colombia | Publicado el

“No nos sentamos a negociar con partidos”


La candidata Marta Lucía Ramírez busca ser copiloto en todas las reformas que le propone al país su fórmula presidencial Iván Duque y afirma que lo hará sin acuerdos burocráticos. FOTO cortesía

En la primera vuelta la alianza entre Marta Lucía Ramírez e Iván Duque logró 7 millones 569 mil votos, en segunda vuelta esperan al menos llegar a los 10 millones.

Según Ramírez, la estrategia para ganar la presidencia en esta ronda es visitar regiones y hablar con la gente mostrando el programa de gobierno del candidato, pues la agenda está tan apretada, que decidieron no participar en los debates de los medios de comunicación. Según la fórmula vicepresidencial de Duque, los partidos que se han unido a su campaña lo están haciendo sin esperar nada a cambio y con el compromiso de derrotar la corrupción.

¿A qué acuerdos programáticos llegaron con los partidos que se les adhirieron para segunda vuelta?

“No tenemos acuerdos programáticos con ningún partido. Aquí hay dos campañas del Centro Democrático y del movimiento Por Una Colombia Honesta y Fuerte que se sumaron después de la consulta del 11 de marzo. Varios partidos mostraron su adhesión sin compromisos programáticos o burocráticos y sin entregar el Estado a pedazos a los amigos de la política”.

¿Entonces La U, los Conservadores, los Liberales y Cambio Radical se adhirieron sin esperar nada a cambio?

“Totalmente. Aquí ningún partido puede decir que hizo algún tipo de acuerdo. Quienes se han sumado nos han dicho que les gusta nuestro programa, pero a este no se le han hecho modificaciones. Ni más faltaba uno hacerle recortes al programa cada vez que llega un partido. Nosotros no nos sentamos a hacer negociaciones, tenemos un proyecto con distintos matices y queremos que las discusiones sobre los temas importantes se hagan en el Congreso con las bancadas”.

Para cerrar este tema, ¿las maquinarias de esos partidos no están con Duque?

“Recibimos el apoyo de algunos partidos como el Conservador, La U y Cambio Radical, en otros casos solo parte de las colectividades que han anunciado su apoyo, pero con toda certeza aquí no ha habido ningún acuerdo con ninguna maquinaria. Mal haría yo haberme pasado los últimos 12 años de mi vida peleando contra esas estructuras para terminar con las manos amarradas por ellas. Le insisto, no tenemos ningún acuerdo con las maquinarias de ningún partido ni con las estructuras políticas regionales”.

¿Cuáles son los compromisos de la campaña?

“Hay unos compromisos fundamentales en los cuales creemos: fortalecer las instituciones, mejorar el acceso a la justicia, una economía de mercado basada en la propiedad privada, generar riqueza para los colombianos y empleos de calidad, cerrar la brecha social garantizando el acceso a una educación de calidad, políticas claras para la vejez, mejorar el sistema de salud y, lo más importante, es que las regiones avancen. Hay lugares que viven como en el siglo XIX y otras que ya llegaron al XXI”.

¿Qué piensa de las posiciones que apoyan el voto en blanco?

“Quienes van a votar en blanco tienen derecho, pero entendemos que ese voto nos da el mandato para producir las reformas que necesita Colombia, porque esta es nuestra convicción. Eso nos va a tener todos los días trabajando para ganar la confianza de los colombianos”.

¿Por qué Iván Duque decidió no asistir a los debates?

“Iván y yo estamos trabajando 18 horas al día, el país está agotado de los debates y hoy por hoy tenemos una agenda completamente copada hasta el 17 de junio. No estamos asistiendo a eventos juntos porque no damos abasto, hay ciudades y departamentos donde la gente insiste en que debemos volver. El tema de las asistencias se nos volvió difícil porque cada medio, universidad y gremio quiere un debate, si uno va a uno tiene que ir a todos. Decidimos concentrar nuestro tiempo viajando, recorriendo el país, hablando con la ciudadanía y creemos que va a ser muy difícil asistir a más debates”.

De llegar a la Presidencia, ¿cuál será el manejo que le darán a la crisis de Hidroituango?

“Lo más importante es que Antioquia le ha aportado muchísimo a Colombia, un proyecto de esa magnitud no es solo para el bienestar de los paisas, sino para generar energía para todos los colombianos. Dijimos que el gobierno debe ser generoso en dar respaldo porque aquí se trata de salvar vidas por encima de todo. No sabemos cómo el otro candidato criticó a EPM, a Hidroituango, a la Alcaldía y a todo el mundo. Hay que unificar esfuerzos del gobierno nacional y departamental para que esta crisis no genere ni pérdidas de vidas humanas, ni costos económicos más allá de lo razonable”.

Los anteriores vicepresidentes fueron una especie de superministros, en su caso, ¿será igual?

“Esos vicepresidentes que asumen ministerios corren el riesgo de que se atribuyen los éxitos del gobierno cuando las cosas salen bien y se desmarcan en las que salen mal. El vicepresidente debe acompañar al presidente para complementar su tarea y que las cosas funcionen como están diseñadas. Creo que el vicepresidente debe ser el segundo abordo y tengo una gran experiencia en el campo económico, en la defensa (exministra de Comercio Exterior y de Defensa) y la convicción de que debemos acabar con la corrupción, fortalecer la economía, las instituciones y la presencia de la mujer en el gobierno”.


Powered by