cultura | Publicado el

¿Cierra sus puertas otra librería en Medellín?


La Librería Científica tuvo varios puntos de venta. Ahora clausura el de Unicentro y solo queda el del Edificio del Café. FOTO archivo

La Librería Científica no se ha acabado, como han dicho algunos y se ha replicado en redes sociales, aunque sí ha cambiado. Y mucho. No será como se ha conocido hasta ahora.

Rueda una noticia de que esta firma, con más de 52 años de historia, cerraría las penúltimas puertas que le quedan abiertas, las de Unicentro. Sin embargo, esta no es una realidad que confirme la representante legal y gerente, Gloria María Donado.

En esa sucursal están vendiendo los libros que quedan en sus estantes, durante julio, con el 50 por ciento de descuento. Son textos de literatura, ciencia, humanidades, pedagogía y filosofía.

Gloria María no lo confirma, pero los hechos hablan por sí mismos: con el cierre de la sede de Unicentro, no quedan puntos de venta: esas tiendas con volúmenes desde el suelo hasta el techo, en las que la gente entra, mira libros, pregunta por otros y compra alguno.

“Lo que sucede en la Librería Científica es un redireccionamiento de la actividad. El nombre sigue en el mercado. Nuestro fuerte —explica— más que los puntos de venta, ha sido las ventas al sector público: alcaldías, universidades, colegios... y en ese seguimos”.

En 2015 esta cadena librera cerró los puntos de venta del pasaje Boyacá, junto a la iglesia de La Candelaria, y la Librería Nueva, del Pasaje Junín. Y ya había cerrado otros 10.

En esa ocasión, la gerente explicó a EL COLOMBIANO que cerraron por el deterioro del Centro: “Ya era muy difícil, porque la Científica estaba en el pasaje de La Candelaria, que está lleno de pornografía. Afuera hay 13 punticos de libros piratas callejeros, entonces ese no era el espacio. La Nueva estaba en Junín, y realmente también fue por el alto costo del arriendo, y adicionalmente sabemos toda la problemática del libro, ya la gente no lee, la piratería, las fotocopias, el libro virtual. Hay competencia desleal. Se hizo cada vez más difícil”.

En conclusión, sí cerraron este punto de venta, aunque vayan a vender libros de otra manera. No al público general.

Otras que ya no están

El cierre paulatino de las sedes de la Librería Científica se suma a los de La Continental, de Rafael Vega Bustamante, en la Avenida Primero de Mayo con Palacé; la Aguirre, del periodista Alberto Aguirre, situada en Maracaibo; la Dante, en El palo con la Avenida Oriental, y Mundo Libro, en La Playa.

¿Por qué decimos que las de Unicentro son las penúltimas puertas de la Científica? Porque hay otras en una sede ubicada en el piso 20 del Edificio del Café. Allí están las oficinas y hay venta de libros.

52

años tiene la Científica. Hernando Donado la inició el 13 de febrero de 1965, en El Palo con Ayacucho.

Contexto de la Noticia

· Al pie de la letra está en Suramericana, atendida por Blanca Melo. Abrió otra en el edificio del Museo de Arte Moderno de Medellín, en Ciudad del Río.

· Exlibris, de Gloria Melo, tiene su sede en el barrio Carlos E. Restrepo, cerca a la Biblioteca Piloto.

· El Acontista, atendida por Alejandra Cifuentes, está situada en el sector del Parque del Periodista, en el Centro.

· Grammata Textos, de Wilson Mendoza, tiene su sede en el sector del Estadio.

· Librópolis, en el centro comercial Unión Plaza, en el Pasaje Junín, Centro.


Powered by