antioquia | Publicado el

Ajuste fiscal salvaría a Antioquia de perder categoría especial


Foto: Juan Antonio Sánchez Ocampo

Una certificación de la Contraloría General de República en el sentido de que la pasada gobernación de Sergio Fajardo violó la Ley 617 al exceder los gastos de funcionamiento permitidos, añadió un nuevo capítulo a la posibilidad de que el Departamento baje de categoría.

Según la actual administración de Luis Pérez, el certificado, expedido por la Contraloría Delegada para Economía y Finanzas Públicas, indica que los gastos de funcionamiento del Departamento durante la vigencia de 2015 representaron el 50,9 por ciento de los ingresos corrientes de libre destinación.

A juicio de la Gobernación, con la reclasificación, se pasaría de categoría especial a categoría primera, “lo que implica disminución en los salarios de los funcionarios departamentales y diputados”.

Además, implicaría la adopción obligatoria de un programa de saneamiento fiscal, con el objeto de restablecer la solidez económica y financiera del Departamento.

Agregó la Administración Seccional que la Contraloría General podría tener el control fiscal sobre el departamento y que ninguna entidad financiera otorgaría créditos sin previa autorización del Ministerio de Hacienda y Crédito Público y la suscripción de un plan de desempeño fiscal.

El certificado fue firmado por la contralora delegada para Economía y Finanzas Públicas, Gloria Patricia Rincón Mazo, el día 11 de julio de 2016.

Voceros de la administración de Sergio Fajardo señalaron que durante el empalme advirtieron al actual gobierno que el Departamento cerraría con déficit si los distribuidores de la Fábrica de Licores de Antioquia no honraban los compromisos adquiridos.

Hablan los diputados

Los diputados Juan Esteban Villegas y Ana Ligia Mora, señalaron que la Contraloría certifica el incumplimiento en los límites de gastos de la Ley 617 de 2000, por parte del Departamento.

“Dicha certificación entrega un resultado del 50,9 % (superior al límite máximo permitido del 50 %) en la relación gastos de funcionamiento/ingresos corrientes de libre destinación. Esta circunstancia pone en inminente riesgo la condición de Antioquia como departamento de categoría especial y sus graves implicaciones, si no se adoptan con urgencia las medidas conducentes al restablecimiento de las condiciones normales que siempre han caracterizado las rentas en nuestro departamento”, expusieron.

En opinión de ambos corporados, la alternativa legal e inmediata que debe adoptarse es la remisión a la Contraloría de la información financiera con corte a junio 30 de la anualidad en curso y proyectada a 31 de diciembre de los ingresos corrientes de libre destinación y los gastos de funcionamiento, por tardar entre el 15 y 30 de agosto.

Afirmaron que efectuado ese paso, la Contraloría debe emitir una nueva certificación por tardar el 30 de septiembre, en la que esperarían que la gestión financiera de 2016 permita el cumplimiento en los límites de gastos y mantener la categoría especial.

Recordaron que, cumplido el plan, y fundamentado en esta nueva certificación, el gobernador Pérez, antes del 31 de octubre, procedería a expedir el decreto de categorización.

Contexto de la Noticia

En el caso que el Departamento baje de categoría, que pase de especial a primera, disminuirían los recursos del Sistema General de Participación (SGP). Serían menos transferencias de la Nación. El diputado Jorge Gómez ha señalado que, según la Ley 617, los departamentos que generan menores recursos corrientes de libre destinación son castigados con menores transferencias. “Es como subir intereses a una persona que no puede pagar una deuda”, dice.

Voceros de la administración Fajardo recordaron que los compromisos con comercializadores de la FLA en 2015 apuntaban a cerrar con ventas superiores a $1 billón, pero solo llegaron a $738.000 millones. Interpretan esos voceros que los comercializadores no cumplieron al temer ser cambiados por el nuevo gobierno. Argumentan que las ventas que no se hicieron a los 5 distribuidores de Antioquia en noviembre-diciembre de 2015 se realizaron en los primeros meses de 2016. En enero-mayo de 2015 las ventas sumaron $17.400 millones y en igual periodo este año llegaron a $160.000 millones. Agregaron que en Antioquia los ingresos dependen altamente de la FLA y que pese a que los gastos crecieron menos del 6 % en el pasado gobierno, la coyuntura vivida en las ventas de la FLA generó incumplimientos del indicador de la Ley 617.


Powered by