Salud | Publicado el

Una prometedora vacuna contra el cáncer


El desarrollo de la Escuela de Medicina de Stanford se enmarca dentro de la llamada medicina de precisión. FOTO NCI

Al inyectar pequeñas cantidades de dos agentes estimulantes de la inmunidad directamente en tumores sólidos, se eliminaron todos los rastros del cáncer, incluyendo aquellos más distantes del punto atacado, la metástasis.

El estudio con ratones fue hecho por científicos de Stanford University School of Medicine y publicado en Science Translational Medicine.

El método funcionó para distintos tipos de cáncer.

Los investigadores creen que la aplicación local de pequeñas dosis de los agentes podrían servir como una terapia rápida y relativamente barata que no causa los efectos adversos observados en la estimulación del sistema inmunitario en todo el cuerpo.

“Cuando usamos los dos agentes juntos, vemos la eliminación de tumores en todo el cuerpo –informó Ronald Levy, profesor de oncología–. Este método no necesita la identificación de objetivos inmunitarios específicos y no requiere la activación total del sistema inmunitario o acostumbrar las células inmunitarias de los pacientes”.

Uno de los dos sustancias acaba de ser aprobada para uso en humanos, mientras la otra ha sido ensayada en personas en varios estudios clínicos. En enero se lanzó un ensayo para ver el efecto en pacientes con linfoma.

Levy es un pionero en la inmunoterapia contra el cáncer, con la cual se busca fortalecer el sistema inmunitario para combatir el cáncer. Estudios en su laboratorio llevaron al rituximab, uno de los primeros anticuerpos monoclonales aprobados para tratamiento en personas.

Algunas de las técnicas de inmunoterapia se basan en la estimulación del sistema inmunitario en todo el cuerpo. Otros se enfocan en mecanismos que limitan la actividad anticáncer de las células inmunitarias. Otras, como la terapia CAR T aprobada hace poco para ciertas leucemia y linfomas requiere remover del cuerpo células inmunitarias y modificarlas genéticamente para atacar el cáncer.

Muchos de esos tratamientos han sido exitosos, pero ha sido difícil manejar efectos colaterales, reducir costos y el tiempo que requiere la preparación o el tratamiento en sí.

“Estos avances en inmunoterapia están cambiando la práctica médica”, dijo Levy.

87

a 90 por ciento de los ratones tratados se curaron del cáncer con esta vacuna.

Contexto de la Noticia

Idit Sagiv-Barfi, autor principal, explicó que el tratamiento funcionó muy bien en ratones de laboratorio con linfomas trasplantados en dos puntos del cuerpo. Al inyectar un solo tumor con los dos agentes, se revirtió tanto este como el otro. Se curaron casi todos los animales. El tumor recurrió en tres ratones, pero desapareció tras un segundo tratamiento. Y el resultado fue similar en roedores con cáncer de mamas, colon y melanoma.

En ratones modificados para desarrollar cáncer en 10 conductos mamarios, también respondieron, y al tratar el primer tumor se prevenía la aparición en los otros.


Powered by