antioquia | Publicado el 2 de enero de 2018

Problemáticas urbanas y sociales de Apartadó pasan por su Centro y la calle 100

A la poca inversión y falta de acciones para recuperación, atribuyen líderes los problemas del centro. FOTO Róbinson Sáenz

Víctor Andrés Álvarez Correa

Trabajo informal, prostitución infantil, hogares abandonados, consumo de drogas, dificultades para que los adultos mayores aprovechen el espacio público y accidentes de tránsito confluyen en dos sectores del municipio de Apartadó, Urabá antioqueño: el centro y la calle 100.

Las problemáticas fueron reveladas tras un diagnóstico realizado por expertos suecos que, durante poco más de un año, han estudiado la dinámica urbana de la localidad e identificando soluciones para que en un futuro sea una ciudad inteligente.

El acompañamiento realizado hace parte del programa de Suecia, Symbiocity Colombia, por medio del cual se eligió a Apartadó entre 15 municipios del país para brindarle asistencia técnica y fortalecer su planeación hacia un desarrollo urbano sostenible.

Ximena García, enlace en Colombia del Gobierno Sueco, explicó que el criterio de selección tuvo como requisito que se tratara de ciudades que no tuvieran “más de 100.000 habitantes, que demostraran que se está presentando una dinámica de crecimiento fuerte y que tuvieran grandes retos”.

Además, agregó, se valoró el interés y disposición de implementar estrategias de transformación de las autoridades locales, así como el compromiso de destinar personas para el proceso.

García, explicó que el foco de trabajo ahora debe ser el centro, donde se evidencia una especie de caos con una mezcla de problemáticas que no permiten la óptima utilización del espacio. Allí se recomendaron obras de infraestructura y programas sociales con intervención urgente.

Al respecto, el alcalde de Apartadó, Eliécer Arteaga, afirmó que “nuestra meta es consolidar un modelo de ciudad organizada, con desarrollo y armonía con el medio ambiente, y mejor calidad de vida para todos nuestros habitantes”.

Así funciona el proyecto

La idea final de Simbiocity, según García, es identificar problemáticas y necesidades puntuales para proponer proyectos viables en corto y mediano plazo, con base en planes similares realizados en Suecia.

Enfatizó que la metodología es la simbiosis, entendida como un esfuerzo común para lograr abordar diversos problemas y retos.

“El programa, que comenzó a finales de 2016 y se desarrollará hasta finalizar 2018, busca realizar un trabajo en equipo en el que todas las áreas y dependencias de la ciudad se integren y, junto a las asesorías, se logren desarrollar planes de acción que beneficien la ciudad”, acotó.

Entre los puntos evaluados por los suecos estuvieron la calidad de vida, la sostenibilidad en temas económicos, ambientales y sociales.

Una vía mortal

Apartadó es el corazón de Urabá, con una creciente base empresarial y una dinámica urbanística. Su principal avenida, la calle 100, es punto neurálgico de tránsito de vehículos particulares y camiones. Allí, la cogestión es la misma que viven muchas arterias de las principales ciudades colombianas.

La Alcaldía local ya inició un trabajo en la calle 100 con campañas de seguridad en movilidad y existe una concesión de infraestructura vial para crear ciclorrutas.

“Apartadó puede llegar a ser una ciudad inteligente, eficiente y sostenible porque tiene algo que yo nunca había visto tan evidente en otras ciudades: la apertura mental y la capacidad de escuchar al otro, sin importar quién sea, lo cual posibilita proyectar y accionar en conjunto”, concluyó García..

Contexto de la Noticia

Wilson Berrío
Líder social de Apartadó
“Desde su inicio, el centro tradicional de Apartado (La Martina) no visionó la proyección de urbe que hoy tiene la ciudad y por tanto sus secciones viales no son las más adecuadas para la actividad comercial y los grandes flujos vehiculares y peatonales del sector. Tampoco se reservaron áreas de uso y disfrute público haciendo que sea hoy el cemento el que predomine en un entorno de gran aglomeración y altas temperaturas donde no existe modo de mitigar calentamiento con vegetación. Solo un parque existe en el centro. En la carrera 100 (Troncal Nacional Medellín - Turbo) la única diferencia está en que hay una mayor sección vial y en sus dos calzadas con separador central”.

Otras Noticias