colombia | Publicado el

Del caso de doña Clara y otras condenas desproporcionadas


Foto: Robinson Sáenz Vargas

Uno de los clamores más urgentes de los colombianos para el próximo presidente es en materia de justicia. Sin embargo, esta no siempre llega a condenar a quienes lo merecen.

En las últimas horas se conoció el caso de Clara Inés Forero de 75 años quien solo canceló uno de los productos que se llevó del mercado y cuando cayó en la cuenta y se devolvió a cancelar el otro fue retenida por vigilante del establecimiento y puesta bajo custodia en la Unidad de Reacción Inmediata junto a sindicados de alto calibre.

Lo que ha indignado las redes sociales es que Forero tomó del supermercado unas galletas que no superan los 2 mil pesos que, además, se devolvió a pagar. La mujer asegura que quería cancelar el valor del producto pero en el supermercado, ubicado en el barrio La Palestina en el occidente de la capital, le hicieron llenar un formulario y la entregaron a la autoridad.

Según la Policía cuando ellos reciben una denuncia por parte de los supermercados y es su deber darle el trámite correspondiente.

Este no es el único caso, en el 2002 Leder Correa Cobo fue recluido en la cárcel de Villanueva en Cali y condenado a 6 años por robarse un caldo de gallina de un supermercado La 14 de esa ciudad.

En 2014 la historia se repitió un juez de Bogotá condenó a cinco meses y siete días de cárcel a Luis Augusto Mora quien se había robado dos cajas de chocolatinas de un supermercado en la carrera séptima que valían 15 mil 100 pesos.

Lea también: El Inpec, otra tuerca que deberá ajustar el próximo presidente

Otra condena, sobredimensionada ocurrió con Jhon Alexánder Aguirre Palma quien todavía paga una condena de cuatro años y medio de prisión por haber intentado robar el rin de un vehículo Volkswagen en la ciudad de Bogotá.

Una condena que llamó la atención fue la de Andrés Mauricio Gallego Ladino de 24 años quien fue condenado a 62 meses de prisión en Anserma Caldas por robarle a su propia hermana menor. Según las autoridades Gallego habría hurtado una tableta electrónica.

Un caso similar se presentó en Pereira, Risaralda, donde fue condenado a 10 años y dos meses de prisión Jhon Eiber Henao Castañeda quien atracó a dos transeúntes robándoles su celular y una bicicleta.

Estas condenas generan problemas como que aumentan el hacinamiento en las cárceles del país y además merman la confianza del público en la justicia, según cifras de la gobernación de Antioquia las cárceles del país tienen un hacinamiento del 81%, mientras que según el Instituto Penitenciario y Carcelario Impec asegura que la cifra llega al 75% en las Cárceles del país.

Sumado a esto el pasado 17 de abril la Personería de Medellín denunció que el hacinamiento de 15 estaciones de policía de Medellín llegaba a niveles de 308 por ciento.


Powered by