Seguridad | Publicado el

Taxistas y policías dan la cara ante ataques con balín


FOTO CORTESÍA

Por lo menos cuatro conductores de Uber y seis ciudadanos -que no trabajan con ninguna plataforma de transporte- aseguran que fueron agredidos este fin de semana con pistolas de balines en Medellín.

Lee: Ciudadanos denuncian que también los atacaron a balín; y no son Uber

Todos los ataques ocurrieron en la noche o madrugada, y los conductores aseguran que solo había taxis en el sitio donde ocurrieron los hechos. Solo uno de ellos, Leandro Medina, reconoce que fue cercado por los conductores de servicio público que dañaron los vidrios y latas de su carro.

Por lo menos cuatro de estas personas recurrieron a la Fiscalía este lunes para denunciar los hechos, aunque pocos tienen las placas de los supuestos agresores.

EL COLOMBIANO consultó con las autoridades y los gremios de taxistas sobre los hechos citados. Esto fue lo que respondieron:

¿Qué ocurre?

Darío Duque, vocero de la Asociación Taxistas Presentes, aseguró que no conoce ningún caso de particulares atacados y que, por el contrario, tiene informes de 15 taxistas agredidos por supuestos conductores de la plataforma Uber. Incluso dijo que algunos de los agresores fueron capturados.

“Estamos en una guerra silenciosa en toda la ciudad, pero sobre todo en el sur. Los de Uber han dañado más de 15 taxis debido a las capturas que ha tenido la policía de tránsito con agentes, haciendo una labor direccionada por el Secretario de Movilidad, llamado Plan Choque, que está a cargo del capitán Mora (comandante de tránsito), el general Gómez (comandante de la policía metropolitana), el Viceministro de Transporte, con un grupo élite anti Uber para hacer cumplir la ley”, dijo.

Además: En una noche, 4 conductores de Uber fueron atacados a balín en Medellín

Duque señaló que como gremio están en contra de la violencia y de los actos que generen desorden, pero enfatizó en que Uber es una plataforma ilegal y que quienes se inscriben en ella “están violando la ley”.

“Las agresiones más que todo son nocturnas. Los Uber están andando armados porque ya no es secreto que tienen pistolas de balines. Y tenemos evidencia del ataque”, dijo y agregó: “Ellos se hacen las víctimas y nosotros como gremio y los medios de comunicación tampoco les pueden seguir el juego (...) Toda acción tiene su reacción, si la guerrilla se mete a un pueblo la policía reacciona, y si te vulneran los derechos constitucionales como el derecho al trabajo, ciudadanos inconformes reaccionan, pero no implica que sean taxistas”.

Freddy Escudero, vocero de la Asociación Taxistas Unidos, aseguró que de las denuncias solo conoce lo que se ha divulgado en EL COLOMBIANO. “No tengo conocimiento de personas que hayan sido víctimas o judicializadas”, apuntó.

“No hay denuncias”

El capitán José Mora, comandante de la Policía de Tránsito Metropolitana, aseguró que en la ciudad se adelantan operativos contra el transporte ilegal que no solo incluye las plataformas sin reglamentación como Uber o Cabify, sino también a particulares que prestan el servicio de colectivo.

“No hemos recibido denuncias por las agresiones que usted menciona ni conocemos de capturas. Sí hemos hecho operativos y ya llevamos 1.750 comparendos en toda el área metropolitana este año. Eso es un incremento del 120 por ciento, porque el año pasado fueron 682 comparendos”, dijo.

La Secretaría de Movilidad de Medellín aseguró que rechaza los actos de violencia e informó que en 339 operativos de control ha impuesto 2.686 comparendos por transporte ilegal.

La Secretaría de Seguridad aún no se ha pronunciado frente a las denuncias.

Ya ha pasado

Las agresiones con balines no son nuevas en la ciudad. A Yeinson González le dispararon en el Centro de Medellín: “Yo no soy Uber y me atacaron el la avenida Oriental, a la altura de la antigua clínica de Saludcoop. Me dieron dos impactos mientras recogía a mi mamá, peligroso porque donde un balín impacte a una señora como mi mamá, puede causarle hasta la muerte”. Eso fue el domingo 17 de septiembre a las 10:30 de la noche y después del incidente, lo denunció en la Fiscalía.

A Nicolás Henao le ocurrió lo mismo el pasado 23 de septiembre a las 10:20 p.m. en Bello, a la altura de los talleres de la empresa Metro.

Y en agosto pasado, EL COLOMBIANO recogió varias denuncias de ciudadanos que pasaron por lo mismo.

Lee: Disparos de balines, la preocupación de los conductores en Medellín


Powered by