deportes | Publicado el

Confederaciones, tomada por el videoarbitraje


Néstor Pitana, árbitro argentino que dirigió Portugal-México. FOTO EFE

El futuro ya llegó al fútbol y, con él, las discusiones de los protagonistas por las nuevas implementaciones que se están haciendo en la Copa Confederaciones, sorbo inicial del Mundial de 2018.

El videoarbitraje (VAR), impulsado ya en el Mundial de Clubes del año pasado (Atlético Nacional lo sufrió con un penal en contra), fue protagonista en los dos duelos de ayer en Rusia: Portugal 2-México 2 y Chile 2-Camerún 0.

En el primer partido, entre manitos y lusos, este sistema entró en funcionamiento dos veces debido a las peticiones del árbitro argentino Néstor Pitana, quien terminó anulando un gol de Pepe (en claro fuera de lugar) y convalidando el tanto de Cedric, quien entraba en dudosa posición.

El técnico lusitano Fernando Santos, campeón de la Eurocopa, mostró su molestia en rueda de prensa porque ambas situaciones fueron en su contra. “Si el fútbol gana con esta nueva regla, bienvenida sea. Pero seamos serios en el uso de esta novedad. No entiendo por qué pararon el juego en algunos momentos y en otros no. Después de que marcábamos, había revisión, pero cuando nos marcaron a nosotros, no”, se quejó.

Al final, el encuentro terminó igualado a dos con las anotaciones de Quaresma y Cedric, por los europeos, y Javier Chicharito Hernández y Héctor Moreno, para los de Juan Carlos Osorio, que reconoció que fueron superiores.

Vargas, protagonista

El delantero chileno Eduardo Vargas entró a la historia como el primer jugador al que le conceden y le quitan un gol gracias al VAR.

Fue en la victoria de los australes en su debut en este certamen, 2-0 frente a los camerunenses, con tantos de Arturo Vidal y Vargas.

Este último, anotó sobre el final del primer tiempo, pero el juez pidió ayuda tecnológica y lo anuló. En el segundo, hubo que esperar tres minutos para convalidarlo. Aún así, la Roja dio su primer paso.


Powered by