Colombia | Publicado el

Por sus listas, Farc apeló a conexidad del narcotráfico


Integrantes de bandas criminales encargadas de procesar la hoja de coca (foto) fueron incluidos en los listados presentados por las Farc en la Justicia Especial para la Paz. FOTO donaldo zuluaga

La conexidad del narcotráfico con el delito de rebelión, por ser este negocio ilegal una de las formas de financiar las hostilidades, fue el argumento presentado por las Farc para explicar la inclusión de 25 presuntos narcotraficantes en el listado presentado en la Justicia Especial para la Paz.

En un comunicado entregado por el Consejo Político Nacional de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (nuevo partido de las Farc), expresaron que los listados con las personas que obtendrían los beneficios de la Justicia Especial fue hecho de manera transparente y con una verificación exhaustiva en el interior de sus estructuras.

“Informamos al país que en nuestros listados estarán incluidos de manera exclusiva aquellas personas cuya conducta obedece en tiempo, modo y lugar a acciones de genuina práctica insurgente, teniendo en cuenta el carácter irregular de la guerra. En ese sentido, las actuaciones vinculadas al desarrollo de la acción rebelde como conexas deben ser incorporadas en su complejidad al delito político”, explicaron en la misiva.

En el mensaje, las Farc aseveran que no habrá colados en los listados entregados y cuentan que ya adelantan las tareas necesarias para revisar la situación de los casos sobre los que se tiene duda. Además, aseguran que no permitirán que la información entregada por ellos “sirva para alimentar la impunidad como en otros casos”, refiriéndose a lo ocurrido en el proceso de paz con los paramilitares.

Abren investigaciones

La situación de los presuntos “colados” para obtener beneficios de la justicia transicional pactada en el Acuerdo de Paz, rememora lo sucedido con el proceso de desmonte y desmovilización de los grupos paramilitares en cuyas filas se colaron desde narcotraficantes, que fueron presentados como jefes de bloques, hasta vendedores ambulantes reseñados como combatientes rasos de sus estructuras.

Para evitar que se repita la historia, la fiscalía debe emprender las indagaciones sobre los nombres presentados en los listados, y por este caso, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, anunció el inicio de investigaciones para establecer, en primer lugar, la veracidad de las personas señaladas como coladas; y en segundo lugar, los responsables de haberlos ingresado y cómo lo hicieron.

“La incorporación a esos listados de manera inescrupulosa constituyen claros delitos que pueden ser falsedades y pueden alimentar verdaderos fraudes procesales en el evento en que a partir de información falsa, autoridades como el alto comisionado de Paz pueden llegar a determinar que tienen un estatus que no les corresponden”, expresó Martínez.

Los delitos por los que el ente investigador adelantará las pesquisas se relacionan con fraude procesal, falso testimonio, obstrucción a la justicia y fraude a resolución judicial. “La Fiscalía ha compartido con el Gobierno Nacional y la oficina del comisionado de Paz los nombres de varias personas que claramente, según las evidencias, no son ni han formado parte de la guerrilla de las Farc y por lo tanto no pueden formar parte de la lista de desmovilizados”, enfatizó el fiscal general.

No hubo acreditación
En el listado de las Farc conocido por EL COLOMBIANO, nombres de cabecillas de bandas criminales y otras estructuras delincuenciales como “la Constru”, con Putumayo como territorio de influencia, fueron incluidos para la justicia transicional, sin embargo, el alto comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera, enfatizó que ni este ni los otros mencionados fueron certificados como integrantes de las Farc.

“Los 25 narcotraficantes denunciados por algunos medios de comunicación como colados en listas de las Farc, jamás recibieron acreditación por parte de esta oficina como miembros de ese grupo para los efectos del Acuerdo de Paz”, indicó Rivera.

El alto comisionado resaltó que el Gobierno adoptó las medidas necesarias para cumplir de manera rigurosa y oportuna lo relacionado en el Acuerdo en lo que se refiere a la revisión y constatación de los listados de postulados entregados por las Farc.

“Con el propósito principal de no permitir la entrada de ‘colados’ a este proceso, desde julio de 2016 se creó el Comité Técnico Interinstitucional para la Verificación de Listados (Decreto 1174 de 2016). De éste hacen parte todos los organismos de inteligencia del Estado y la Fiscalía General de la Nación, así como otras entidades que por sus competencias tienen información disponible sobre Farc”, dijo el alto comisionado de Paz.

De las listas presentadas por la guerrilla, el Gobierno acreditó 11.284 integrantes de esa organización entre los que se incluyen guerrilleros, milicianos y personas privadas de la libertad que fueron parte de la organización. Así mismo, en el trabajo de depuración para evitar “colados”, hay 352 casos de personas en observación y el partido político de las Farc expulsó 160 individuos de los que aseguran no hicieron parte de sus filas.

704

personas de Farc se escogieron como gestoras de paz y están en listas a la JEP.

Las Farc respondieron que los presentados en sus listados fueron escogidos de forma transparente. El fiscal general de la Nación anunció investigación sobre los colados en las listas a la JEP.

Contexto de la Noticia

El procedimiento de postulación a la JEP tiene tres momentos: el primero, en el que las Farc se comprometen con la construcción de los listados y también con su veracidad y exactitud. El segundo, en el que el Gobierno, tras verificar dicha información, acredita o presenta las observaciones respecto a posibles casos de ‘colados’. Y el tercero, en el que el Gobierno se reserva la facultad de excluir nombres de la lista que presente las Farc, sobre los que se establezca que no pertenezcan a la organización.


Powered by