Internacional | Publicado el

Turquía acusó a la Unión Europea de intolerancia y de ignorar sus reformas

Compartir    Twittear    Google+
         

Turquía acusó este lunes a la Unión Europea de tener actitudes intolerantes y parciales frente a su candidatura para ingresar al bloque, y la culpó por socavar la confianza pública turca.

El Gobierno turco criticó el último reporte de la Comisión Europea sobre sus progresos para obtener la membresía de la Unión Europea y publicó su primer informe sobre el proceso en el que destacó las reformas en el país del último año.

Turquía inició las negociaciones en el 2005, pero éstas se estancaron debido a una disputa sobre Chipre, el dividido Estado isla que no ha sido reconocido por Turquía, y por la oposición de Francia y Alemania, miembros clave del bloque.

Pese al menguante apoyo público para integrarse a la Unión Europea, Turquía ha continuado presionando para incorporarse a la unión y ha dicho que desea concretarlo antes del 2023, en el centenario de la fundación de la República de Turquía.

"Observamos que el Reporte de Progresos de Turquía de este año fue opacado por más actitudes subjetivas, parciales e intolerantes", dijo el ministro turco de Asuntos de la Unión Europea, Egemen Bagis, en un comunicado que acompañó al informe turco de 270 páginas.

Bagis dijo que era inaceptable que el reporte de la Comisión Europea publicado en octubre haya ignorado las "valientes" reformas llevadas a cabo por el país en el último año y que esto minaba la confianza opinión pública turca en la Unión Europea.

Un sondeo reciente del Fondo Marshall de Alemania, un centro de estudios, encontró que una mayoría de turcos ven negativamente a la Unión Europea, lo que ilustra el decreciente entusiasmo por la incorporación.

Turquía ha completado sólo uno de los 35 estatutos de política que cada candidato debe concluir para unirse a la Unión Europea.

1 de 46 artículos | Siguiente »