colombia | Publicado el

4,2 millones de afiliados de Medimás, a las mejores EPS

ElColombiano
Medimás empezó a funcionar con 5,6 millones de afiliados, pero por las constantes dificultades que sufrían, fueron migrando hacia otras EPS, quedando con 4,2 millones. FOTO edwin bustamante

Entre tumbos llegó y entre tumbos termina la EPS Medimás, por cuenta de la decisión de la agente liquidadora de Saludcoop, de revocar la venta de Cafesalud a Prestasalud, el consorcio que pagó alrededor 1.46 billones de pesos para crearla.

Esto, sin duda, genera preocupaciones a los 4.204.928 afiliados que tiene la empresa, según cifras de la Superintendencia de Salud.

La Procuraduría, el 2 de agosto pasado le presentó a la agente liquidadora el requerimiento, teniendo en cuenta las irregularidades en el proceso de venta y las constantes dificultades que evidenciaron durante los 14 meses de funcionamiento.

El procurador, Fernando Carrillo, en diálogo con EL COLOMBIANO recordó que desde el principio le había puesto la lupa a este proceso, buscando evitar lo que están viviendo los usuarios en la actualidad, en 29 departamentos.

“Esta decisión está condicionada a que la Superintendencia Nacional de Salud adopte las medidas necesarias para garantizar el aseguramiento y la continuidad de la atención a los afiliados”, manifestó el jefe del Ministerio Público.

Por otra parte, la agente liquidadora, Ángela María Echeverri, señaló que cuando empezó su operación, Medimás recibió una entidad “con cero pasivos, les dimos una EPS nueva, con todas las oportunidades de prestar el mejor servicio, recibiendo una Unidad de Pago por Capitación –pago del sistema de salud a las EPS– libre”, apuntando a que su camino estaba orientado “para ofrecer los servicios con garantía y efectividad”, pero no lo logró.

Este proceso fue autorizado por el ministro de Salud del Gobierno Santos, Alejandro Gaviria, y del superintendente de ese momento, Norman Julio Muñoz, quien renunció luego de que la Procuraduría lo sancionó por permitir su operación”, pues Carrillo, desde el comienzo, criticó que se le diera luz verde, cuestionando su capacidad técnica, administrativa y operativa.

En cuidados intensivos

El procurador se refirió a Medimás como un paciente “en cuidados intensivos”, al que se le dieron muchas oportunidades, pero que “boqueó y boqueó” hasta que la liquidadora decidió reversar la venta.

“Constatamos incumplimientos de todo tipo y hay que dejar claro que hubo una falta de transparencia. Nunca hubo calidad en la prestación del servicio”, lo que, para el procurador, es una radiografía de lo que pasó desde el 1 de agosto de 2017, cuando empezó a operar, hasta ayer.

Por ejemplo, tan solo en agosto, la Supersalud recibió 7.051 Peticiones, Quejas y Reclamos (PQR) que buscaban que esta EPS les garantice los servicios de salud. De estas, 1.249 provinieron del régimen subsidiado y 5.802 del contributivo.

Piden garantías

Germán Loaiza, representante de los usuarios de esta EPS en Manizales, asegura que, más allá de las decisiones que se tomen, lo único que le exigen al Gobierno Nacional “es que nos garanticen el derecho a la salud, sin trabas ni problemas que pongan en riesgo la vida de los pacientes, como ha sucedido en diferentes regiones”, comenta el usuario.

Tal y como lo planteó el representante de los usuarios, y como lo dice Francisco Castellanos, director de la organización Defensa del Paciente, “el Gobierno y las organismos de control deberán hacer todo para garantizar que los usuarios reciban atención de calidad y sin trabas”.

Dina Grajales, representante de la Asociación Colombiana de Hipertensión, respaldó este llamado, y destacó que los afiliados se están sintiendo “como si fueran pelota de ping pong, de crisis en crisis”, y recuerda lo que pasó con Saludcoop, que desencadenó en Cafesalud y terminó en Medimás, aunque habrá qué esperar cuáles EPS los recibirán.

Lo que viene

Frente a esto, el procurador les respondió que esa es, por ahora, la única prioridad, y que se esforzarán en que así se cumpla.

“Mañana –hoy– nos reuniremos con el Ministerio de Salud, la Supersalud, y los representantes de las EPS del país, para que, de acuerdo con lo que nos diga la Superintendencia, sean absorbidos por las mejores EPS”, dijo Carrillo, quien además destacó que Medimás está “en la obligación de continuar con los servicios y la atención de los usuarios. No es que esta noche –ayer– dejen de atender, aunque si lo hacen, para eso estamos nosotros, para sancionarlos porque esa es su obligación”.

Este diario buscó, a través de la jefatura de prensa de Medimás, una respuesta frente a la decisión, pero no hubo pronunciamiento alguno; no obstante, se conoció que interpondrán recursos judiciales para intentar frenar la decisión y mantenerse como EPS de los 4,2 millones de afiliados.

Este es el resultado de las irregularidades que denunció la Procuraduría desde el comienzo, cuando dijo que Prestasalud no estaba en capacidad para dar vida a Medimás.

Contexto de la Noticia

De acuerdo con los consultados para este informe, lo que pasó este miércoles era una crónica de una muerte anunciada, teniendo en cuentas las diversas dificultades a las que se vieron expuestos los afiliados durante los 14 meses de labores de esta EPS. Para Luis Hernández, doctor en Salud Pública y docente de la Universidad de los Andes, la venta de Cafesalud estuvo mal hecha desde el principio, dejando en riesgo a los 5,6 millones de usuarios con los que empezó en agosto de 2017. “Medimás no tenía el soporte administrativo ni técnico-científico para realizar la gestión del riesgo de estos usuarios”.

· La Procuraduría reveló algunas de las deudas halladas durante el proceso de vigilancia.

· Por cancelación de contratos de arrendamiento: 32.240 millones de pesos, más intereses.

· Por cronograma de pagos a Cafesalud: 74.101 millones de pesos, más intereses.

· Por compra de acciones de Esimed, que servía de operador de clínicas y hospitales: 17.500 millones de pesos, más intereses.

· En total, por incumplimientos económicos, Medimás sumó 125.000 millones de pesos, más intereses.


Powered by