Antioquia | Publicado el

El padre Óscar Alberto Ortiz fue absuelto de liderar combo en El Limonar y está libre

Compartir    Twittear    Google+
         

Un juzgado de Medellín le dictó sentencia absolutoria al sacerdote Óscar Alberto Ortiz Henao, párroco de la iglesia San José del barrio El Limonar, corregimiento de San Antonio de Prado, quien había sido detenido hace dos años y acusado de liderar un combo delincuencial en ese sector.

El sacerdote recuperó su libertad la noche de este viernes luego de que un juez le dictara sentencia absolutoria la semana pasada de los cargos de concierto para delinquir con fines de homicidio y desplazamiento forzado, como parte del combo de El Limonar, también conocido como "los Desmovilizados".

"La gente está muy contenta porque fue un caso injusto el que afrontó por unas falsas acusaciones. Es una persona muy querida por la mayoría de la comunidad. Él tuvo detractores por en este sector donde había mucha violencia por la disputa de combos, él intervino personalmente con los miembros de los combos para que no dañaran a la comunidad o incluso para que soltaran a personas que retenían", dijo un habitante de este barrio.

Para este domingo la comunidad de El Limonar que lo defendió desde el inicio del proceso judicial en su contra programó un recibimiento para el sacerdote, que incluye una marcha a las diez de la mañana entre el parque de Ditaires y la iglesia San José de El Limonar. Allí se espera que el padre celebre una misa.

La Fiscalía apeló la sentencia absolutoria por considerar que existen pruebas de que hizo parte por de un grupo delincuencial dedicado a cometer homicidios, extorsiones y desplazamiento forzado de personas. El ente acusador expuso durante el juicio testimonios de habitantes del mismo sector que señalaban al padre de connivencia y de ordenar asesinatos y desplazamientos perpetrados por el combo delincuencial conformado por algunos desmovilizados del bloque Cacique Nutibara de las autodefensas. Al menos 10 miembros del combo fueron condenados por este mismo caso.

Durante los dos años que duró este proceso judicial Ortiz Henao permaneció recluido en una casa-finca de la curia arquidiocesana. Fue capturado el 19 de abril de 2010 en el mismo sector donde se desempeñaba como párroco.

1 de 45 artículos | Siguiente »