Política | Publicado el

“Le estamos apostando al voto sin maquinaria”


La candidata Ángela María Robledo asegura que el programa de la Colombia Humana ha sido estigmatizado por distintos sectores, por lo que se ha dedicado a desmentir rumores. FOTO EFE

Luego de una primera vuelta en la que la fórmula de Gustavo Petro y Ángela María Robledo contaban con el apoyo abierto de pocos partidos, para los comicios del 17 de junio se sienten fortalecidos con la llegada de unos sectores del Polo Democrático y de la Alianza Verde.

Según cuenta Robledo, la candidata a la vicepresidencia, se han dedicado a hacer política de calle y a consolidar lo que ya lograron. En la votación pasada alcanzaron el apoyo de 4 millones 851 mil votos y esperan, como dice uno de sus comerciales, “darle la vuelta en segunda vuelta” al resultado que obtuvieron en el primer round. Robledo asegura que no insisten en la teoría del fraude y que solo piden garantías en materia electoral para poder participar.

La mayoría de partidos como Cambio Radical y los conservadores se unieron a la campaña de Iván Duque, ¿cómo piensan enfrentar la maquinaria?

“Creo que hay una señal en el país muy interesante, en las elecciones del 27 de mayo la ciudadanía demostró que por primera vez sale a votar en mayoría, frente a la maquinaria, es decir, 9 millones 840 mil personas se expresaron libremente. Eso nos da la esperanza que un nuevo país se asoma, desatado de la corrupción y la parapolítica. Sobre esa base hemos empezado a trabajar, en una convergencia democrática, alianzas con los partidos políticos como el Polo Democrático y los Verdes. Además, nos hemos reunido con la ciudadanía, estamos ocupados de reunirnos con mujeres jóvenes, indígenas, campesinos, muchachos de universidades, para que el próximo 17 de junio las ciudadanías se enfrenten a las maquinarias y la paz se enfrente a la guerra; con un denominador común que es la reconciliación”.

¿A qué acuerdos puntuales llegaron con el Polo Democrático y los Verdes?

“Hay un documento del Polo en que nos exige compromisos en la implementación del Acuerdo de paz y con la reforma a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. El verde pide el cumplimiento de la Constitución, el respeto a la propiedad privada y el fortalecimiento de la oferta educativa en el país”.

Fajardo y De la Calle dijeron que ninguna de las dos opciones les gusta, ¿qué opina de esas posiciones?

“En algunos de los debates, en los que nos encontramos con las fórmulas de Fajardo y De la Calle, dijimos que íbamos a apoyar al que pasara a segunda vuelta, pero no ha sido así. Claudia López en este momento dice que está pensando su voto, Clara López se fue con nosotros porque quiere apoyar la paz y sabemos que hay un grupo de jóvenes que invitan a De la Calle a una pola para conversar con él y conocer con mayor profundidad el por qué dice que va a votar en blanco. Este último me genera inquietud. Me interroga un hombre que trabajó durante más de 4 años por defender la paz, que nosotros vemos amenazada con la propuesta de Duque, y que él tome esta decisión”.

¿Y frente a Fajardo?

“En cuanto a Sergio yo también fui profesora y lo he invitado a un diálogo pedagógico para que hablemos para ver si con los argumentos logramos moverlo, porque en tiempos difíciles abstenerse o mostrarse neutral es estar del lado de los guerreristas”.

¿Cuál es el plan para incrementar la votación luego de la primera vuelta?

“Hay un voto de opinión que no es una mera ilusión, son casi 10 millones de personas que votaron en fórmulas no atadas ni a la corrupción ni al clientelismo. Sobre esa base hay muchas personas de la academia y de la ciudadanía que están cansados de la política tradicional que han decidido apoyarnos. Ellos lo hacen porque del otro lado hay riesgos enormes en la candidatura de Uribe y Duque: revocar el Congreso para reducir su tamaño, el hecho de eliminar las cortes y dejar solo una, casi que convocar a una constituyente para que el Fiscal dependa del presidente. Es decir, así se configuraría una dictadura con cara de democracia y ese riesgo lo ven muchos de estos académicos que señalan que van a dar su voto por Petro. Son dos semanas saliendo a la calle desestimando miedos, porque nos han estigmatizado respecto a lo que proponemos y se trata de hacer pedagogía, de mostrar que acá está la vida, la paz, la ciudadanía. Del otro está la guerra, la muerte y la maquinaria. Volvimos a una situación en la que hay que escoger entre la guerra y la paz”.

¿Qué propuesta tienen ustedes para solucionar el problema de Hidroituango?

“Los responsables en Antioquia deben decir la verdad. Llevamos varias semanas en alerta roja, hay que ir más allá del cálculo económico. Les hemos propuesto a la campaña de Iván Duque y a Marta Lucía Ramírez un frente común de cara a Hidroituango para conocer la verdad, y fortalecer el tema de atención humanitaria para las comunidades. EPM ha sido líder en este país y nos ha dejado muchas satisfacciones, pero en este momento tenemos una enorme responsabilidad para saber cómo se va a manejar porque por encima de todo está la vida”.

La campaña de Petro impugnó los resultados de varias mesas de votación, ¿siguen insistiendo en que hubo fraude?

“Nosotros hicimos la reclamación de más de 1.200 mesas en donde habría 600 mil votos. Presentamos las denuncias, que en su mayoría fueron argumentadas por cientos de testigos electorales que denunciaron la alteración de los formularios E-14. Lo que esperamos son garantías, claridad y transparencia de cara a la segunda vuelta”.


Powered by