Colombia | Publicado el

Corroboraron la identidad de otra de las víctimas del Palacio de Justicia


Los restos mortales de Carlos Horacio Urán fueron identificados plenamente. FOTO: Archivo particular

Los restos mortales de Carlos Horacio Urán Rojas serán entregados a su familia este sábado, después de casi 33 años de angustia sin saber si lloraban realmente a su ser querido.

Urán era funcionario del Consejo de Estado para el momento de la toma del Palacio de Justicia por parte del M-19 y la retoma por parte de la Fuerza Pública, ocurridas durante el 6 y 7 de noviembre de 1985.

La Fiscalía General de la Nación informó, a través de un comunicado, que a partir del 2014 el grupo investigativo del caso del Palacio de Justicia definió una hipótesis sobre cuerpos mezclados, intercambiados y mal entregados, que ha generado realidades dolorosas para las familias de quienes fallecieron en dicho holocausto.

Ante esta circunstancia, se conformó el equipo interdisciplinario que con el objetivo de lograr una plena identificación, ha buscado los cuerpos inhumados en 1985, los ha exhumado y llevado a laboratorios especializados de Bogotá y Villavicencio.

Los restos que en muchos casos fueron afectados por la llamas, se sometieron a estudios médicos, antropológicos, odontológicos, genético forenses, entre otros.

Las pruebas fueron cotejadas con el ADN de padres, hijos y hermanos de las víctimas, para crear un gran banco de ADN exclusivo para el caso del Palacio de Justicia en el que permanentemente se cruzan los perfiles genéticos para identificar a quienes perecieron en ese evento de noviembre de 1985.

“Hoy se suma a las víctimas, el reconocimiento científico, que permitió identificar sin ninguna duda, que los restos analizados pertenecen a Carlos Horacio Urán Rojas, funcionario del Consejo de Estado. Los testimonios recopilados en el voluminoso expediente, indicaron que Urán Rojas, se encontraba en el baño del tercero y cuarto piso, mientras ocurría la retoma de la sede judicial; sin embargo los actos de levantamiento del cadáver fueron registrados en actas, como muerto en el primer piso (8 de noviembre de 1985)”, explicó el ente investigador.

Inicialmente, los despojos mortales fueron catalogados como N.N., pero posteriormente con la muestra de un cotejo de su dedo índice, se identificó como Carlos Horacio Urán Rojas. El 11 de febrero de 2010 la Fiscalía Cuarta Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, ordenó una primera exhumación para someter el cuerpo a estudios de criminalística, relacionados con la descripción de heridas del protocolo de necropsia de 1985. Posteriormente se ordenó la entrega a sus familiares.

Ante el intercambio de algunos cuerpos de las víctimas del Palacio de Justicia, y estudios de Medicina Legal de 2014, la Fiscalía Primera Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, ordenó exhumar por segunda vez el cuerpo de Carlos Horacio Urán, para tomar muestras óseas y cotejarlos con el ADN de sus hijas. Los resultados serán expuestos a sus familiares y amigos hoy 10 de agosto de 2018, con la irrefutable conclusión científica que en este caso, los restos corresponden a Carlos Horacio Urán Rojas y no como en otras circunstancias en las que se han realizado duelos a personas diferentes.

Asimismo, la Fiscalía coordinó con sus familiares la entrega digna el 11 de agosto de 2018.


Powered by