Antioquia | Publicado el 9 de January de 2018

Asamblea antioqueña quiere salvar a Savia Salud

El presidente de la Asamblea, Santiago Martínez (izq), y el expresidente Bayron Caro (der) hablaron con EL COLOMBIANO sobre los retos y tareas de la corporación. FOTO jaime pérez

Óscar Andrés Sánchez Á.

El pasado 22 de diciembre, cuando ya la mayoría de los antioqueños estaban en fiestas de fin de año, la Asamblea aprobó en sesiones extraordinarias la Ordenanza que creó la Institución Universitaria Digital de Antioquia, una de las banderas del actual gobernador, Luis Pérez, y que, según su expresidente, el diputado Bayron Caro (Partido Conservador), liberará cerca de 30.000 cupos en instituciones de educación superior.

Ese día también se dio luz verde a la conformación de una entidad descentralizada que pondrá en marcha el parque ambiental y ecológico de deportes a motor. En total durante 2017 la Corporación aprobó 75 proyectos y otros siete quedaron en discusión. Pese a varios debates fuertes, la coalición de Gobierno se mantiene con los mismos 16 diputados.

EL COLOMBIANO dialogó con Caro y con Santiago Martínez, el nuevo presidente, quien tomó posesión la semana pasada. Este último nació en Sucre, se crió en Córdoba, y desde 1973 vive en Medellín, donde fue concejal por cinco periodos.

¿Cuáles fueron las principales ordenanzas que aprobó?

Caro: “Entre las más importantes, la de los flujos futuros de Hidroituango, que van a hacer posible un 1,3 billones de pesos para el Ferrocarril de Antioquia y la Universidad Digital. Este año empieza a funcionar la primera turbina de la presa, que generará energía y recursos. También fuimos a Bello a ver el avance de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, que está atrasada. Ayudará a descontaminar el río de Medellín. Los políticos tenemos que comprometernos con el medio ambiente”.

¿Cuáles serán los grandes proyectos de la Asamblea?

Martínez: “Hay que modificar el reglamento interno. La Asamblea no puede tener publicidad en las curules. Ningún elector votó para que uno ponga propaganda en la curul, entre otras cosas que se pueden reglamentar”.

¿Se refiere a la bancada del Centro Democrático (CD)?

Martínez: “No es solo el CD, sino los animalistas, las curules no son para esas cosas, para la arquitectura y estética del recinto tampoco se ve bien. Ese respaldo debe ser más desde el corazón o las ideas y no de un papel. Tenemos que hacer modificaciones, porque en las comisiones permanentes no tenemos cómo grabar. No tenemos la colectividad con los municipios, pero hay un proyecto”.

¿Qué tanto ejecutó o gestionó la Asamblea en 2017?

Caro: La Asamblea no tiene recursos, solo maneja 90 millones de pesos. Lo que hemos hecho en la historia es por gestión. En la conectividad con los municipios del Valle de Aburrá el Área Metropolitana va a ayudar con 1.700. Ya está hecho.

¿Por qué se va a diferenciar su presidencia?

Martínez: “Tendremos mucha capacitación. Vamos a hacer el encuentro nacional de diputado, de la mano de la U. de Medellín. De igual manera, queremos seleccionar unos problemas, como la salud, que no es del departamento o de la ciudad, sino de ambos, particularmente con Savia Salud, que tiene 1,6 millones de afiliados. Ya hay un estudio que hizo Proantioquia, vamos a hacer una sesión conjunta con expertos para mirar si el Gobierno debe intervenir o si buscamos socios. Queremos dialogar con el GEA, con el alcalde de Medellín y las fuerzas vivas para trabajar de manera articulada por el desarrollo”.

Los grandes proyectos de esta administración siguen en papel, ¿no hay demora ya en empezar la ejecución?

Caro: “Siempre habrá demora, y como hablamos con el gobernador, el hecho es avanzar, porque en lo público todo es muy complejo. Haber conseguido el visto bueno del Ministerio para la universidad digital no fue fácil. Si fuera por la Asamblea y el gobernador ya el Ferrocarril estuviera caminando. Lo más importante es ir avanzando, no está solo en el papel, sino todo lo que hay que hacer para que algo funcione. Vamos bien, el gobernador ha sido fuerte y exigente en el proceso, solicitando celeridad”.

¿Qué cree usted que se debe hacer frente a Savia Salud?

Martínez: “No se debe liquidar, porque se agudiza la crisis hospitalaria en el departamento. Hay que mantenerla, aunque sostener una empresa que al año da más de 200 mil millones de pesos en pérdidas es muy complejo. Savia Salud es una niña, que está para recibir y para dar. Tiene que ser una empresa con auditorías reales. Savia recibe las facturas de las clínicas que atienden sus afiliados, pero tiene que revisar si eran procedimientos necesarios, porque no se les puede regalar la plata a los particulares”.

¿Qué va bien y que no
va bien en el gobierno de Luis Pérez?

Caro: “Vamos bien en los proyectos con Ferrocarril de Antioquia y Universidad Digital, en la placa huellas de los campesinos, y vamos mal en el proyecto de Savia Salud, con pérdidas de 700 mil millones de pesos a hoy. Cuando esta nació Proantioquia le entregó a diputados estudio de prefactibilidad, que daba pérdidas en los dos primeros años, por eso el gobernador, el alcalde y el gerente de Comfama pidieron que evaluara qué pasó, para mirar qué medidas se toman”.

Martínez: Vamos muy bien en vías terciarias, 600 kilómetros, y la meta en los cuatro años eran 1.000. En diciembre pasado se tenían contratados otros 200. Vamos bien en el mantenimiento de las vías secundarias, pero va mal el Instituto Agropecuario, que tiene los instrumentos, pero no vemos la apuesta con los campesinos.

¿Cuántas sesiones descentralizadas alcanzó a hacer?

Caro: “Hicimos seis sesiones y en todas hubo acompañamiento del Gobierno departamental y diferentes solicitudes frente a problemas locales y regionales. Estuvimos en Jardín, Concordia, Necoclí, Belén de Bajirá y El Peñol. Por ejemplo, en este último se habló de la propuesta del gobernador de hacer la doble calzada entre Marinilla y Guatapé, pero al final el departamento dijo que solo a una calzada, pero los alcaldes están pidiendo que se haga de una vez en doble vía”.

¿Cuántas sesiones descentralizadas proyecta hacer en 2018?

Martínez: “Las sesiones descentralizadas van mucho de la mano de las realidades que afrontemos. No tengo el número, porque debemos reunirnos la Mesa Directiva para medir también los intereses de nuestras comunidades, porque no es lo mismo hacerla en Nechí que en Itagüí, a esta última sirve más. Pero también descentralizar es ir a un barrio de Medellín, o a EL COLOMBIANO”.

En un informe de EL
COLOMBIANO el domingo pasado, se cuestiona el costo beneficio del programa ‘El gobernador en la noche’, ¿qué opina?

Martínez: “Tengo una visión positiva de este, porque gobernar es comunicar, y si el gobernante no sale a decir que está haciendo, aumentan las críticas. Es mejor que el gobernador se manifieste y la gente también. Es una gran inversión”.

Caro: “Está empoderando a un secretario y se va con oferta a los municipios, lo veo positivo, pero hay que evaluar los costos, porque hay unos programas con 20 y 30 personas y la gente no sale. En otros la gente sí participa. Hay que evaluar, porque hay municipios muy lejanos y la gente es del campo y no llega, pero allí es donde hay que hacer presencia porque también son antioqueños. No podemos criticar a otros gobernadores por esos gastos y hacer lo mismo”.

Contexto de la Noticia

Jaime A Carrión
Docente Ciencia Política U. Nacional
Durante el 2017, a pesar de la excepcional capacidad de sus directivos, la Duma antioqueña desmejoró significativamente su liderazgo. La credibilidad de la ciudadanía en ella se encontró afectada cuando la corporación se vio inmersa en escándalos públicos, los polémicos homenajes a políticos y artistas son sólo una muestra de ello. De cara al 2018, los antioqueños esperan acciones contundentes que contribuyan en la superación de la pobreza y la implementación del proceso de paz que requiere claramente reformar el Plan de Desarrollo.

Otras Noticias