colombia | Publicado el

La última de las campañas que logró alzar vuelo


Aunque no se comprometió con días, Duque afirmó que Santrich debe ser extraditado sin dilaciones. “Ese sujeto es un mafioso”.ilustración ricardo macÍas

Hace dos años, por esta época, el senador Iván Duque empezó a realizar unos talleres bautizados ‘construyendo país’. Iba y venía silencioso por diferentes ciudades, sin descuidar su labor legislativa. No tenía cámaras encima, lo esperaban dos o tres personas y ellos mismos lo presentaban ante auditorios pequeños.

Ya había construido un nombre en el Congreso, la prensa lo empezaba a destacar por sus debates sobre economía, pero para la gente de a pie, que no está informada del acontecer político y menos de lo que pasa en el legislativo, a menos de que se trate de un escándalo, Duque era un desconocido.

Durante 2016 recolectó 5.600 propuestas ciudadanas y, en 2017, con ese insumo, construyó un árbol y lo convirtió en un rompecabezas de mesa. Lo transportaba en una mochila y con cada pieza empezó a contar los ejes del que sería, un año más tarde, su programa de gobierno. Pensar que delante de él estaban Óscar Iván Zuluaga y Luis Alfredo Ramos hacía inviable su aspiración, pero hace un año le dijo a EL COLOMBIANO que no lideraba una campaña improvisada y no buscaba otro cargo.

Los dos presidenciables del Centro Democrático no pudieron entrar en la carrera y Duque, pese a que era el más joven, logró, vía encuestas, ganar la nominación de su partido. En la medición de Yanhaas del 22 de diciembre pasado, publicada por este diario, quedó de cuarto, con el 6 % en intención de voto. Aunque no había ambiente para una consulta abierta con Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez, los convenció de que después de ese ejercicio el victorioso daría el salto en las encuestas.

¿Cómo cambió su vida y su campaña desde que ganó la consulta y empezó a puntear en todas las encuestas?

“No ha cambiado. Seguimos trabajando con humildad, perseverancia y energía para ganarnos el afecto del pueblo colombiano. Cero triunfalismo; con disciplina y alegría”.

¿Si estuviera de tercero o cuarto, también estaría atacando las encuestas?

“Las encuestas son referentes que debemos analizar e, independientemente del resultado, seguir trabajando. Sigo luchando con la misma intensidad del primer día y me alegra recibir tanto cariño y respaldo de la gente. Las encuestas hoy reflejan el trabajo adelantado”.

Si pasa a una segunda vuelta contra Gustavo Petro, ¿cómo convencerían al elector de centro, que cree en el Acuerdo y la dosis mínima? ¿Cómo haría para legitimar alianzas con la clase política tradicional?

“No hago predicciones pensando en rivales, lo mío es trabajar con humildad. La política la hago con argumentos y principios e invitando a construir a partir de las cosas que nos unen y no las que nos dividen. Nuestra coalición es con la gente, por ellos y para ellos. No estamos en reparaciones burocráticas ni en chantajes clientelistas. Estoy siempre convocando a los colombianos a que construyamos un futuro para todos y derrotemos la política del odio, basada en la importación de las fallidas políticas que acabaron con Venezuela”.

Iván Duque no es hoy tan liberal como antes, incluso algunas de sus posturas en el pasado generaron, al inicio de la campaña, recelo en sectores uribistas. ¿Que pasó?

“Soy una persona de ‘extremo centro’ que espera liderar un país hacia el futuro basado en la legalidad, el emprendimiento y la equidad”.

¿Cómo ha logrado responder a ataques personales sin caer en esa estrategia?

“Normalmente no respondo ataques personales y cuando estos llegan en debates lo primero es la calma, luego la sensatez y finalmente la contundencia transparente en la respuesta basada en argumentos y principios”.

Su campaña ha sido golpeada por las falsas noticias, ¿cómo las ha enfrentado?

“Lanzamos una campaña llamada #solucionesnoagresiones para denunciarlas y confrontarlas, pero lo más importante es que luego de la consulta abierta del 11 de marzo, con más de 4 millones de votos, lo hacemos sin atacar a nadie, sin dejarnos provocar y solo compartiendo ideas. La mentira es un vicio de la vieja política que queremos derrotar en las urnas”.

¿Cómo ha hecho para acercar a jóvenes y a personas que nunca han votado por Uribe?

“Con diálogo, con propuestas, mostrando nuestra agenda de futuro, ganándonos el respeto. Tenemos la mejor propuesta para una juventud que quiere progreso y oportunidades”.

....

Recuerdo de mi padre su cariño, su sencillez, su calor humano, su inagotable formación intelectual y su amistad: era mi mejor amigo. La herramienta más importante de todas fue enseñarnos a “no sentirnos más que nadie, y tampoco menos que nadie”. ....

En algún momento me contó que guarda en su PC un archivo con los mejores debates presidenciales de la historia. ¿Hace cuánto se está preparando para este momento?

“Es difícil decirlo. Desde que tengo uso de razón estoy preparándome para servirle a mi país en las más altas responsabilidades. Quiero ser un presidente que deje un legado de transformación social, económica e institucional”.

Tenía una reliquia en el debate de EL COLOMBIANO y medios aliados. ¿Cuál era?

“Es un rosario de la virgen de Guadalupe que me regalaron en Buga. Lo llevo conmigo y le pido para que me dé lucidez y me permita llegar a los corazones de los colombianos”.

¿Qué hizo con la María Auxiliadora que le llevó una señora hasta la tarima en Sabaneta, en su reciente correría por Antioquia?

“Está en mi estudio, le pido permanentemente que me proteja y me dé sabiduría. Soy una persona de fe, temerosa y amante de Dios. No me gusta hacer ostentación política de la fe, pero siempre le estoy pidiendo que me sepa guiar con humildad, intensidad y disciplina”.

¿Por qué aprecia tanto al tío con el que habla casi todas las noches, vía celular, después de su correrías diarias?

“Soy muy cercano a todos mis tíos, pero mantengo comunicación permanente con el hermano menor de mi papá, a quien quiero mucho y me recuerda mucho a él. Nos reímos mucho de la vida y fue una de las personas que me enseñó a conocer bien los retos de la vida cotidiana y como dicen por ahí: a tener calle”.

¿Cada cuánto puede estar con la familia?

“Eso me ha dado duro porque soy hogareño y entregado a la familia. Últimamente muy poco, pero cuando estamos los 5, con María Juliana y los niños, me entrego 100 % a ellos, que son mi vida entera”.

....

Si tuviera que aconsejar al expresidente Uribe para tuitear le diría: “no se deje provocar de personas que quieren figurar a base de ataques contra él. Que no vote pólvora en gallinazos”.

....

¿Si es elegido presidente, qué es lo que nunca haría similar al gobierno del expresidente Álvaro Uribe o qué mejoraría?

“Todos los gobiernos tienen éxitos y fracasos. Hay que saber aprender de los dos. Hay muchas cosas que admiro del expresidente Uribe y de su gobierno y otras cosas que no haría, mejoraría o las haría distinto. Su gobierno le devolvió la esperanza a Colombia. Quiero que los colombianos recuperemos la confianza, la esperanza y podamos construir un país pensando en el presente y el futuro basado en la legalidad, la justicia, la lucha frontal contra la corrupción, el emprendimiento y la equidad”.

¿Por qué denunció a Odebrecht por competencia desleal si los delitos de cohecho y concierto para delinquir eran más graves?

“En mi carta dejé claro que esos eran sus delitos y que se valió de ellos para ganar licitaciones y por lo tanto debía aplicar la máxima sanción patrimonial. La Fiscalía estaba encima de los funcionarios. Mi denuncia fue porque a las empresas corruptas hay que sancionarlas dentro de las jurisdicciones corporativas”.

Algunos analistas dicen que si usted es elegido su “matrimonio” con Uribe durará poco. ¿Se podría repetir la historia del presidente Juan Manuel Santos?

“Mi relación con el expresidente Uribe no es un matrimonio, como tampoco lo fue con Santos o con nadie. La primera persona que ve las cosas así es él. El problema de Santos no fue traicionar a Uribe, sino haber llevado al país a un debilitamiento de las instituciones, al deterioro económico y la insatisfacción social. Con el expresidente Uribe tendré siempre la mejor relación y espero que lidere nuestra bancada de gobierno en el Congreso para sacar adelante la agenda que queremos para Colombia”.

¿Modificaría la Ley 100, aprobada en el gobierno de César Gaviria, con ponencia del entonces senador Álvaro Uribe?

“Colombia necesita una reforma a la salud de carácter estructural, que garantice prevención y promoción, punto final al déficit sabiendo quién le debe a quién y cuánto, y poniendo al día el sistema, cambiando el pago a las EPS con el componente de calidad, que nos permita sacar de funcionamiento las malas, mejorar la remuneración del personal médico y de soporte, tener precios de referencia, pagarle al médico residente, llevar el medicamento a la casa de los pacientes más vulnerables y despolitizar los hospitales públicos, además de exigir a las EPS contabilidad en línea y factura electrónica para que no abusen de la integración vertical”.

¿Cómo simplificaría el régimen sustantivo y procesal en materia de delitos?

“Capacidad de investigación, celeridad en los procesos, sanciones ejemplarizantes y efectividad de la pena”.

¿Se metería en líos con los países garantes y organismos transnacionales si le hace ajustes al Acuerdo con la Farc?

“No, porque hacer modificaciones en beneficio del pueblo es un deber constitucional, una facultad dentro de los canales institucionales. Fue un mandato de las urnas el 2 de Octubre del 2016, desconocido por el gobierno”.

¿Cuál será la primera decisión que tomará frente a la negociación con el Eln, se posesiona y acaba ese proceso de inmediato?

“Se acaba la gracia de hablar de paz y seguir en la violencia. Si quieren desmovilización, desarme y reinserción, se deben concentrar con supervisión internacional, suspender todas las actividades criminales, tener un tiempo perentorio y puede haber reducción de penas pero no ausencia de ellas. Si esto no les sirve, los vamos a enfrentar con la capacidad ofensiva del Estado y la mano sancionatoria de la justicia”.

¿Qué medidas tomaría para prevenir el asesinato de líderes sociales?

“Este no puede seguir siendo un país donde la violencia acalle las voces de líderes por su forma de pensar. Vamos a investigar, capturar y someter a la justicia a los autores materiales e intelectuales de estos crímenes abominables”.

¿Aún cree que ganará en primera?

“No me gusta hacer vaticinios triunfalistas. Seguimos trabajando todos los días con ese propósito y le pido a Dios y a los colombianos que nos brinden ese mandato claro”.

Contexto de la Noticia

¿Cuál será su relación con los alcaldes y cómo articulará el desarrollo local al Estado central?

“Con respeto, cercanía y acompañamiento en su gestión. Voy a ayudarles a todos, sin importar su filiación política y voy a tener a mi lado un consejero dedicado a atender las relaciones con los alcaldes. De igual manera, voy promover mayor descentralización con exigencias de eficiencia en la gestión y calidad del servicio civil local”.

Según el DANE hay 10.000 habitantes de calle. ¿Qué propuesta les tiene?

“Recuperación integral, alimentación, salud y rehabilitación de drogadicción. Debe existir este programa de la mano con alcaldes y el apoyo del sector privado”.

¿Cómo simplificaría el régimen sustantivo y procesal en materia de delitos?

“Capacidad de investigación, celeridad en los procesos, sanciones ejemplarizantes y efectividad de la pena”.


Powered by