colombia | Publicado el

Tecnología y salud, un dúo dinámico


En 2012 el médico pediatra Juan Pablo González detectó que Whatsapp se había convertido en su consultorio principal, que podía atender hasta cincuenta personas diariamente con diferentes dudas, sobre todo madres preocupadas que tenían a sus hijos pequeños enfermos en casas, o quizá muy enfermos o quizá no, cualquier padre primerizo sabe, pasado el tiempo, que muchas veces se preocupó de más.

González es docente titular de la universidad CES, egresado de pregrado y posgrado de la misma institución de la que también fue jefe de pediatría y donde hoy es director de Innovación. Hace seis años, entonces, después de recibir mensajes de pacientes que pedían que atendiera por Whatsapp una emergencia —muchas veces acompañado el mensaje de fotos y fórmulas— y de no encontrar nunca el descanso necesario, González se dio cuenta que había que crear una aplicación para dar respuesta a las necesidades de los padres preocupados.

“Lo primero que detecté fue un problema profesional, porque el Whatsapp es un medio de comunicación inseguro para temas médicos, pero se usa mucho. Cuando una madre va al consultorio de un pediatra siempre pregunta: ¿doctor, usted me contesta a cualquier hora?”.

Así se creó HolaDr., una aplicación que es un modelo de atención integral en salud que complementa la atención presencial, pero no la remplaza ni la sustituye”, dice González, quien cuenta que aquí se es atendido por especialistas que tienen acceso directo a la historia clínica del paciente.

Esta es una de tantas aplicaciones para el servicio de salud que se han creado en el país que, dicho sea de paso, tiene una legislación atrasada en la materia.

Ana María Ortiz, gerente de Seguros de Salud de Sura, cree que una de las principales ventajas de incluir las nuevas tecnologías en la atención médica son “la inmediatez, la facilidad, la interacción, el empoderamiento de los pacientes y sus cuidadores, la disminución de barreras espaciales y temporales; y la atención omnicanal, que permite poner a disposición del paciente todos los canales de atención con información interconectada y disponible que facilita los procesos, así como la recuperación o mantenimiento de la salud”.

Sin embargo Ortiz aclara que de ninguna manera la tecnología remplaza la atención presencial y que este no es el objetivo, por el contrario se quiere extender el esquema de consulta y acompañar a los pacientes y a sus familias las 24 horas, los 7 días de la semana “y facilitar el seguimiento a los procesos de recuperación de la salud”.

Las aplicaciones para la salud son exitosas cuando no pretenden remplazar la revisión médica personalizada, cuando integradas a modelos de atención en salud que obedecen a la normatividad vigente y que garantizan la seguridad del paciente y la seguridad informática —por tales motivos Whatsapp no cumple estas normas.

Además, es menester que la atención pueda fluir entre la prestación física y la digital, que sean complementarias. En esta medida, también es bueno activar la responsabilidad del paciente, quien debe estar atento a seguir las recomendaciones que la da su entidad prestadora de salud y no seguir aplicaciones de salud que nada tienen que ver con la normatividad del país y con una institución legalmente constituida.

Tecnología y <br />salud, un dúo dinámico

Contexto de la Noticia

En Antioquia, dentro de los proyectos ejecutados con recursos del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías, se encuentra uno de atención médica, basado en cinco componentes: teleeducación, telemedicina, teleasistencia prehospitalaria, teleasistencia domiciliaria y un componente de evaluación de impacto, que permite que los hospitales de 123 municipios del departamento (el 98%) están conectados con instituciones de salud de tercer nivel de complejidad, lo que redunda en beneficios para los pacientes. Eso es poner la tecnología existente al servicio de la salud.


Powered by