entretenimiento | Publicado el

Celebrar la vida en pasarela


FOTO colprensa

La invitación de esta edición de Colombiamoda es a jugar, pero no cualquier cosa: un nuevo juego. El mensaje para el gremio de la moda en Colombia es evolucionar y adoptar nuevas metodologías para conquistar el corazón de un consumidor que cambia y se actualiza. Una propuesta por ser versátiles y entender esa velocidad de cambio. El tiempo es un desafío que obliga a actuar con dinamismo y a poner las fichas del ‘juego’ en el lugar y el momento adecuado. “Nuestra arma más valiosa es el conocimiento y la actualización, constantes infalibles para generar transformaciones empresariales de alto impacto”, explica Luz Adriana Naranjo, directora de transformación estratégica de Inexmoda..

Son tres días para las creaciones de los diseñadores y los negocios. Hasta el jueves se puede disfrutar de la que es considerada la feria de moda más importante de Colombia.

Contexto de la Noticia

Tres semanas le trabajaron a ese vestido y cuando se lo iban a poner al maniquí para probarlo, no hubo cómo: no le habían puesto cremallera. Jorge Duque se ríe. Hasta eso les puede pasar. Siempre hay ocho o diez vestidos que no alcanzan a desfilar. Eso hace parte del proceso, del aprendizaje, de la vida que pasa mientras crean.

En los últimos días Jorge Duque ha pensado en celebrar, en recordar que la vida es frágil, que se puede acabar de pronto.

Su mamá y su pareja estuvieron en cuidados intensivos, casi al tiempo, y eso lo conmovió, le recordó que no hay nada realmente seguro y que mejor estar agradecido, y vivir.

—Desde la moda –dice– podemos crear lenguajes e invitar a la gente a que disfrute el momento de la vida.

El hospital hace parte de su inspiración. De ahí vienen los aceros, los vidrios, la química, los colores fucsia, el dorado, el tornasol, que es como se imagina el color de los ángeles.

—Es un poco hablar de eso, de que al final del día buscamos el bienestar. Me puse a pensar que en este laboratorio que voy a crear, de qué color sería el alma. Y quiero retratar el alma en los vestidos, me fui por los camuflados atornasolados, unos materiales en cristal divinos, de lancha de acero. Es una colección fría e igual muy etérea.

A Jorge le ha gustado experimentar con los materiales, siempre. Esta vez fue el pvc, que fundió con cuero, y tiene telas de acero y nylon, transparentes como una organza, las describe él, y muy livianas. Además hay prendas reflectivas y vidrio pegado con gel a los corsés.

Brillar

Al diseñador que nació en Envigado, que vive en Bogotá, que muchos lo recuerdan por haber ganado el reality Project Runway, además lo inspiró el pop art, el edificio Atomiun, en Bruselas, y la obra del artista abstracto Oskar Fischinger.

Quiere plantear la idea de arquitectura molecular.

—La vida funciona como un ejercicio químico –precisa él– y a través de las moléculas y sus disposición, ella se manifiesta de muchas maneras.

Quiere evocar la imagen de los laboratorios, de los hospitales. Las siluetas, cuenta, hacen pensar en los valores del proceso de destilación, los tubos de ensayo.

El año pasado fue el tango y con esa idea abrió Colombiamoda. Este 2017, además de celebrar la vida, no se aleja de su adn, celebrar la mujer.

—No puedo percibir la mujer desde un lugar oscuro o triste, yo festejo eso todo el tiempo, la feminidad. Vestidos que sean herramientas para ser única y especial. Mis diseños tienen que tener esa nota de diversión y de empoderamiento femenino. Yo pertenezco al lugar del hiperfeminismo.

Son 28 salidas, aunque pueden ser 30. Han sido cuatro meses de trabajo, de encontrarse con la vida misma diciéndole que una pasarela es el momento de celebrar, de contagiar a los demás.

Ahí vuelve Jorge Duque a su ciudad. Porque aunque trabaje en Bogotá y su taller esté en Bogotá, su ópera prima es en esta ciudad, en su patria chica, dice. Será a las 7:00 de la noche, el miércoles, cuando ese mundo, en la pasarela 1, en Plaza Mayor, se vuelva un laboratorio.

Diego Guarnizo y María Luisa Ortiz son los protagonistas de Soy, una de las pasarelas de esta noche en Colombiamoda, que narrará la historia de Rosa María, un personaje imaginario. Guarnizo explica que la inspiración se da por varias razones: “Yo hago televisión y mi mundo es el de la telenovela y eso me inspira a inventarme historias. Rosa María es una inspiración de Michelle y de Modo Rosa y ahí decidimos llamarlo así. Es un trabajo esperanzador, generoso y lleno de vida y a eso le sumamos la honestidad de María Luisa y mía. Yo quería aportar a algo así y con este ejercicio ya di un primer paso para ser inspiración para muchos diseñadores, para que abran su corazón, sus talleres, que todos trabajemos en llave. Aquí se unieron tres fuerzas poderosas: el Éxito, Modo Rosa y su obra social para que las mujeres se cuiden, y nosotros chiquitos, María Luisa y yo”.


Powered by