Negocios | Publicado el

Baja consumo de carne de res en Valle de Aburrá ante temores por fiebre aftosa


Debido a un menor consumo de carne de res por temores de los consumidores, vendedores antioqueños están optando por bajar el sacrificio de ganado, para evitar pérdidas. FOTO Jaime Pérez

Aunque la oferta y los precios de la res en carnicerías del Valle de Aburrá se mantienen estables, algunos vendedores indican una reducción de hasta un 30 % en las ventas, debido a temores infundados de los compradores, desde que se conoció el foco de fiebre aftosa en el municipio de Tame, Arauca.

“Hace dos semanas, comenzó a reducirse el consumo de carne de res porque la gente siente miedo y cree que la carne es tóxica. Por eso, muchos clientes han optado por comprar cerdo, como quienes tienen ventas de tamales”, afirmó Ómar Velásquez, administrador de Maxicarnes La Rioja.

A pesar de que los precios bajaron en la última feria y se ha transmitido esa reducción a los consumidores, estos prefieren no llevar carne de res.

Velásquez afirmó que recortarán el sacrificio en un 30 % y controlarán la rotación de su ganado. Un 60 % de la carne que venden proviene de Apartadó, Urabá, y el porcentaje restante la compran en la feria de Medellín. Por tanto, se verá obligado a despedir personal, “porque los gastos fijos siguen siendo los mismos”.

La menor venta de res se reforzó por el brote detectado en Cundinamarca, el lunes pasado, incluso cuando no es transmisible a humanos y, por tanto, no debe afectar el consumo de carne y leche, ha insistido el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri.

Entre tanto, hay cuarentena del ICA en cuatro municipios antioqueños: Puerto Triunfo, Puerto Nare, Puerto Berrío y parte baja de Sonsón.

“Si se inmovilizan los ganados en otros municipios y veredas, habrá menos oferta de ganado en la feria y aumentarán sus precios, afectando el consumo de los clientes”, explicó Humberto Rendón, propietario de Carnes La Sabanera, en la Plaza de Mercado de Envigado.

Por su parte, el gerente de la Feria de Ganados de Medellín, Jorge Mario Escobar, indicó que “el impacto sobre los precios se comenzará a observar desde el próximo lunes”.

Precios se mantienen

Entre tanto, el supervisor de venta de AP3 Carnes, Óscar Vélez, dijo que “seguimos con precios estables y hasta el momento nuestras ventas no han bajado. Pero, los proveedores están ofreciendo la res a menor precio, por menores exportaciones de ganado”.

Comentó que las carnes finas, como el solomito y la punta de anca siguen con un precio de entre 12.000 y 12.500 pesos por libra, las carnes pulpa a 9.000 pesos y las carnes gordas a 6.600 pesos.

Dos carnicerías en la plaza de mercado de Envigado y dos distribuidoras más en la Central Mayorista de Antioquia también dijeron que los precios se mantienen, por tanto, invitaron a que la gente no se deje “meter cuentos”, tenga claro que la aftosa no afecta a los humanos y no sea víctima de un “brote” especulativo de precios, alegando escasez, por parte de algunos comercializadores

30 %

ha bajado el consumo de carne de res en últimas semanas: carnicerías.

Aunque la fiebre aftosa no representa ningún riesgo para el consumo humano de carne, leche y huevos, algunos consumidores, en detrimento de las carnicerías, ha optado por evitar su compra.

Contexto de la Noticia

Consumidores finales observarían precios más bajos de la carne de res, por un represamiento del producto de origen animal en el país, luego de que varios países le cerraran las puertas a Colombia, por el foco y el brote de aftosa detectados.

Los comercializadores de carne de res mantienen ahora la misma oferta, pero venden menos y a un menor precio. Además, al proyectar un menor sacrificio por menor consumo, deben también reducir gastos asociados con la nómina.


Powered by