colombia | Publicado el

Opciones para financiar sus estudios más allá de las entidades bancarias


FOTO ARCHIVO

Si usted está pensando en financiar sus estudios de educación superior y aún no tiene la certeza de cuál es la entidad que más le conviene, estas son algunas opciones más allá de los créditos bancarios. Si bien algunas mantienen semejanzas, a largo plazo se podrían ver las diferencias.

Entre las opciones que se pueden encontrar en el mercado están las de Icetex, Fincomercio, Fondo Nacional del Ahorro y Pichincha; este último que, a pesar de ser una entidad bancaria, su línea de créditos educativos converge modalidades con una tasa de interés más baja.

Alfredo Barragán, analista en banca de la Universidad de los Andes, señala que de hecho muchos clientes a la hora de solicitar un crédito optan por las líneas tradicionales de los bancos y esto no permite que se logre acceder al préstamo.

“Los bancos en el fondo tienen una camisa de fuerza a la hora de otorgar un crédito. En cambio, las entidades que no son bancos ofrecen flexibilidad en los pagos, menores requisitos y un tiempo de respuesta mucho más rápido”, señaló.

Frente a la flexibilidad de pago, las entidades no financieras y dedicadas al crédito educativo logran ofrecer un amplio portafolio para todo tipo de clientes. Este es el caso de Icetex que, hasta ayer, tenía aprobados 36.864 créditos estudiantiles para el segundo semestre de este año.

Y es que a pesar de los rumores sobre los altos intereses de la entidad, Barragán manifiesta que “Icetex le ha permitido a miles de estudiantes llegar a las puertas de la universidad. Cada persona se añade a las condiciones de donde solicite el préstamo y es una buena opción distinta a los bancos”.

En cuanto a las ventajas y desventajas, Icetex ofrece una cantidad de productos para todo tipo de necesidades. Por ejemplo, cuenta con tres líneas de crédito: largo plazo, mediano plazo; y corto plazo. Estas, dependiendo la solicitud, establecen el porcentaje de crédito, los requisitos mínimos y el tiempo de pago.

Entre lo que se resalta, además, son las opciones de modificación de crédito, las alianzas con Ser Pilo Paga y las becas que se otorgan.

En el caso de Fincomercio, cooperativa de ahorro y crédito, otorga préstamos para afiliados y no afiliados. Dentro de sus opciones ofrece la financiación para estudios de pregrado con una tasa de 1,49% mes vencido (m.v) con las universidades en donde tiene convenido y en 1,79% en instituciones sin convenio.

Así mismo, uno de los principales beneficios se los da a los afiliados, pues ofrece una modalidad de subsidios educativos en donde los asociados o sus hijos pueden postular sus calificaciones para clasificar dentro de una convocatoria en la que la entidad otorga hasta 2 Smlv dependiendo la antigüedad del afiliado y el rendimiento.

En el caso del Fondo Nacional del Ahorro, la Entidad cuenta con una modalidad de crédito para financiar desde 0% hasta 100% del valor de la matrícula. Por esta razón, dependiendo del porcentaje a financiar, la entidad ajusta su tasa de interés más el IPC vigente. Por ejemplo, si usted financia el 100% de su carrera sería el 7% más el IPC.

Otra de las entidades es el Banco Pichincha, pues de acuerdo a Banlínea, portal que realiza comparaciones de tasas, en esta entidad se puede encontrar una tasa de 1,49 % m.v., lo que en el comparativo la consolida como una de las compañías financieras con tasas más bajas.

Ante este panorama estas son otras opciones de créditos educativos que van más allá de los bancos, pues según Carlos Gustavo Duarte, experto en banca, “en el mercado se encuentra un alto portafolio de prestamos que le permiten al cliente tener una gran variedad de opciones. Sin embargo, es claro que las entidades del Gobierno ofrecen subsidios y tasas muy cómodas”.

Cifras de educación superior

De acuerdo al más reciente informe realizado por el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior, de un total de 637 municipios encuestados tan sólo 57% poseía al menos un matriculado en programas de educación superior.

Sin embargo, en el caso de las ciudades las cifras arrojaron que en Bogotá, por ejemplo, estaban matriculados 32% del total de estudiantes en educación superior; en Antioquia, 13,8%; en el Valle del Cauca, 7,5%, y en Atlántico, 5,8%.


Powered by