Salud | Publicado el

Dos obras de salud siguen en sala de espera en 2018


Centro de Atención Integral para la Mujer y la Familia (arriba), Unidad Intermedia Buenos Aires (abajo). FOTO MANUEL SALDARRIAGA

Aunque la ciudad mejoró la cobertura en salud alcanzando casi el 100 % de la población, según el último informe de Medellín Cómo Vamos, siguen pendientes aspectos como la calidad de los servicios y la infraestructura.

Actualmente, la Unidad Hospitalaria de Buenos Aires y el Centro de Atención Integral para la Familia, dos espacios importantes, el primero por estar ubicado en un barrio céntrico donde se atendía a 110.000 pacientes, el segundo, porque estaría dedicado a temas de mujer y de género, no están prestando sus servicios ¿qué pasa?

El centro de salud de Buenos Aires fue cerrado en 2015 para dar paso a la construcción de una edificación hospitalaria que ofrecería consulta externa, laboratorio clínico, farmacia, urgencias, imagenología, cirugía y hospitalización.

Según un informe de la Secretaría de Salud de Medellín, la obra contempla tres etapas y en el momento se está trabajando en culminar la primera. En esta se invirtieron hasta la fecha cerca de 23.496 millones de pesos y consistió en la demolición de la edificación y actividades como excavación, fundaciones, contención y subestructura del proyecto.

Para la segunda etapa, hoy en ejecución, en la que será construido el edificio principal de la unidad hospitalaria, el Ministerio de Salud aportó recursos con los cuales Metrosalud suscribió un contrato por 10.734 millones de pesos. En este etapa, Sergio Cuervo, de la Empresa de Desarrollo Urbano, contó que el avance de la obra va de acuerdo al cronograma.

Finalmente, para 2018 la obra tiene asignado un presupuesto de 5.000 millones de pesos, pero el contrato para la ejecución de la tercera etapa aún no se ha elaborado.

Entre tanto, residentes del sector están a la espera de que el centro vuelva a abrir sus puertas, pues aunque existen otros puntos de atención cercanos como San Lorenzo, Salvador y Loreto, que ampliaron sus horarios de servicio, en estos la capacidad de atención está saturada.

La Secretaría de Salud también implementó otras estrategias de contingencia para la atención de los usuarios que eran atendidos normalmente en el centro. Además de la ampliación de los horarios de atención, se fortalecieron los programas de Promoción y Prevención y en los Centros de Salud Santa Elena, San Lorenzo y Sol de Oriente se practican procedimientos menores como inyectología y curaciones.

Por su parte, los pacientes con urgencias están siendo atendidos en los otros servicios de este tipo de Metrosalud y demás clínicas y hospitales públicos y privados de Medellín, de acuerdo a sus requerimientos.

Una clínica que no fue

Mientras en Buenos Aires esperan contar con su sede renovada, en el barrio Sevilla conviven con una edificación que no saben ni para qué ni cuándo podrá ser utilizada.

Se trata del Centro de Atención Integral para la Mujer y la Familia, antes Clínica de la Mujer. Lo que prometía ser una construcción moderna enfocada a la atención de la población femenina en Medellín terminó como un espacio para casos de mediana y baja complejidad.

Aunque se había planteado que su apertura sería el año pasado, su entrega se postergó una vez más y, según la administración, está en ejecución el convenio interadministrativo con Metrosalud para la dotación del Centro y su puesta en operación a cargo de la entidad, la cual se estima sea para el primer trimestre de 2018.

La inversión hasta la fecha va en 28 mil millones de pesos aunque el proyecto inicial planteaba que la cifra sería de 17 mil millones de pesos.

$80

mil millones costará la Unidad Intermedia de Buenos Aires, según la Secretaría de Salud.

Contexto de la Noticia

JHON MORALES
Abogado
Frente a la demora en la entrega del centro del barrio Sevilla, Jhon Morales, abogado que le ha estado haciendo seguimiento al tema, aseguró que su apertura se ha ido de promesa en promesa: “Se trata de un posible elefante blanco. Si antes no se aprobó por parte del departamento porque no lograría un gran impacto, ahora menos. No se sabe con seguridad qué va a funcionar en este espacio o si continuará su enfoque para la mujer. Además, hemos visitado la obra, y se ha encontrado que se inunda. ¿Qué fue lo que se construyó?”.

Powered by