Colombia | Publicado el

No se puede descartar una intervención militar contra Maduro: Almagro


El secretario de la OEA, Luis Almagro, visitó esta tarde de viernes la zona de frontera con Venezuela y habló con refugiados. FOTO EFE

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó este viernes que no se puede descartar una intervención militar contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro para poner fin al sufrimiento del pueblo venezolano.

“En cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro creo que no debemos descartar ninguna opción”, manifestó Almagro en una rueda de prensa que dio, durante su visita, en el lado colombiano del puente binacional Simón Bolívar, a pocos metros de la línea fronteriza con Venezuela.

Almagro visitó este viernes a refugios y comedores comunitarios dispuestos por Colombia para los miles de migrantes venezolanos que huyen de la profunda crisis económica en su país.

“Tenemos que recuperar la democracia en Venezuela para que todos los migrantes venezolanos puedan volver a su país y también recuperen su libertad y bienestar (sic)”, escribió Almagro en Twitter desde la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con la nación petrolera.

En su último día de visita a Colombia, Almagro compartió con decenas de venezolanos que se alimentan a diario en el comedor comunitario de la Casa de Paso la Divina Providencia, manejado por la Iglesia católica en la urbe, principal punto de entrada de los migrantes al país.

La situación de los migrantes

La crisis migratoria “se resuelve con ustedes de vuelta en Venezuela, libres y capaces de seguir su futuro, capaces de trabajar su futuro”, les dijo el jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA) tras escuchar “desgarradores” testimonios de los migrantes.

Según la ONU, cerca de 2,3 millones de personas salieron desde 2014 del país petrolero, sumido en una aguda crisis económica. Colombia ha recibido a más de un millón, de los cuales ha regularizado a 820.000.

Los venezolanos le pidieron que trabaje por la “libertad” de su nación y porque el presidente Nicolás Maduro, a cuya “dictadura” Almagro responsabiliza de la crisis migratoria y económica, deje el poder.

“Le dije que nos ayudara, que nos apoyara porque estamos necesitando del apoyo de todas las personas y de todos esos países hermanos que nos tienden la mano”, afirmó a la AFP Gabriela Gil, una venezolana de 25 años que tenía en brazos a su bebé.

Maduro considera “injerencista” la actitud de la OEA.


Powered by