colombia | Publicado el

Circunscripciones siguen en el limbo


El presidente del Congreso, Efraín Cepeda, anunció que la corporación impugnó formalmente el fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que ordenaba revivir las circunscripciones de paz. El mecanismo judicial va dirigido, además, contra una tutela que tenía el mismo propósito.

Ambas impugnaciones, dijo Cepeda, tienen el objetivo de defender la autonomía del Congreso y las decisiones que este toma frente a la aprobación o no de actos legislativos, “no me mueve una razón distinta a la de hacer valer lo que la corporación que represento decidió el 30 de noviembre del año pasado respecto al proyecto de acto legislativo relacionado con las circunscripciones especiales de paz”.

Según el presidente del Congreso, las acciones jurídicas tomadas por el Congreso se basan en lo que a su juicio fueron una violación al debido proceso “por una serie de actos que cometieron las autoridades judiciales en el momento de tomar dichas decisiones”.

Y agregó que “en ejercicio del derecho constitucional al debido proceso, nos hemos visto abocados a presentar las impugnaciones correspondientes, en la medida en que discrepamos con sólidos fundamentos jurídicos de las decisiones de las autoridades judiciales que tratan de revivir este acto legislativo”.

Frente a la acción de cumplimiento interpuesta por el ministro del Interior, Guillermo Rivera, que ordenó al presidente del Senado “remitir el proyecto de acto legislativo 05 de 2017 al presidente de la República para su promulgación”, el Congreso dice que este afecta el derecho a la defensa y contradicción, “emitiendo de manera precipitada un fallo, sin apreciar los argumentos expuestos en la contestación de demanda”.

Cepeda afirmó que la corporación siempre ha sido respetuosa con las decisiones judiciales, pero que esta vez consideran que el “concepto de la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado, no constituye un precedente judicial válido, por cuanto se basan en pronunciamientos de la Corte Constitucional que no guardan relación con la controversia en torno al proyecto de acto legislativo de las circunscripciones de paz”.

En la impugnación al fallo de tutela también se hizo referencia a la legitimidad de los demandantes en la medida que “alegaron la violación de unos derechos inexistentes, por cuanto el acto legislativo que estaba llamado a consagrar ni siquiera alcanzó a nacer a la vida jurídica porque el Congreso lo improbó”.

El Gobierno apoya su tesis jurídica en el hecho de que tiene un concepto favorable del Consejo de Estado, solicitado antes de la votación, además de las dos decisiones judiciales del Tribunal Administrativo de Cundinamarca y una juez administrativa de Bogotá que le ordenan al legislativo revivir el proyecto de circunscripciones de paz.

El Congreso aún no acata estas acciones judiciales y anunció este jueves su impugnación lo que abre un nuevo capítulo que será resuelto en los tribunales del país. El proyecto de acto legislativo busca crear 16 circunscripciones producto del acuerdo de paz para las víctimas que se encuentran en los territorios más afectados por la violencia.

La conciliación de dicho proyecto fue votada bajo el supuesto de que allí actúan 102 senadores, por lo que requería para su aprobación la mitad de esa cámara, es decir 51 parlamentarios. Sin embargo, la votación fue de 50 y el argumento del Gobierno fue que como existían dos congresistas encarcelados, el quorum era de 99 y, por lo tanto, la votación necesaria para la aprobación de la iniciativa era de 50.


Powered by