colombia | Publicado el

En la Comuna 13 muchos de sus habitantes prefieren que el Ejército esté presente

ElColombiano
En el barrio Las Independiencias hay una de las cuatro bases militares que tiene la Comuna 13 de Medellín. Allí, gran parte de la comunidad prefiere tener a los soldados cerca. FOTO Robinson sáenz
ElColombiano.com

En el sitio conocido como El Plan del Che se presentó la última alteración al orden público en la comuna 13 de Medellín. El pasado lunes en la noche se escucharon varios disparos que interrumpieron la tranquilidad de los habitantes de ese sector cercano a las escaleras eléctricas.

Toda esa zona de la parte sur de la comuna fue recorrida por EL COLOMBIANO, que a propósito de la petición de Kevin Turner, coordinador de la oficina en Medellín para los Derechos Humanos de la ONU, para que el Ejército retire las tropas de los diferentes barrios de Medellín, le consultó a habitantes y comerciantes lo que piensan sobre ese requerimiento.

“Acá los soldados son necesarios, ojalá estuvieran día y noche, eso ayuda a la seguridad”, fue una respuesta casi unánime. Para muchos en la Comuna 13 ver a militares patrullar sus estrechos corredores y angostas calles da tranquilidad, e incluso algunas personas aseguraron que “los muchachos”, como se refieren a los integrantes de los combos delincuenciales, “respetan más a los del camuflado”.

En una de las numerosas tiendas de barrio ubicada en las Independiencias #2, su dueño manifestó que la dinámica de conflicto que ha tenido la Comuna 13, “nos acostumbró a ver gente armada con fusiles en pleno barrio, pero el Ejército genera respeto y da sensación de tranquilidad, así la labor de ellos sea simplemente pasar y ya”.

Más arriba de ese sitio, en un lugar conocido como La Torre, donde hasta hace unos años hubo una base militar en una casa, la gente no piensa igual. Una señora, también dueña de una tienda, dice que la presencia militar no hace diferencia y al contrario “trae problemas de convivencia”.

“La base que había acá no era sino para problemas, el vicio rondaba en sus alrededores y los soldados le paraban más bolas a las mujeres que a la seguridad del barrio, la gente se quejaba mucho. Además los soldados siempre llegan después de que pasan las cosas”, añadió la tendera.

Según el funcionario de las Naciones Unidas, “los líderes políticos deben iniciar, incluso hoy, un proceso para definir las circunstancias bajo las cuales el Ejército se pueda retirar del área urbana”, esto ante la percepción del organismo internacional que en el transcurso de este año hay un aumento de violencia en el área urbana que no sido resuelta a través de la respuesta institucional. “En diálogo con líderes y defensores de Derechos Humanos en las comunas de Medellín, observamos un ambiente de terror y una reciente falta de confianza en las instituciones”, expresó Turner.

El general Juan Carlos Ramírez, comandante de la Cuarta Brigada del Ejército, afirmó que esa institución respeta y valora las recomendaciones de la ONU, “incluso mantenemos reuniones constantes con ellos para el trabajo por los derechos humanos, pero la presencia del Ejército en la ciudad es una petición de la alcaldía de Medellín”.

El oficial agrega que la responsabilidad sigue siendo de la Policía. “Nosotros hacemos una asistencia militar para fortalecer esa presencia institucional. Esto también se da porque en varios sectores de la ciudad han ocurrido enfrentamientos con armas largas”.

Por último, el general Ramírez explica que en Medellín el Ejército tiene presencia con diversas unidades. “El Batallón de Policía Militar pasa las 24 horas acompañando a la Policía en puestos de control y patrullas mixtas. El batallón de Fuerzas Especiales Urbanas, hace intervenciones directas cuando hay operaciones planeadas y aprobadas por un organismo judicial”, agregó.

EL COLOMBIANO buscó la opinión de la Alcaldía, pero al cierre de la edición no hubo pronunciamiento oficial.

Luego de conocerse la petición de la ONU de retirar a los militares de los barrios de Medellín, EL COLOMBIANO consultó en la Comuna 13 sobre el tema. Allí prefieren la presencia militar.
En la Comuna 13 muchos de sus habitantes prefieren que el Ejército esté presente

Contexto de la Noticia

La constitución
La diferencia entre las Fuerzas Militares y la Policía, radica en la esencia militar de las primeras —Ejército, Armada, Fuerza Aérea—, y la categoría de cuerpo civil armado de la segunda. Según los artículos 217 y 2018 de la Carta Magna, las Fuerzas Militares tienen la responsabilidad de garantizar la soberanía nacional y la integridad territorial, en tanto que la Policía Nacional debe responder por el control del orden interno.

De Ejército a Policía
El Ejército cuenta con el cuerpo de Policía Militar. De acuerdo con el coronel (r) Jhon Marulanda, esto ocurre en todos los países y la práctica es tan vieja como la institución misma. “En las ciudades surge la necesidad de tener una Policía Militar para combatir a la delincuencia común, que cuenta con armas de largo alcance, no utilizadas por la Policía. El Ejército tiene que salir a las calles a cubrir lo que esta institución no puede”.

De Policía a militar
En el contexto del conflicto armado colombiano la Policía se ha ido militarizando, tanto que dirige una de las más importantes operaciones contra el crimen organizado: la Operación Agamenón. El general (r) Jaime Ruiz, presidente de Acore, explicó que la Policía empezó a colaborar con los militares cuando las acciones en medio del conflicto podían afectar el orden público, por lo que terminó con fuerzas especiales muy similares a las militares.


Powered by