colombia | Publicado el

Cachi, jefe de disidencias de Farc, fue capturado en Pereira

ElColombiano
Alias Cachi era el terror de las disidencias de las Farc en Nariño. FOTO COLPRENSA

La Policía y el CTI de la Fiscalía reportaron la captura de alias Cachi, quien era un jefe de las disidencias de las Farc, que resultaron tras la desmovilización de este grupo guerrillero y su entrega de las armas.

Cachi se desempeñaba como el segundo cabecilla y jefe financiero de las disidencias de Los de Guacho, quienes operan en Tumaco, Nariño. La captura, según las autoridades, se produjo en Pereira, Risaralda, y según la inteligencia oficial, el sujeto llevaba alrededor de 10 años en la organización armadas.

Cachi también estaba al tanto de liderar las actividades relacionadas con la producción y comercialización de estupefacientes en zona rural de Tumaco y en toda la frontera con Ecuador. De acuerdo con el Ministerio de Defensa, el sujeto también “constreñía contra la población civil para manifestarse en contra de la erradicación de cultivos”.

“Importante la captura de este sujeto, que lideraba acciones contra líderes sociales de Tumaco y presionaba a la población para rechazar la erradicación de cultivos ilícitos. Le caerá todo el peso de la ley”, manifestó el presidente Juan Manuel Santos.

Este líder guerrillero hacía parte de los 16 “objetivos de alto valor” de las Fuerzas Armadas, como lo mostró EL COLOMBIANO en enero pasado.

Esas 16 personas, de las cuales nueve serán responsabilidad del Ejército, seis de la Policía y una de la Fuerza Aérea, fueron divididas en Objetivos Militares de Alto Valor Estratégico (integrantes del Estado Mayor o Dirección Central) y Objetivos Militares de Interés Nacional (cabecillas de frentes y compañías), y según datos de las mismas Fuerzas Armadas, tienen a su cargo más de 700 personas, aunque centros de investigación como la Fundación Ideas para la Paz, FIP, que le ha hecho seguimiento al fenómeno, aseguran que el número de disidentes puede estar entre 1.200 y 1.400 (ver análisis).

Vale recordar que el vicepresidente Óscar Naranjo, desde octubre pasado, tenía “evidencias” de que este hombre estaba “presionando y amenazando a las comunidades en Tumaco” e intimidando líderes sociales.


Powered by