colombia | Publicado el

Descartan alerta por AH1N1, pero el control al sarampión permanece


El Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud insisten en la importancia de la vacunación para enfrentar estas enfermedades. FOTO Juan Antonio Sánchez

El virus del AH1N1 llegó a Colombia en 2009 y no se ha ido. Eso lo dejan claro el Ministerio y el Instituto Nacional de Salud (INS), cuando se indaga por una posible alerta sanitaria provocada por este virus conocido popularmente como “gripa porcina”, y la respuesta de ambos despachos es que no hay tal alarma epidemiológica “por la identificación de la influenza”.

No obstante, se han reportado 49 casos en los tres primeros meses del año, sumadas a las muertes de dos hombres, uno en Nariño y otro en el Valle del Cauca.

Aunque la alerta está descartada, las autoridades de salud dejan claro que hay disponibilidad de vacunas para enfrentarlo y que, ante los síntomas (labios morados, gripa, decaimiento, dificultad respiratoria y fiebre intensa), lo único que hay que hacer es acudir a un médico y realizar los exámenes necesarios.

Así lo planteó Elkin Osorio Saldarriaga, director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud, quien explicó que el Programa Ampliado de Inmunizaciones dispone de vacunación gratuita para los menores de dos años, mujeres en embarazo y personas mayores de 60 años de edad. El director, además, manifestó que desde hace nueve años “se inició una vigilancia tipo centinela”, que es la que ha permitido monitorear la evolución del virus en este tiempo.

Al respecto, Sebastián Bittar, director del Instituto Departamental de Salud de Norte de Santander, que fue donde se registró el más reciente caso de un paciente infectado, manifestó que permanecen habilitadas las vacunaciones y que siguen haciendo vigilancia, que no hay motivos para elevar una alerta, tal cual lo dijo el Ministerio y que siguen atentos a las directrices que llegan desde Minsalud.

¿Y el sarampión?

Bittar, quien alertó de la posible llegada de casos de difteria y sarampión por cuenta del flujo migratorio de venezolanos en enero pasado, producto de la crisis social, humanitaria y política de ese país, aseguró que solo se ha confirmado un caso de sarampión en el departamento, frente a cuatro en otras ciudades del país (ver infografía).

El quinto caso confirmado, en Arjona (Bolívar), se trató de una niña de dos años de edad, proveniente de Caracas, quien es tratada en Riohacha.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, quien asistía a un debate de control político en el Senado el pasado martes, sobre la atención en salud a los venezolanos, dijo que “el país está preparado en los temas de salud pública” y que la labor del INS ha sido clave en este proceso.

Prueba de ello, por ejemplo, es la capacidad que se tiene de hacer el cerco epidemiológico para identificar a las personas que entran en contacto con los pacientes.

“En el caso que se ubicó en Medellín identificamos que el niño se comió una paleta en la terminal y encontramos al señor que se la vendió. Desde ese momento, el INS llama al señor todos los días para verificar si tiene los síntomas”.

Javier Contreras, médico pediatra y epidemiólogo clínico de la Universidad de Antioquia, explicó que los síntomas del sarampión son fiebre y la aparición de una especie de brote en el cuerpo, pero hace énfasis en no automedicarse.

Otras estrategias

Así como los cercos epidemiológicos han sido claves, otro proceso y si se quiere el más importante, que ha permitido el control inicial de estas enfermedades, es la aplicación de vacunas en las zonas fronterizas.

El director de Salud de Norte de Santander expresó que los fines de semana realizan jornadas en los pasos fronterizos, además de la instalación de puestos fijos de vacunación “para que los venezolanos que llegan al país, y no tengan las vacunas, puedan acceder a ellas sin ningún costo”.

Según el Ministerio, hasta el momento, 160 mil venezolanos han sido vacunados contra estas enfermedades.

La otra preocupación que tuvo Bittar en enero pasado fue la difteria, enfermedad que fue erradicada de Colombia y de otros países de América Latina, incluyendo a Venezuela, pero que resultó ser una enfermedad emergente, según el ministro Gaviria.

Sin embargo, de esta no se tienen casos confirmados, pero sí se estudia un paciente proveniente de Venezuela, quien, hasta el momento, es atendido en el departamento de La Guajira.

No hay alertas por brotes epidemiológicos en Colombia por enfermedades importadas de Venezuela, pero no se debe bajar la guardia en vacunación, que es la clave para enfrentarlas.
Descartan alerta por AH1N1, pero el control al sarampión permanece

Contexto de la Noticia

· El Ministerio de Salud de Ecuador, entre noviembre pasado y marzo de este año, reportó 1.280 casos con el virus AH1N1 y 112 muertes.

· 895 casos de sarampión fueron reportados en 2017 en cuatro países de América.

· Colombia ha tratado alrededor de 2.500 casos de malaria traídos desde Venezuela en los últimos dos años.

· Venezuela reporta 159 casos hasta marzo.


Powered by