antioquia | Publicado el 7 de March de 2018

Con reciclaje se podrá volver a cargar la cívica

La máquina recibe máximo 10 botellas por recarga. Si un usuario del sistema metro desea cambiar más de estos elementos deberá iniciar otro proceso. FOTO archivo

Valentina Herrera Cardona

Durante cuatro meses 4.500 viajeros que visitaron la estación Universidad del Metro recargaron su tarjeta cívica con botellas de plástico, aluminio y vidrio, esto como parte de la estrategia Recarga Verde que busca incentivar el reciclaje y a cambio acumular saldo para usarlo como pasajes en el sistema de transporte.

Ahora, aunque sin la opción de las botellas de vidrio, esta iniciativa llegará a otros cuatro puntos del sistema Metro y Metroplús. De esta manera, por cada botella que los viajeros entreguen, recibirán 50 pesos para ser utilizados en sus viajes en el sistema.

Tomás Elejalde, gerente del Metro, explicó que con lo registrado se lograron financiar más de 11 mil viajes usando las recargas de esta máquina. “Esa cifra equivale a un ahorro de más de 22 millones de pesos, lo que se logra ayudando a que se recupere lo que parece ser un desecho, como materia prima para otro uso”, contó.

Por su parte, Lucas Tobón, gerente de Ciclo, empresa encargada de desarrollar la máquina de recarga verde, detalló que los nuevos aparatos cuentan con unas mejoras como el sistema de compactación, para aumentar la capacidad de almacenamiento y así la agilidad de la recarga. “También hay mejoras en la interfaz del sistema para que sea más amigable con los usuarios”, puntualizó.

La implementación de dichos compactadores permitirá aumentar de 240 a 700 botellas la capacidad de recepción de envases tipo PET y de aluminio.

Esto habilitará durante más tiempo el servicio de la máquina y los usuarios atendidos, pues estaba dejaba de funcionar cuando llenaba su capacidad y debía ser cambiado el recolector.

Además del punto de recarga en la estación Universidad, se ubicarán otras en la línea B (San Antonio B - San Javier), así como en uno de los Metrocables, una en el Tranvía de Ayacucho y otra adicional en la línea 1 de buses de Metroplús.

Elejalde aclaró que a partir de este martes se retomará el servicio, mientras que las demás se irán ubicando paulatinamente y su punto definitivo se seleccionará teniendo en cuenta que se beneficie la mayor cantidad de personas y que también sea un lugar donde se genere más material reciclabe y se cuente con espacio físico suficiente para no afectar la circulación de los viajeros.

¿Cómo usar la máquina?

Para cambiar botellas por saldo en la Cívica no es necesario hacer ningún registro previo. El usuario debe primero insertar la tarjeta (que puede ser Cívica personal, al portador y Bancolombia) en la máquina y luego introducir uno a uno (máximo 10) los envases plásticos Pet o de lata, los cuales deben estar limpios, vacíos, en buen estado, y pueden o no tener tapa.

La máquina sólo recibe botellas de bebidas, no de aerosoles, bloqueadores u otros elementos.

Por cada envase, la máquina irá mostrando la cantidad de elementos depositados, el saldo que recibirá en la tarjeta y el saldo total de esta. Finalmente, deberá seleccionar la opción de recargar, y en tiempo real el saldo se transfiere a la tarjeta.

Contexto de la Noticia

Según información entregada por la Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá, durante los primeros cuatro meses de funcionamiento de la prueba piloto (septiembre - diciembre de 2017) se recolectaron 441.138 envases, equivalentes a 17,32 toneladas y a 22 toneladas menos de CO2 menos en el ambiente. Del total de envases recolectados, 1.342 botellas fueron donadas por los usuarios. Es decir, que en lugar de recargar su Tarjeta Cívica, optaban por aportar el dinero del reciclaje para el sostenimiento del proyecto.

Otras Noticias