colombia | Publicado el

Los falsos positivos de Soacha serán tratados en la JEP mañana

ElColombiano
FOTO COLPRENSA

La Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Justicia Especial para la Paz citó para este viernes una audiencia en la que se analizarán los llamados ‘falsos positivos’ ocurridos en Soacha (Cundinamarca). Al tribunal de la JEP fueron convocados además de militares, las madres de las víctimas.

“Es una diligencia de condicionalidad en donde la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas convoca a personas presuntamente vinculadas con esos hechos”, expresó la magistrada Patricia Linares, presidenta de la JEP y añadió que en la diligencia a los citados “se les comunicarán cuáles son las condiciones que les aplicarán una vez ellos han ingresado a la JEP”.

El caso de los falsos positivos de Soacha es uno de los más representativos en la historia de los falsos positivos, nombre con el que se conocieron las ejecuciones extrajudiciales en las que participaron algunos agentes del Estado. Este oscuro episodio inició en enero del 2008, pero salió a la luz pública 10 meses después.

El tema inició con un grupo de madres quienes emprendieron la búsqueda de sus hijos, quienes fueron desaparecidos, a muchos de ellos -se dijo en su momento- fueron reclutados por presuntos empleadores quienes les ofrecían oportunidades laborales. Varios fueron llevados a Ocaña, donde tiempo después fueron encontrados sin vida y sobre quienes recayeron sindicaciones de ser miembros de grupos armados ilegales, mientras su muerte fue justificada en bajas en medio del conflicto.

Alexánder Arenas, de 33 años, fue uno de los desapareció. Sucedió el 2 de enero de 2008. Fair Leonardo Porras Bernal, de 26 años y en situación de discapacidad, desapareció el día 8. Joaquín Castro Vásquez y Elkin Verano Hernández, de 25 años de ambos dejó de tenerse conocimiento el día 13. Julio César Mesa Vargas, de 24 años y Jonathan Soto Bermúdez, de 17 años, desaparecieron el 26.

Jaime Steven Valencia Sanabria, de 17 años, Daniel Martínez, de 21 años, y Diego Armando Marín Giraldo, de 21 años, desaparecieron el 6 de febrero. Julián Oviedo Monroy, de 19 años, el 2 de marzo y Eduardo Garzón Páez, de 32 años, y Daniel Andrés Pesca Olaya, de 27 años, dos días después.

Jaime Castillo Peña, de 42 años (habitante de la calle), desapareció el 11 de agosto de 2008. Jader Andrés Palacios Bustamante, de 22 años, Diego Alberto Tamayo Garcera, de 26 años; y Víctor Fernando Gómez, de 23, desaparecieron el 23 de agosto de 2008.

Fue la búsqueda y la similitud de los casos lo que conformó las ‘Madres de Soacha’, que reúne 14 casos de esa localidad, cuatro de Bogotá y uno de Fusagasugá, quienes fueron reportados a lo largo del 2008 por tropas del Batallón Santander y de la Brigada Móvil 15 del Ejército Nacional como muertos en combate, en un falso combate.


Powered by