias y casi 15 Colombias.

Detrás de los futbolistas, de sus uniformes y divisas, hay países con culturas, tipos de gobierno y religiones diversas. El Mundial es una excusa para conocer de esos lejanos lugares.

Contexto de la Noticia

Lo que a unos parece un manjar, a otros no tanto. La diversidad cultural tiene la culpa de eso.

En Rusia, la sopa típica es shchi, hecha de papa, col y carne. Mientras en España las sopas calientes se comen en invierno, en Rusia es todo el año. En verano, además se añaden las frías al menú. Es lo principal de las comidas caseras de allí.

Los japoneses comen arroz blanco con pescado crudo. En Islandia consumen Hákarl, que es carne fermentada de tiburón. Es muy popular en la festividad de san Thorlak, patrono del país, el 23 de dic.

En Egipto consumen el postre baklava. De origen turco, es un pastel elaborado con una pasta de nueces trituradas, distribuida en la masa y bañado en almíbar o jarabe de miel. Y allí mismo, en ese país del norte de África, les gusta beber agua saborizada con flores como el azahar o la rosa.

En Arabia Saudita comen con la mano derecha, con la misma que saludan. La izquierda la dejan para asuntos de higiene.

La mayor parte de los países a los que pertenecen las selecciones profesan las religiones islámicas y cristianas, incluyendo en estas la católica, la ortodoxa, la luterana y la anglicana.

Los países islámicos, ubicados en Asia y África, son: Egipto, Marruecos, Nigeria, Senegal, Túnez, Arabia Saudita e Irán.

En Alemania, Dinamarca, Francia, Polonia, y Suiza son mayoritariamente cristianos; en Bélgica, Portugal, Costa Rica, México, Panamá, Argentina, Brasil, España, Perú, Uruguay y Colombia, católicos.

Los rusos son, en su mayoría ortodoxos, lo mismo que los serbios. Luteranos, en su mayoría, son los islandeses.

Los japoneses son budistas en su mayoría. En Corea del Sur, comparten este credo con el cristianismo.

Hay algunos países donde no hay mayorías religiosas, como Australia y Suiza, aunque en las cifras se asome un poco el cristianismo.

Los africanos y suramericanos. Además de religiosos, son mágicos y agoreros.

* Brasil, así como tiene una de las selecciones favoritas para ganar la copa, está entre los países más contaminantes del planeta: la deforestación del Amazonas, la caza furtiva, la contaminación del suelo y el agua son problemas preocupantes allí. El río Tietê es uno de los más contaminados de América del Sur.

* Egipto: en este país la vegetación se limita a la zona del Delta, el valle del Nilo y los oasis del desierto.

* Australia: uno de los animales más raros del mundo está en la isla de Tasmania, de este país cuya selección debuta el sábado 16 contra Francia: es el pez rosado con manos. Según la National Geographic, usa sus aletas para caminar, más que para nadar, a lo largo del fondo del océano.

* Brasil, Colombia y Perú son los tres países suramericanos que aparecen entre los 10 primeros en cantidad de agua en el planeta, según la OMS. En ese orden.

* Serbia: en Montenegro hay un árbol del que brota agua por su tronco desde hace 25 años. Los científicos explican el fenómeno por la abundante precipitación que inunda las fuentes subterráneas.

Las 32 selecciones que competirán en el Mundial de Fútbol hablan 17 idiomas distintos: castellano, árabe, inglés, francés, japonés, coreano, alemán, neerlandés, croata, danés, islandés, polaco, portugués, ruso, serbio y sueco. Algunos países tienen, aparte del idioma principal otras lenguas vigentes.

Ocho países participantes hablan español: España, Costa Rica, México, Panamá, Argentina, Perú, Uruguay y Colombia.

Cuando locutores y aficionados de países que, como el nuestro, estén gritando goool, ¿en otros idiomas cómo será?

En castellano: gol

En árabe: hadaf

En inglés: goal

En francés: but

En japonés: gōru

En coreano: mogpyo

En alemán: ziel

En nerlandés: doel

En croata: cilj

En danés: mål

En islandés: markmið

En polaco: cel

En portugués: gol

En ruso: tsel’

En serbio: cilj

En sueco: mål.

* Con el Mundial, uno también se da cuenta de las divisiones políticas del planeta. Hasta el certamen de 1990 participó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. En diciembre de 1991 llegó a su fin.

* Si no se hubiera desintegrado Yugoslavia, ahora no estuvieran en el Mundial, por separado, Croacia y Serbia.

* Entre los distintos tipos de gobierno, Arabia Saudita tiene monarquía en la que el Rey, Salmán bin Abdulaziz, tiene poder supremo.

* Distinto a Inglaterra, que es monárquico constitucional: hay un poder representado por la reina Isabel II, y el gobierno del país es ejecutado por miembros de la política que son elegidos libremente por los ciudadanos y se encuentran en la Cámara de los Comunes. En Japón —rival de Colombia— también hay monarquía constitucional. El poder del emperador, Akihito, está limitado y es relegado principalmente a deberes ceremoniales.

* Hay dos países donde el gobierno y la religión se funden: Irán y Egipto. Sus normas jurídicas están basadas en el Corán.

La Federación Rusa es el país con el territorio más extenso en el mundo: cuenta con una superficie de 17’098.242 km2, lo que equivalente a la novena parte de la tierra firme del planeta. Está situado en el norte del supercontinente Eurasia.

En el certamen “jugarán” los ríos más largos del planeta: el Amazonas y el Nilo. Los científicos “peleaban” sobre cuál era más largo de los dos. El suramericano, que baña tres países clasificados: Colombia, Perú y Brasil, que mide 6.800 kilómetros; el Nilo, aunque pasa por 10 países, solo uno de ellos, Egipto, clasificó a la cita futbolera.

No pocos de los espectadores se preguntarán, al ver el partido Argentina-Islandia, el sábado 16 de junio, ¿cómo será Islandia? ¿cómo vivirá su gente? Decimos Islandia, porque suscitó sorpresa cuando clasificó. Con apenas 331.000 habitantes, es un insular situado en el el Océano Atlántico, al sur del Círculo Polar Ártico. En esos climas fríos, sus habitantes se dedican, por lo general, a la pesca, muy industrializada. También hay muchos agricultores y ganaderos. Aquellos cultivan patatas, estos cuidan corderos. El ingreso per cápita y el nivel de vida es de los más altos del mundo. Su capital es Reikiavik.

* Japón: la mayor parte de su gente evita el número 4, porque en ese idioma suena parecido a la palabra muerte.

* Arabia y otros países árabes: al saludarse, es obligatorio darse dos besos en el aire, pero solo entre personas del mismo sexo.

* Islandia y Rusia: antes de entrar en la casa, los visitantes deben cambiarse los zapatos por pantuflas para estar dentro de la vivienda. Si no lleva, se las prestarán los dueños. Para no contaminar el interior con el mugre de afuera.

* Irán: en la mayoría de los hogares no hay mesas ni sillas. Cuando los miembros de la familia comen o descansan se sientan en cojines dispuestos en el suelo o sobre alfombras. Los iraníes han tejido alfombras por más de 2.500 años.

* Rusia: los rusos no sonríen por la cortesía o a la gente desconocida. No significa que están enfadados; simplemente es la costumbre.

* Croacia: su gente es muy familiar, de hecho es costumbre, sobretodo en pequeños pueblos y zonas rurales, que los hijos adultos vivan con sus padres y que los varones traigan a su mujer a vivir con ellos.


Powered by