Seguridad | Publicado el

Carro de Uber fue quemado en Bello


Un supuesto panfleto circuló en redes sociales y Whatsapp la semana anterior. FOTO CORTESÍA

Este sábado en la madrugada, justo antes de regresar a su casa, un conductor de la aplicación Uber fue agredido por sus dos pasajeros, que le prendieron fuego al carro en una calle del municipio de Bello.

El conductor, cuya identidad se mantiene bajo reserva, contó que los hombres solicitaron el servicio en el mall de Niquía y le dijeron que querían ir al Parque Lleras, pero que antes querían pasar por unas amigas al barrio Santa Ana.

Eran dos hombres y a mi no me parecieron muy bien vistos, les vi la cara de taxistas”, dijo el hombre. Según su testimonio, al llegar al barrio los hombres le pidieron meterse por una zona específica. “A mi me pareció maluco, pero arriba habían unas casas, entonces pensé que íbamos para allá”, agregó.

Cuando iban por la carrera 56A con calle 43, a las 2:20 a.m., los dos hombres le exigieron detenerse. El conductor asegura que pensó que habían aparecido las mujeres, y miró a su derecha. “Pero a la izquierda me salió un ‘man’ encondido detrás de un arbusto. Me quitaron las llaves del carro y ahí mismo gritaron: ‘bajate’, ‘bajate’”, narró.

El conductor explicó que el hombre que apareció entre los arbustos llevaba un frasco con líquido, probablemente gasolina, que roció sobre el carro después de romper el vidrio de atrás, para luego prenderlo.

“Yo no sabía que hacer, yo corría como un loco, gritaba, pedía auxilio, pero fue imposible. Un señor me prestó un extintor y ya las llamas estaban demasiado altas entonces me toco fue ver cómo se consumía el carro (...) Yo dependía del carro, trabajaba con él”, agregó con voz entrecortada, antes de confirmar que su vehículo no estaba asegurado.

¿Amenazas contra conductores?

El coronel Juan Rodríguez, subcomandante de la Policía Metropolitana, aseguró que ya se adelanta la recolección de material probatorio para tratar de identificar a los responsables. “Tenemos al afectado con la Policía Judicial para esclarecer el hecho. Se verifica si en el sitio hay cámaras y testigos”, indicó.

La semana anterior, a través de Whatsapp, se difundió la imagen de un supuesto panfleto en el que se anunciaba una “limpieza social de Uber, Cabify y el transporte ilegal en el área metropolitana”.

El supuesto panfleto fechado en junio de 2017 -cuya veracidad no ha sido confirmada por las autoridades- asegura que “a partir de la fecha y en este año 2017 no vamos a responder por los vehículos que tengamos identificados como Uber y Cabify (...) Coja sus carros y déjelos de particulares o se los destruiremos y no se responderá por ocupantes, usuarios y conductores, afectados en estas acciones”.

Tres gremios de taxistas de Medellín, entre ellos Fuerza Amarilla, Mancha Amarilla y Taxistas Unidos de Medellín, aseguraron que ninguno de sus integrantes conoce la autoría del panfleto. “Ese no es nuestro método para operar contra la ilegalidad”, dijeron.

El coronel Rodríguez no aclaró si los hechos tienen relación con el supuesto documento y se limitó a declarar que “todas las informaciones son sujeto de verificación”.

Uber, hasta el momento, no se ha pronunciado sobre el ataque.

Un supuesto panfleto circuló en redes sociales y Whatsapp la semana anterior. FOTO CORTESÍA
Un supuesto panfleto circuló en redes sociales y Whatsapp la semana anterior. FOTO CORTESÍA

Powered by