colombia | Publicado el

Eln: cese y mensaje de unidad previo a elecciones


Alias Pablo Beltrán, jefe de la delegación del Eln en el proceso con el gobierno, durante diálogos en La Habana. FOTO reuters

Un respiro para la comunidad afectada por el conflicto y un mensaje de “unidad militar” en la guerrilla del Eln es lo que se puede interpretar de la decisión del grupo armado, al decretar cese el fuego de manera unilateral para la primera vuelta presidencial, que se efectuará el domingo 27 de mayo.

“El Eln cesará actividades militares desde las cero horas del 25 de mayo hasta las veinticuatro horas del 29 para aportar a unas condiciones favorables que le permitan a la sociedad colombiana expresarse en las elecciones”, fue el mensaje emitido por la insurgencia, a través del editorial titulado “Unos cesan el fuego y otros no”, publicado en su revista Insurrección.

¿Servirá?

Para Carlos Arturo Velandia, exmilitante y analista del conflicto de este grupo guerrillero, la decisión es de “buen recibo”, pero se debe avanzar y no quedarse como un acto unilateral sin alto impacto.

Para él, “es supremamente importante este gesto, pero lo más trascendental es lograr acuerdos que avancen hacia el final de la guerra”, que es lo que fundamentalmente se quiere con la mesa de diálogos que esta semana inició su quinto ciclo en Cuba, buscando conseguir una tregua y encontrar un mecanismo para que la ciudadanía pueda participar en el proceso de paz, que es una demanda constante.

Por su parte, un militar retirado consultado por este diario, apuntó que la decisión es “objetiva”, porque pretende dar muestras de voluntad política y ganar confianza de la comunidad, además de que se está pensando en dejar una buena imagen de cara al gobierno que se posesionará el 7 de agosto próximo. “Lo hacen como una proyección política”, manifestó el militar.

Zonas en conflicto

Pese a que esta corresponde a una buena noticia, la preocupación se concentrará en las zonas del país donde el Eln mantiene su pulso armado, como en el Catatumbo, donde confronta con el Epl.

El mismo panorama se tiene en Nariño, Cauca, Chocó, Risaralda y el Bajo Cauca antioqueño, que, de acuerdo con Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para Análisis del Conflicto (Cerac), “es donde hay conflicto permanente con grupos organizados ilegales, básicamente disputándose las rentas del narcotráfico y la minería ilegal”.

Restrepo destaca que “el Eln ha cumplido las anteriores ocasiones en las que ha estado en cese del fuego unilateral o bilateral –como durante la visita del Papa Francisco–, aunque también menciona que la confrontación armada, por ejemplo en el Catatumbo, ha rebajado en los últimos días, lo que representa un panorama que tranquiliza a las comunidades, donde siguen reclamando atención.

“Paquete completo”

Aunque ninguno de los analistas consultados le restan importancia al cese el fuego unilateral, lo que sí dejan claro es que se debe mantener la agenda para buscar un “paquete completo”, que a juicio de Velandia, consiste en “alcanzar un cese bilateral de ambas partes, un acuerdo humanitario para la situación del Chocó, el desminado humanitario en Nariño, y lograr la participación de la sociedad”.

Este último punto, consideran los consultados, no pueden dejar que “se pierda” en la mesa, porque supondría el más grande avance de la agenda entre gobierno y Eln, tras las dificultades que ha sufrido, y que obligaron que su sede fue trasladada a Cuba la semana pasada, tras la renuncia de Ecuador al papel que cumplía.

Ahora, lo que esperan los analistas, el Gobierno y la comunidad, es que cumplan, pues los recientes ataques contra infraestructura petrolera y eléctrica, como sucedió en Tumaco (Nariño) la semana pasada, siembran la duda sobre el actuar de este grupo guerrillero y su división militar frente a lo que se discute en Cuba y lo que pasa en Colombia.

Contexto de la Noticia

· Germán Sahid, docente de Ciencia Política de la U. del Rosario, plantea escenarios de lo que se espera del Eln:

· “El cese es lo que se espera de un grupo armado irregular que pretende generar confianza en la ciudadanía”.

· “El principal desafío es que la ciudadanía reconozca estas acciones y así ganen legitimidad en las negociaciones, que es lo fundamental en un proceso como estos”.

· “Si se cumple, demostraría unidad de mando, y callaría a quienes cuestionan que el Eln perdió esa unidad”.


Powered by