colombia | Publicado el

El 80 % de los papás cree que la U mejora el futuro

ElColombiano
Estos resultados son parte de la Encuesta Global a los Padres realizada por la Fundación Varkey. FOTO robinson sáenz

Una nueva encuesta sobre la percepción de la educación, hecha a padres de 29 países, muestra que el 80 % de los padres colombianos –cuatro de cada cinco– piensa que es extremadamente importante que sus hijos estudien en la universidad.

Lo relevante es que este es el resultado más alto de todos los países encuestados. Por lo tanto, Colombia es el país que más cree en los estudios superiores como futuro para sus hijos. Le siguen México (79 por ciento) y Brasil (75 por ciento). En contraste, Finlandia (6 por ciento) es la nación que confía menos en un título universitario como seguro para los jóvenes.

Estos resultados son parte de los publicados por la Fundación Varkey, entidad benéfica dedicada a la educación, antes del Foro Global de Educación y Capacidades 2018.

Se basan en una encuesta de opinión realizada en profundidad por Ipsos sobre las esperanzas, temores y opiniones de 27.000 padres en 29 países. En Colombia participaron 1.000. A nivel global, el 40% de los consultados cree que la educación mejoró en los últimos años y solo el 37% que empeoró. Con excepción de Japón, los países de Asia son los más optimistas, mientras que los europeos están entre los más negativos con su situación.

Conclusiones en Colombia

En el país, solo el 30% de los padres colombianos califica la calidad de las escuelas gratuitas como buena o muy buena, muy por debajo de la media del 45%.

Este porcentaje es notablemente inferior al 83% que califica como elevada la calidad de la enseñanza en la escuela de sus hijos. Vale la pena recordar que Colombia ocupa la 57ª posición de 70 países en PISA, el programa internacional de evaluación de alumnos más prestigioso.

El 76% de los padres cuyos hijos asisten a escuelas gratuitas dicen que enviarían a sus hijos a una escuela privada.

Para Fáber Alzate, decano de la Facultad de Educación de la Uniminuto seccional Bello, siempre hemos creído que un estudiante, una vez salido de una universidad privada, obtiene mejores resultados que cuando egresa de una pública.

“Razones como que no salen a paro o porque tienen mejores maestros, o hay mayor intensidad en los estudios, o porque estimulan la educación bilingüe, se esgrimen para llegar a esta conclusión”.

Según el decano, la consecuencia inevitable de este criterio es que en el imaginario colectivo una mejor preparación en el bachillerato deja mejor preparado al estudiante para superar las pruebas de ingreso a la educación superior en universidades públicas.

Asistencia y optimismo

Otra de las cifras más relevantes es que el 78% de los colombianos aprueba que el gobierno proporcione auxilios escolares. En esta tendencia el país se ubica de cuarto, tan solo por detrás de Kenia (84%), Sudáfrica (79%) e India (81%) e igual que Perú.

Frente a esto, como indica Mario Hurtado, consultor y columnista en temas de educación, este interés en el asistencialismo estatal es propio de países subdesarrollados.

“Los colombianos no tienen conciencia de cómo se financia la educación. Exigimos que el gobierno nos pague pero no sabemos que ese dinero viene de los impuestos, y cuando se habla de una reforma tributaria para la educación, la gente dice que no podemos pagar más impuestos”, comenta Hurtado.

Ambos expertos indican que lo más importante de esta encuesta de percepción es que lanza una alerta al gobierno para mejorar los estándares de calidad de la educación pública.

Por último, se destaca que el 77% de los colombianos son optimistas respecto al futuro de sus hijos. Una cifra que coincide con el sentimiento generalizado que ha ubicado a Colombia como el segundo país más feliz del mundo en varias ocasiones, en la encuesta de felicidad, esperanza y optimismo económico realizada por Gallup International.

Contexto de la Noticia

El Global Teacher Prize, organizado por la Fundación Varkey, es uno de los reconocimientos más importantes de educación, reconocido como el “premio Nobel” de este campo. Este año se presentaron alrededor de 30 mil candidatos. De los diez finalistas uno era colombiano, Luis Miguel Bermúdez Gutiérrez, quien ganó el Premio Compartir al Gran Maestro el año pasado por sus logros en la reducción de setenta a cero de los embarazos adolescentes en un colegio de Suba, Bogotá. El ganador de este premio se llevaba la suma de 1 millón de dólares y este año fue Marjorie Brown, sudafricana que lidera un programa de alfabetización.


Powered by